Inicio / Economía y finanzas / Consejos: El ABC del bolsillo

Consejos: El ABC del bolsillo

Un tema cotidiano de supermercados, cafés, de casa, entre esposos, familias y muchos otros más, ¿qué hacer en medio de la inflación?. Parecería que para muchos es de dominio como si fueran economistas pero lo cierto es que son el leit motiv de cada día. Revista Oh! entrevistó a Roberto Quesada, un especialista en temas económicos, para responder lo que se preguntan todos hoy.

¿Qué es la inflación?

En materia económica coexisten dos mercados, que de alguna manera representan las dos caras de la misma moneda; el mercado producto donde se compran y venden bienes y servicios, y el mercado monetario, en el que se relacionan la oferta y la demanda de dinero. Una adecuada relación entre ambos mercados, nos garantiza que exista la cantidad de moneda necesaria para poder adquirir los bienes y servicios que ofrece una economía; caso contrario estamos en presencia de un desequilibrio macroeconómico. En consecuencia, la inflación es un proceso dinámico de desequilibrio macroeconómico, en virtud del cual se produce un aumento persistente en el nivel general de los precios.

¿Cuál es la actitud que debe tomar el consumidor frente a esta situación?

En general, dado un proceso inflacionario, es decir cuando ya estamos inmersos en el mismo, la actitud que puede tomar un consumidor es adelantar consumos, o sea que cuando percibe su salario, si estamos hablando de un dependiente, es realizar todas las adquisiciones de bienes de consumo que estima va a necesitar hasta tanto perciba nuevamente su ingreso, de esa manera evita tener que pagar precios mayores a medida que transcurre el tiempo.

¿Puede invertir en algo? Por ejemplo inmuebles, autos u otros rubros.

Es conveniente invertir en inmuebles y autos, pues estos bienes normalmente están protegidos contra la inflación por cuanto se van valorizando en la medida que suben los precios. En cuanto a otros rubros, por ejemplo de naturaleza financiera, en este momento, cualquier inversión de tipo conservador que se haga (plazo fijo, cheques de pago diferido, bonos, fondos comunes de inversión, etc.) lo más probable es que no se logre mantener el capital conforme a la evolución de la inflación.

¿Cómo se desaprueban estas medidas?

El consumidor normal desaprueba totalmente estas medidas, en particular los asalariados, por cuanto perciben que con su ingreso a medida que transcurre el tiempo advierten que cada vez pueden adquirir menor cantidad de bienes y/o servicios, ya que su dinero pierde poder de compra, o dicho técnicamente su dinero pierde poder adquisitivo.

¿En qué tipo de moneda le conviene invertir al ahorrista?

Ante un proceso inflacionario en el que cada día un ahorrista percibe que su dinero en moneda local pierde poder de compra y hablando de invertir en alguna otra moneda, lo recomendable es invertir en lo que se denomina moneda dura o sea aquella que no pierde poder de compra; en este momento es aconsejable invertir en dólares estadounidenses, a pesar de los problemas que ha tenido esta moneda en los últimos años. Otra moneda dura o fuerte es el euro, pero está atravesando serios problemas y aún no se visualiza una solución a corto plazo.

¿Convienen los créditos bancarios?

En general, tomar un crédito bancario es conveniente en tanto sea en moneda local (pesos) y la tasa de interés que se pacte esté por debajo de la tasa de inflación real. Si bien esta alternativa no es muy viable en este momento, si hablamos de créditos orientados a la producción, existen líneas que cumplen con estos requisitos. En lo que hay que ser muy prudente es en el uso del crédito bancario para consumo, como podría ser financiar compras con tarjetas de crédito, en tanto no se pague el total de la misma al vencimiento; cualquier remanente que se acumule para el mes siguiente puede resultar muy oneroso, dependiendo del interés que aplique la entidad crediticia que en general es elevado.

¿Es conveniente tomar créditos o gastar con tarjetas de crédito?

La toma de un crédito es conveniente en tanto y en cuanto se den las condiciones señaladas precedentemente, o bien si se trata de un crédito hipotecario, habría que buscar aquella alternativa que pueda sobrellevar el tomador del mismo, caso contrario, puede resultarle muy oneroso, esto puede ocurrir por ejemplo si tomó un crédito a tasa variable y esta sube y por otro lado sus ingresos se mantienen sin ajustarse por algún tiempo. Por otro lado gastar con tarjetas de crédito es recomendable, en particular si existe alguna promoción por parte de la entidad que otorgó la misma, caso concreto algún descuento por su uso o el pago en cuotas sin interés. Además es aconsejable pagar el total al producirse cada vencimiento.

¿Cuál es la actitud a tomar frente a los diferentes precios?

Cuando se está frente a un proceso inflacionario, se altera lo que se denomina la estructura de los precios relativos. Por ejemplo, en un principio digamos que el precio de una campera equivale al precio de cinco camisas; pero a medida que transcurre el tiempo y la inflación sigue, puede darse que tres camisas equivalgan a una campera. La gente pierda la noción de lo que valen las cosas. Dada esta situación, lo que le cabe a un consumidor es no quedarse con la primera opción que se le presente y comparar hasta que encuentre la mejor alternativa.

Cuando un consumidor advierte que alguna empresa no está respetando alguna medida adoptada por el Estado, como podría ser que se viole algún precio máximo, o no se respete el congelamiento de algún precio, en este caso tiene el derecho de formular la denuncia en Defensa del Consumidor. Esto surge a raíz de Ley de Abastecimiento N¦ 20.680 de Junio de 1974 el Estado puede: fijar precios máximos, fijar márgenes de utilidad a las empresas, congelamiento de precios, fijar precios mínimos o de sostén, dictar normas que rijan la comercialización, etc. En Argentina hoy no se está aplicando esta ley de Abastecimiento; si bien la presidenta ha dicho que puede llegar a ponerla en práctica, lo concreto es que todavía no lo ha hecho.

 

20/5/12 Fuente: Diario de Cuyo

Sobre

Revisa También

Los mendocinos, entre los que más compran online

Un ranking sobre ventas online en el país, puso a los mendocinos entre los más consumistas del comercio electrónico, detrás de …