Inicio / Bioética / PROPOSICION SOBRE POLITICAS PARA LA ATENCION DE PACIENTES CON FUERTES DOLORES CRONICOS EN ENFERMEDADES TERMINALES

PROPOSICION SOBRE POLITICAS PARA LA ATENCION DE PACIENTES CON FUERTES DOLORES CRONICOS EN ENFERMEDADES TERMINALES

PROTECTORA: ASOCIACION DE DEFENSA AL CONSUMIDOR INFORMA:

Proposición sobre Políticas para la Atención de Pacientes con Fuertes Dolores Crónicos en Enfermedades Terminales

Adoptada en la 42a Asamblea Médica Mundial, Rancho Mirage, EEUU, Octubre 1990

Prefacio

La atención de los pacientes terminales con dolores crónicos serios debe asegurar un tratamiento que permita a dichos pacientes acabar sus vidas con dignidad y honor. Los analgésicos, tanto opiáceos como no opiáceos, están disponibles, y cuando se los usa correctamente pueden aliviar el dolor de la mayoría de los enfermos terminales.

Corresponde al médico y a las otras personas que atienden a un moribundo que padece un grave dolor crónico, comprender la dinámica de la experiencia del dolor, la farmacología clínica de los analgésicos y las necesidades del paciente, de la familia y de los amigos. También es imperativo que los gobiernos garanticen la existencia de las cantidades necesarias de analgésicos opiáceos para su debida aplicación en la lucha con fuertes dolores crónicos.

Principios de la lucha clínica con los fuertes dolores crónicos

Cuando un paciente es un enfermo terminal, el médico debe orientar sus esfuerzos al alivio de los sufrimientos. El dolor es sólo un componente del sufrimiento del paciente. Sin embargo, el efecto que puede tener el dolor sobre la vida de un paciente puede variar desde un malestar tolerable hasta llegar a tener un sentido abrumador de derrumbe y de derrota.

La experiencia clínica ha comprobado que, en general, no es tanto cuál opiáceo se usa para lograr el alivio del fuerte dolor crónico en el paciente terminal, sino que lo determinante es el modo en que se usa el medicamento.

Es imperioso, sin embargo, que el médico distinga entre un dolor agudo y un dolor que puede suponerse crónico, puesto que esa diferencia puede acarrear importantes implicaciones para el uso de los analgésicos opiáceos. A continuación se dan los principios generales que deben guiar el tratamiento del fuerte dolor crónico  sobre todo mediante el uso de medicación analgésica.

1.         El tratamiento debe ser personalizado para satisfacer las necesidades del paciente y mantener su estado en el mejor nivel posible.

2.         Debe entenderse que las necesidades de un paciente con dolor crónico difieren a menudo de las que afectan a los pacientes con dolor agudo.

3.         El médico debe conocer la potencia, la duración de la acción y los efectos colaterales de los analgésicos disponibles, para seleccionar el medicamento apropiado, así como la dosis, la forma de administrar, y la dosificación que asegure el óptimo alivio del dolor para el paciente.

4.         La combinación de analgésicos opiáceos y no opiáceos puede brindar un mayor alivio a los pacientes para quienes los analgésicos no opiáceos ya no son suficientes. Esto se puede lograr sin crear un mayor riesgo de efectos colaterales indeseables.

5.         El desarrollo de la tolerancia a los efectos analgésicos de un agonista opiáceo puede ser vencido cambiando al paciente a un agonista opiáceo alternativo. Esto se basa en una tolerancia cruzada incompleta entre diferentes analgésicos opiáceos.

6.         La dependencia yatrogénica no debe considerarse como un problema principal en el tratamiento de dolores severos de las enfermedades neoplásticas y nunca será una razón para retirar analgésicos fuertes a un paciente que puede beneficiarse con ellos.

7.         Los gobiernos deben examinar hasta qué punto sus sistemas de atención de la salud y sus leyes y reglamentos permiten el uso de opiáceos con fines médicos, identificar los posibles impedimentos de tales usos y desarrollar planes de acción para facilitar la producción y existencia de opiáceos para todas las prescripciones médicas correspondientes.

Sobre

Revisa También

Fallo Bioética: Ley 26.862 Fertilización Asistida. Ovodonación. Consentimiento Informado. Derecho Identidad. Protección Embrión.

Expte: 250.078  Mendoza, 19 de Junio del 2014   VISTOS:    RESULTA: I- Que a fs. …