Inicio / Daños / Robo de vehículo en supermercado: El ticket probó que estuvo en el híper y fue en auto

Robo de vehículo en supermercado: El ticket probó que estuvo en el híper y fue en auto

20120908-225259.jpg

El fallo recordó que el contrato de consumo obliga al establecimiento a cumplir el deber de custodia de los bienes del cliente.

Al considerar que el ticket de compra acreditó el ingreso de un vehículo a la playa de estacionamiento de un hipermercado, el cual luego fue robado y dado que el comercio responde por ese evento, ya que el contrato de consumo que lo une con el cliente obliga a cumplir el deber de custodia de sus bienes, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de 8ª Nominación de Córdoba confirmó la condena a Carrefour Inc SA junto a su aseguradora, Allianz Argentina Compañía de Seguros SA, consistente en indemnizar a un cliente por haber sufrido ese delito.

En el pleito, la aseguradora apeló la decisión dictada en su oportunidad por el juez de 1ª Instancia en lo Civil y Comercial de 9° Nominación, quien en su oportunidad había resuelto condenar a las codemandadas a indemnizar a Guillermo Segundo Fernández por el robo de su automóvil de la playa de estacionamiento del centro comercial. La demandada en su defensa adujo que el ticket de compra resultó insuficiente para demostrar que su portador hubiera concurrido en automóvil al comercio.

En ese contexto, el tribunal integrado por Héctor Hugo Liendo -autor del voto-, José Manuel Díaz Reyna y Graciela Junyent Bas sostuvo que “el actor logró acreditar el ingreso con su vehículo el día del robo en cuestión en las dependencias de la demandada, puesto que se adjuntaron los tickets expedidos por el supermercado el día en cuestión”.

“Más allá de su desconocimiento o no, tales instrumentos son expedidos por máquinas especiales siendo la parte demandada quien se encontraba en mejores condiciones de contrarrestar el valor probatorio que emerge del mismo acreditando” lo contrario, destacó la Cámara, subrayando que los tickets de compra exhibidos acreditaron “suficientemente el consumo realizado en el supermercado demandado por al esposa del actor, que efectuara mediante Tarjeta Naranja y además, otra operación de contado”.

En esa dirección, el tribunal afirmó que, al tratarse “de una relación de consumo en la cual el estacionamiento resulta necesario y accesorio para que el consumidor deposite el vehículo en la playa de estacionamiento que le brinda un hipermercado (éste es ) , quien asume su guarda, el deber de custodia que el contrato lleva implícito, sin necesidad de estipulación o pacto alguno al respecto, debiendo responder frente al propietario del vehículo sustraído”, añadiendo que “aunque la playa de estacionamiento sea gratuita para el cliente, ello resulta aprovechable económicamente por la empresa demandada y le provoca beneficios”.

Por ello se resolvió desestimar el recurso intentado y confirmar la condena establecida por el a quo.

10/9/12 Fuente: Comercio y Justicia

Sobre

Revisa También

#NiUnoMenos: polémica campaña de Protectora

La ONG promueve las denuncias contra los municipios por las roturas que producen los pozos y baches …