Inicio / Bioética / Advierten que no existen tratamientos aprobados con células madre para la Esclerosis Múltiple

Advierten que no existen tratamientos aprobados con células madre para la Esclerosis Múltiple

20131029-185405.jpg

Del joven Axel Pérez Watskin para acceder al dinero para someterse a una operación en España para mejorar su EM, lo cual es totalmente inaceptable porque estos tratamientos deben ser totalmente gratuitos», destacó.

El especialista contó que durante los últimos años se promovió también la intervención quirúrgica para corregir obstrucciones venosas en los pacientes con EM, aunque «lamentablemente carecen de una metodología científica adecuada y sólo sirvieron para generar falsas expectativas».

«Debe quedar muy claro que la cirugía no representa una modalidad de tratamiento para esta enfermedad; sólo podría hablarse de algún tipo de cirugía en el caso que existiera alguna secuela que pudiera corregirse quirúrgicamente, aunque los casos son muy puntuales y escasos», precisó.

El especialista consideró que «es importante aclarar estos puntos» ya que «cientos de pacientes con formas evolutivas de su enfermedad y sin opciones de tratamiento se aferran a falsas expectativas, con el consiguiente impacto psicológico y la erogación de importantes e innecesarias cantidades de dinero».

Correale enfatizó la importancia de recurrir a médicos especializados para recibir un tratamiento adecuado, y recordó que «casi todas las drogas que se pueden utilizar contra esta afección se encuentran disponibles hoy en el país».

La EM es una enfermedad inmunológica crónica y discapacitante que afecta al sistema nervioso central, en especial en personas de entre 18 y 40 años y sobre todo en mujeres. Si bien su etiología permanece sin esclarecer, se ha avanzado notablemente en el conocimiento de su historia natural, síntomas y tratamientos y se ha comprobado que es necesario un equipo médico multidisciplinario para lograr el beneficio del paciente. Los síntomas más frecuentes son pérdida de la visión, visión doble, trastornos de equilibrio, pérdida de fuerza en un brazo o pierna, trastornos esfinterianos, vértigos, sensación de hormigueos o cosquilleos.

«Una parte relevante de este compromiso involucra al médico de cabecera, quien debe explicar la importancia de no discontinuar el procedimiento y aclarar dudas respecto a los efectos adversos», concluyó Giachello, quien destacó que gracias a los tratamientos disponibles en la Argentina “en los últimos 15 años ha mejorado notablemente la calidad de vida del paciente”.

29/10/13 Fuente: Mirada Profesional

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Fallo Bioética: Ley 26.862 Fertilización Asistida. Ovodonación. Consentimiento Informado. Derecho Identidad. Protección Embrión.

Expte: 250.078  Mendoza, 19 de Junio del 2014   VISTOS:    RESULTA: I- Que a fs. …