Inicio / Deber de Información - Trato Digno / PADEC: Discriminación en la venta de entradas a Recitales

PADEC: Discriminación en la venta de entradas a Recitales

Existe una modalidad de preventa de entradas a recitales exclusiva para aquellos que tengan tarjetas de crédito de determinados bancos. Ofrecen la venta con algún descuento y en cuotas por término de 15 días excluyendo a los consumidores que no poseen estas tarjetas.

Esta diferencia en el acceso y a las condiciones de compra de las entradas infringe el artículo 8 bis de la Ley de Defensa del Consumidor. Todos los consumidores tenemos derecho a tener un trato equitativo y de igualdad de acceso a la compra de bienes y servicios sean cuales fueren los medios de pago.

Hay que tener en cuenta que la discriminación ocurre en tres niveles: se excluye a los consumidores que no tienen tarjeta de crédito en general, los que no son usuarios de determinada marca de tarjeta y aún si tuvieran esa marca tiene que coincidir también que sea de determinado banco emisor. El consumidor que no puede adquirir la entrada en la preventa puede hacerlo después de su finalización pudiendo acceder solamente a las ubicaciones sobrantes.

La empresa Fénix comercializa las entradas de cada recital sólo a través de una sola empresa de venta, principalmente a través de TopShow. Este servicio además no es gratuito, hay que agregar el costo adicional del servicio de venta y del envío en los casos de los consumidores no puedan acceder a los puntos de venta o distribución. La dificultad es mayor si los consumidores viven en el interior del país y por lo tanto sólo pueden adquirir sus entradas por teléfono o por Internet.

Con el patrocinio de PADEC se realizó una denuncia sobre esta irregularidad ante la Subsecretaría de Defensa del Consumidor de la Nación, que actualmente está en trámite.

En caso de que se te ocurra la idea de pedir a un amigo que te facilite una tarjeta de crédito para realizar la compra en la preventa tené en cuenta que los únicos que pueden recibir las entradas son los titulares de las tarjetas, presentando la tarjeta y su documento, tanto en el caso de ser envíadas por correo o retiradas en las boleterías u otros puntos de venta.

En todos los casos es conveniente leer con cuidado de manera crítica, los términos y condiciones que aparecen en las páginas web de las empresas.

Por último es importante aclarar que las operaciones de compra-venta pueden ser revocadas por el consumidor dentro de un plazo de 10 días a partir de la fecha que se realice la operación. En el caso de reclamo la productora es solidariamente responsable de las actividades realizadas por la empresa vendedora de tickets.

 07/10/10 Fuente: Padec Asociación Defensa del Consumidor

Sobre

Revisa También

Un libro de quejas on line que queda para siempre: cómo contrarrestar los comentarios negativos

Para el restaurador de California, Andrew Gruel, las malas críticas online exigen respuestas rápidas.