Inicio / Discapacidad e Infancia / Como controlar a los menores de contenido riesgoso en internet

Como controlar a los menores de contenido riesgoso en internet

20111201-063612.jpg

El control parental de los niños en internet se convirtió en un tema importante debido a la larga lista de casos que involucran a adultos pedófilos que usan las comunidades virtuales para conocer a jóvenes víctimas.

Internet constituye hoy en día también una importante herramienta para el desarrollo de los chicos, como fuente de entretenimiento, comunicación, conocimiento y estudio. Pero su uso por parte de menores necesita de ciertas precauciones, ante los riesgos potenciales que incluyen sitios sobre pornografía, drogas, alcohol, violencia, racismo, xenofobia o la invasión de plagas digitales como virus y “pescadores” de claves personales.

Así, cada vez son más los padres interesados supervisar los contenidos a los que pueden acceder sus hijos a través de Internet. Y para ello existen los denominados «controles parentales» o «suites de seguridad».

En líneas generales, se trata de programas o aplicaciones que incorporan una «lista negra» de sitios web y palabras vetadas, que impiden el acceso a determinadas páginas web.

Hay diferentes tipos de controles de navegación de este tipo, pero a grandes rasgos se destacan:

– Listas blancas y negras: el sistema permite generar una lista de sitos a los que el menor tiene autorizado acceder (lista blanca) o bien permitir la navegación en general exceptuando páginas explícitamente denegadas (listas negras).

– Bloqueo por palabras clave: en este caso la herramienta admite establecer filtros e impedirá en forma automática el ingreso a los sitios que contengan determinadas términos o categorías, como pueden ser “sexo”, «porno» o «droga». En algunos casos pueden establecerse criterios y bloquear las páginas que repitan una misma palabra una cantidad de veces dada.

– Bloqueo de aplicaciones: posibilita que se denegue el uso a ciertas aplicaciones, como por ejemplo fotolog, chat, mensajería instantánea o correo electrónico.

– Controles de tiempo: esta herramienta limita la cantidad de tiempo que un chico puede utilizar la computadora o conectarse a la web. Pero también permite establecer horarios en los que se autoriza dicho uso.

– Navegadores infantiles: funcionan en forma similar a las listas blancas pero con control enfocado a una categoría. Así, sólo autoriza el ingreso a páginas adecuadas para menores, además de incluir un diseño más atractivo para ese público.

– Bloqueo de pedidos de información: son aplicaciones que impiden revelar información personal, ya sea en formularios, hojas de registro, sitios de compras, chats y correo electrónico, entre otros.
Además de estas herramientas de control, existe otras que son de monitoreo. En ese caso no impiden el acceso los sitios, pero deja un registro de las páginas por las que se estuvo navegando, que luego pueden ser consultadas para advertir si repiten parámetros peligrosos para los más pequeños.
Si bien muchas de estas aplicaciones o programas pueden comprarse o bajarse en forma gratuita de la web, y luego instalarse en la computadora, también hay herramientas de control de acceso que pueden ser proporcionadas por el propio proveedor del servicio en forma adicional o sin costo.

Por supuesto, debe recordarse que estas herramientas no son 100 por ciento efectivas. Es que la dinámica de la web y del aprendizaje de los menores hace que eventualmente puedan «saltar» los controles.

Por ello es recomendable atender a las actualizaciones que mejoran los sistemas. Pero también enfocarse en el diálogo con los chicos para lograr el entendimiento y la concientización sobre los peligros de ciertos contenidos.

1/12/11 Fuente: Máxima online

Sobre

Revisa También

No necesitamos seguir regalándonos consumismo

«No necesitamos seguir regalándonos consumismo. Necesitamos empezar a regalarnos mejor contacto» (mensaje de un amigo) …