Inicio / Bioética / La Corte resolverá un desesperado pedido de muerte digna

La Corte resolverá un desesperado pedido de muerte digna

El reclamo de «muerte digna» de la familia de Marcelo Diez, un ciudadano neuquino que quedó en estado vegetativo hace 18 años tras un accidente de tránsito, será definido finalmente por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Así lo dispuso el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén al admitir los recursos extraordinarios federales interpuestos por el curador de Diez, Jorge Andión, y por el defensor del tribunal, Ricardo Cancela.

La familia esperaba ahora que la Corte pueda «fallar en derecho y por sentido común», indicó el abogado Lucas Pica quien reclamó una sentencia pronta para «federalizar los derechos que vino a brindar la ley de la muerte digna».

Andrea y Adriana Diez, hermanas del paciente, reclaman desde el 2009 que su hermano pueda recibir una «muerte digna» con la desconexión de la aparatología médica que mantiene vivo a su cuerpo y la aplicación de antibióticos.

En ese marco, habían reclamado a la justicia provincial la aplicación de la nueva Ley de Derechos del Paciente para decidir sobre la situación de su hermano Marcelo, actualmente de 48 años.

En un fallo del 22 de abril, el Tribunal Superior dijo que el caso debía resolver en el ámbito familiar y no judicialmente pero la Sala Civil recibió dos planteos en contra de la opinión del tribunal, uno del curador Andión y otro del defensor Cancela.

Los jueces consideraron en un nuevo fallo dado a conocer ayer que correspondía que el caso llegue a la Corte ante «la invocación de gravedad institucional y la trascendencia pública».

Asimismo, apuntaron que la causa «gira en torno a derechos personalísimos de rango constitucional, tales como la vida, la libertad, la dignidad y la concreta forma en que ellos pueden ser ejercidos por personas que atraviesan estados complejos de salud».

Los pedidos de muerte digna, que las hermanas Diez iniciaron en 2009, habían sido rechazados por la jueza de Familia Beatriz Giménez y por los camaristas Federico Gigena Basombrío y Patricia Clerici.

Marcelo Diez fue atropellado en octubre de 1994 por un Renault 12 cuando iba en moto a su casa y si bien estuvo internado grave, una infección intrahospitalaria lo dejó en estado vegetativo.

Sus padres lo cuidaron en su casa hasta que fallecieron, por lo que en 2009 sus hermanas pidieron que dejen de suministrarle antibióticos.

El abogado de las hermanas Diez, Lucas Pica, dijo a radio LU5 que con esta resolución los funcionarios judiciales «obtuvieron lo que querían: prolongar aún más la agonía de Marcelo. Esto le suma un peldaño más al largo derrotero judicial que tienen que atravesar Marcelo y su familia».

Pica estimó que la Corte «va a fallar en derecho y por sentido común» y apuntó que la sentencia del máximo tribunal de Argentina «va a permitir federalizar los derechos que vino a brindar la ley de la muerte digna».

7/6/13 Fuente: Diario Los Andes

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Fallo Bioética: Ley 26.862 Fertilización Asistida. Ovodonación. Consentimiento Informado. Derecho Identidad. Protección Embrión.

Expte: 250.078  Mendoza, 19 de Junio del 2014   VISTOS:    RESULTA: I- Que a fs. …