Inicio / Defensa de la Competencia / Una factura llegará con alerta antimonopolio

Una factura llegará con alerta antimonopolio

Los clientes de Telefónica y Telecom podrán leer en su próxima factura un aviso particular. Dirá que la empresa de la que es usuario se comprometió ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) a competir.

Seguidamente se leerá un link que llevará a los interesados a leer el acuerdo suscripto por los accionistas de Telecom Argentina, es decir, el grupo Los W y Telecom Italia, entre los que, a su vez, se encuentra Telefónica con la autoridad antimonopolio, por el que se destrabó con condicionantes la aprobación de la operación por la que la operadora española ingresó al paquete accionario de la italiana, hace tres años.

En su versión más simple, el convenio firmado el 12 de octubre y presentado en conferencia de prensa por el ministro de Planificación, Julio De Vido, que meses antes hasta había amenazado con estatizar la empresa si los italianos no vendían su parte, luego de que la CNDC determinara que Telefónica ejerce control sobre su competidora, pone barreras para que los ejecutivos de Telecom, tanto en Europa como en la Argentina, compartan información con los de Telefónica.

El acuerdo es complejo, tanto es así que el miércoles pasado la primera línea de ejecutivos de Telecom Italia asistieron a una clase antimonopolio en el segundo piso de la Secretaría de Comercio, al lado de la oficina de Guillermo Moreno, de quien depende la CNDC.

Asistir a esas clases es parte del acuerdo al que se sometieron, recordó Humberto Guardia, vicepresidente de la CNDC y capitán del expediente. “La idea es que todos tengan en claro sus responsabilidades”, dijo el funcionario.

Entre los italianos se destacaron los abogados Nicola Verdicchio y Bruno Lapadre, hasta hace unos meses enemigos de Guardia; y el director de Telecom, Jorge Pérez Alati, se sentó cerca de Adrián y Gerardo Werthein (Los W), a pesar de que hasta abril se peleaban en tribunales por nombramientos en la empresa.

El efecto WikiLeaks se sintió entre los ejecutivos el miércoles. La clase duró más de cinco horas y la duda más discutida fue a quién culparía la CNDC si un empleado infiel transmite información a Telefónica. La respuesta fue contundente: a ustedes, y en todo caso, podrán hacer luego su descargo, les dijo Guardia.

En caso de incumplimiento, además de multas a la empresa, el compromiso fija sanciones personales a los ejecutivos. Se les aclaró que pueden llegar al millón de pesos y que los seguros no las cubren.

En los próximos mess las clases seguirán entre la segunda línea de gerentes de Telecom. Se usará una plataforma de e-learning de la empresa.

Mientras tanto, en la CNDC ya funciona la nueva oficina de seguimiento de convenios, en la que hay ocho empleados. Guardia espera un refuerzo presupuestario.

6/12/10 Fuente: perfil.com

Sobre

Revisa También

En Chile hacen Boicot a los Supermercados

En Chile, los usuarios hacen boicot a los Supermercados, por haber participado de una maniobra …