Inicio / Bioética / Ensayan nuevos criterios para la donación renal

Ensayan nuevos criterios para la donación renal

En la Argentina hay más de 25.000 pacientes en diálisis (el tratamiento que suple la tarea de los riñones sanos, que es limpiar la sangre) y aproximadamente 5500 personas en espera de un trasplante. Lamentablemente, como ocurre con el resto de los órganos, las donaciones no alcanzan para todos.

Por eso, dado que es imperioso aumentar la oferta de órganos ya que los pacientes en diálisis y en lista de espera aumentan sin cesar, el Incucai resolvió implementar un nuevo «programa de distribución de riñones provenientes de donantes cadavéricos mayores de 60 años»: creó una lista especial de receptores mayores de 60 que tendrán prioridad a la hora de distribuir las donaciones de individuos que estén dentro de ese rango de edad. En inglés, ese sistema se conoce con el nombre de old for old ; donantes añosos para receptores añosos.

«Al comenzar por una lista «corta» logramos un menor tiempo de isquemia [sufrimiento celular por la falta de irrigación sanguínea] y permitimos que un 20% de los órganos de donantes cadavéricos que antes no se trasplantaban beneficien a potenciales receptores -explica el doctor Carlos Soratti, director del Incucai-. Por otro lado, las personas incluidas en este grupo (pero que también integran la lista general) aumentan sus chances de recibir el riñón que necesitan. Es una modalidad que comenzó a usarse en países con gran número de trasplantes, como Estados Unidos y España, y la experiencia indica que ofrece muy buenos resultados.»

Surgido a partir de propuestas de los propios equipos de trasplantes en la comisión asesora del Incucai, el objetivo de este programa no es trasplantar más a los mayores de 60, sino dejar de descartar órganos que, con los criterios anteriores, hubieran sido desechados (por la edad, la causa de muerte o las patologías concomitantes). Está en ensayo hace tres meses y será evaluado rigurosamente al cabo de este año.

«Si tenemos en cuenta que en el país se muere un paciente en diálisis cada tres días, ésta es una buena noticia para las personas con insuficiencia renal que requieren un trasplante», afirma el doctor Domingo Casadei, director del Instituto de Nefrología, que acaba de batir el récord de los 2000 trasplantes renales, y que ya realizó 150 de riñón y páncreas.

Según explica Casadei, los riñones de edad avanzada tienen una masa nefronal más reducida, pero como la demanda metabólica de una persona de edad avanzada también es menor, hay una mejor correlación entre el órgano donado y las necesidades del receptor.

«Muchas de las condiciones que pueden llevar a la necesidad de un trasplante de riñón son prevenibles, como la hipertensión o la diabetes -explica Casadei, ex presidente de las sociedades argentina y latinoamericana de esa especialidad-. La diálisis implica enormes costos para el sistema de salud y una ostensible pérdida de calidad de vida para el paciente, que tiene que estar muchas horas sujeto a la máquina que purifica su sangre. En cambio, la sobrevida promedio de una persona que recibe un órgano de donante vivo es de 25 años, y si recibe un órgano cadavérico, de unos 15. La mortalidad en el primer caso es de menos del 1% anual, y en el segundo, del 3% anual. Son números que ilustran los beneficios del trasplante renal.»

25.000
son los pacientes en diálisis

Muchos de ellos desconocen que el trasplante es la forma de revertir la insuficiencia renal.

250
donantes de más de 60 años

Un estudio realizado entre 2005 y 2008 arrojó esa cantidad de donaciones renales.

5500
pacientes en lista de espera

Aunque no se conoce el número exacto, una importante proporción supera los 60 años.

 

2/3/11 Fuente: Diario La Nación

Sobre

Revisa También

Entrevista radial con CNN RADIO: Precios con quita de IVA

CNN RADIO MENDOZA 91.7 – Programa EN LA MIRA (7 A 10) / con VICENTE …