Inicio / Consorcios / Nota de Prensa a Protectora: “Los buenos inquilinos tienen que hacer valer sus derechos”

Nota de Prensa a Protectora: “Los buenos inquilinos tienen que hacer valer sus derechos”

Así opinan desde Protectora, la ONG de defensa del consumidor que recibe múltiples consultas sobre las responsabilidades de los dueños y cómo lograr que se cumpla lo pactado en el contrato.

“Hoy es difícil conseguir buenos inquilinos, con buenos bonos de sueldo, con garantes con propiedades, que cuiden la casa. Por eso, los que reúnen esas condiciones tienen que hacer valer sus derechos y que se respete la ley”. La frase pertenece a Mario Vadillo, apoderado Protectora, la ONG de defensa de los derechos del consumidor que recibe a diario consultas sobre los problemas más comunes que sufren quienes alquilan.

Mirar el diario, marcar el aviso, concertar una cita con la inmobiliaria y finalmente encontrar la vivienda adecuada para mudarse podría decirse que es la parte más amena de alquilar. En la otra cara de la moneda se encuentran los tres meses que hay que pagar para entrar, la firma de un contrato con cláusulas ininteligibles para el común de los mortales –o incluso abusivas e ilegales– y el poco margen del inquilino para cambiar una coma. Apenas hay posibilidad de elevar una nota, una vez con las llaves en la mano, de los artefactos que no funcionan o los detalles por arreglar.

Vadillo insiste en que todo es una cuestión de educación. “Los inquilinos están desinformados. Si no entendés todo el proceso, raramente podés ejercer tus derechos como consumidor. Por ley, el inquilino está totalmente protegido pero por su ignorancia, pareciera que está todo ‘armado’ para que gane el propietario”, advirtió.

El contrato
Vadillo aclara en primer lugar que el contrato para vivienda debe ser de dos años porque así lo indica la ley, y en segundo lugar advierte que “la indexación no está permitida. Es muy frecuente ver cláusulas donde se indica que el canon mensual será de tal cantidad para el primer año y de tal otra, un poco más alta, para el segundo. Eso está prohibido, aún cuando la ‘dibujan’ diciendo que el canon es de tal monto pero que durante el primer año se hará un descuento de tal cantidad. Los contratos, por más que sean entre privados, nunca pueden ir contra las leyes de orden público”.

En el contrato debe dejarse constancia del estado general del inmueble y en particular de lo que no se encuentre en buen estado como los sanitarios, las cerraduras o la calefacción. “Es muy importante dejar anotados estos desperfectos porque sino podrán ser reclamados a la finalización del contrato. Para eso, una vez recibidas las llaves se suelen dar entre 5 y 10 días para que el inquilino revise la casa, tome nota de los detalles y eleve una nota escrita que debe ser firmada y sellada por la inmobiliaria o por el dueño”, dijo el apoderado. Incluso, se puede solicitar la inspección por parte del locador o del corredor inmobiliario para constatar las averías.

En esa descripción puede solicitarse la reparación urgente de ciertas cosas que sean indispensables y si no hay respuesta en un tiempo prudencial, es decir “en lo que demoraría el inquilino en contratar a alguien para que lo arregle, se puede hacer una carta documento donde se intime a la reparación o se informe que se realizará el arreglo a costa del próximo alquiler”, señaló.

Los pagos
Mudarse demanda una buena suma de dinero, en especial por los tres meses de alquiler que se deben desembolsar. “La ley reglamenta que no se puede cobrar por el depósito más del valor de un mes de alquiler. El resto es algo que tienen que convenir las partes. Por ejemplo, el inquilino no tiene por qué pagar la comisión de la inmobiliaria porque quien la contrató para que le consiguiera un locatario fue el propietario, salvo que sea el inquilino el que haya ido a la inmobiliaria a pedir una propiedad para alquilar”, advirtió.

En cuanto a la extendida de práctica de pedirle al locatario que afronte el gasto de reparación de algo roto para luego ser descontado del canon del mes siguiente, lo conveniente es pedir tres presupuestos de manera tal de evitarse respuestas del tipo: “Mi plomero me hubiera cobrado la mitad”. Y en el caso de que la reparación sea de gran porte (filtraciones en los techos, cañerías de agua o gas rotas), es conveniente pedirla por carta documento para evitar daños mayores.

 

Por Cecilia Amadeo
camadeo@diariouno.net.ar

2/5/12 Fuente: Diario UNO

 

Link: http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/2012/04/30/nota299390.html

Sobre

Revisa También

Audiencia pública del gas: advierten que aún en Zona Fría los usuarios pagarán 60% más

SE DEFINE UNA SUBA DEL PRECIO POR M3 Audiencia pública del gas: advierten que aún …