Inicio / Protección Datos Personales / Brasil: Las empresas de Internet y las telefónicas debaten la nueva ley de privacidad de datos

Brasil: Las empresas de Internet y las telefónicas debaten la nueva ley de privacidad de datos

20130716-082204.jpg

Las acusaciones a Estados Unidos por haber espiado informaciones privadas de millones de brasileños no lesionaron de forma grave la relación entre ambos países, pero sirvieron para iniciar una batalla con intercambio de acusaciones entre operadores de telecomunicaciones y proveedores de acceso a internet que actúan en Brasil.

En el centro de las intrigas está la nueva legislación sobre internet, una propuesta que pronto votará el Congreso.

En una entrevista a Valor, el presidente del Sindicato Nacional de Empresas de Telefonía y Servicio Móvil Celular y Personal (SindiTelebrasil), Eduardo Levy, criticó duramente la propuesta y dijo que el Legislativo se prepara para aprobar la “Ley de Google”, asegurando que el texto privilegia la actuación de empresas que ofrecen servicios (aplicativos) por internet, mientras inhibe la acción de las compañías de telecomunicaciones.
En la práctica, lo que está en juego es la pelea por el espacio para garantizar la oferta de servicios y publicidad por la red. “Es una mala propuesta. Mientras favorece a proveedores de servicios como Google, retira a las operadoras los pocos datos que pueden guardar actualmente. No puede existir asimetría. Si un proveedor puede, una empresa de telecomunicaciones puede”, dijo Levy.

Los operadores argumentan que las únicas informaciones que guardan de sus usuarios son los números de teléfono, fechas de llamadas y la duración de cada una. Son los mismos datos que se discriminan en la cuenta mensual de cada consumidor. El contenido de las conversaciones y de los mensajes de texto solo puede grabarse si hay un pedido judicial. Pero los proveedores tienen acceso, por ejemplo, a los datos internos de mails de usuarios, para utilizar comercialmente esas informaciones a través de propaganda, acusó Levy.

“Puede probarlo. Si te envío hoy un mensaje por Gmail (servicio de mail de Google), diciendo que quiero viajar a Buenos Aires, por ejemplo, en el siguiente voy a recibir en mi página la oferta de paquetes de viajes a Argentina”, afirmó.

Las empresas de telecomunicaciones están preocupadas con dos cambios previstos en el texto del proyecto. El primero llamado “neutralidad de la red”, que termina con la posibilidad de que la operadora haga, por ejemplo, la gestión del tráfico de datos de los usuarios, una acción que permite privilegiar el desempeño de un servicio en detrimento de otro.

El segundo cambio, que tiene que ver con la privacidad, prohíbe a las empresas de telecomunicaciones almacenar las direcciones de internet (logs) a las que acceden los usuarios y la dirección de su computadora (IP). La resistencia de las operadoras para abandonar esas informaciones se vincula con el uso comercial que pueden darle a esos datos, ofreciendo productos a partir del comportamiento al navegar por la red.
“No queremos leer el contenido de los mensajes de nadie. Hoy un proveedor tiene derecho a espiar los mensajes de brasileños y de enviar esos datos fuera del país, mientras existe una ley de privacidad que prohíbe ese acceso, pero que no se respeta por los términos de condición de uso”, explicó Levy.

Marcel Leonardi, director de políticas públicas de Google, rechaza esas acusaciones. Sobre la lectura del contenido de mensajes de Gmail, afirmó que el tema se debatió en muchos países y que todos concluyeron que se trata solamente de otra prestación de servicios de la empresa, que se basa en un sistema de inteligencia, y que no se espían informaciones particulares. “Eso es una tontería”, dijo Leonardi, y agregó que el tema fue analizado por varios organismos de EE.UU. y la UE.

“Es un tema superado, una falsa polémica. Toda publicidad online funciona así. Gmail es un servicio gratuito. Son los anuncios que bancan ese servicio. El usuario hace ese intercambio. Si no acepta, puede utilizar una versión paga de Gmail, sin publicidad y con más espacio de almacenamiento”, afirmó Leonardi.

El ejecutivo acusó a las empresas de telecomunicaciones. Según Leonardi, las operadoras estarían espiando la vida de los usuarios, a través de un sistema conocido como “Phorm”. Desarrollado por una empresa inglesa, ese sistema registra cada paso que el usuario da en internet. Estados Unidos y Europa prohibieron ese programa. En Brasil fue analizado por el ministerio de Justicia y la Secretaría de Defensa del Consumidor, que constataron que viola la privacidad del usuario.

17/7/13 Fuente: Cronista Comercial

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Fallo sobre responsabilidad de buscadores en “Google y Yahoo”: 12+1 puntos

La Corte Suprema de Justicia falló a favor de los buscadores de internet Google y …