Inicio / Economía y finanzas / La inflación ganó el round del primer trimestre de 2012

La inflación ganó el round del primer trimestre de 2012

20120422-095259.jpg

El cierre del primer trimestre del año marca un escenario complejo. El amesetamiento en algunas actividades industriales y la construcción, más algunas luces amarillas que comienzan a encenderse entre referentes de la actividad comercial, se combinan con un repunte inflacionario que se inició con las subas de impuestos y tarifas y se completó con un nuevo salto en el precio de los alimentos.

El combo amenaza el ritmo de crecimiento del consumo, aunque Juan Marcos Aviano, presidente del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), opinó que todavía no se percibe una tendencia pronunciada en ese sentido. En el marco de la II jornada regional de usuarios y consumidores organizada la semana pasada en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia, el especialista recordó que, si bien marzo es un mes de ajuste de precios, la dimensión que tomaron este año los sorprendió.

Sorpresa. «Esperábamos subas en alimentos pero no en algunos servicios, no esperábamos el tarifazo del transporte urbano de pasajeros ni los ajustes de la tasa general de inmuebles (TGI), que fueron de 70 por ciento en promedio tal como nos arrojó nuestra medición, y no esperábamos el aumento de la medicina prepaga», dijo.

En ese punto, recomendó a los ciudadanos que utilicen las prestaciones de alguna de esas empresas que paguen las cuotas «bajo protesta» porque el último aumento no fue autorizado según las pautas que impone la nueva regulación de las prepagas.

Aviano aclaró que las cuotas de las prepagas influyen fuertemente sobre el índice de inflación local, por lo que el establecimiento de un marco regulatorio con condiciones para los ajustes de tarifa «es algo realmente interesante».

Regulaciones. «Hoy no puede haber más una prepaga que ajuste tarifas y lo comunique sin antes tener la autorización de la Secretaría de Comercio Interior y de la Superintendencia de Seguros de Salud, o sea dos organismos que van a defender claramente y por ley los derechos que tenemos los usuarios y consumidores en un servicio tan complejo».

Todo este combo ayudó a que la inflación para Rosario medida por el Cesyac fuera de 3,5 por ciento para el mes de marzo, impulsada por rubros como cuotas de clubes, medicamentos, seguro automotor y combustible, «subas generalizadas que hicieron que el índice impactara muy fuertemente sobre el costo de la canasta».

Por el lado de los alimentos, los ítems que más aumentos registraron fueron las carnes con mas de un 6 por ciento, y las frutas y verduras con el 7,4 por ciento.

Consumo. En otros rubros como bebidas, productos de limpieza y comestibles envasados las subas rondaron el 2 por ciento, que eran los porcentajes previstos o esperados. «Lo que nos sorprendió fue el alza en el rubro de los servicios», agregó Aviano.

A pesar de la seguidilla de aumentos, desde el Cesyac no detectaron todavía que el ritmo de consumo se haya resentido: «Todos los índices de expectativas y todos los estudios y relevamientos tanto públicos como privados arrojan que siguen existiendo récords de ventas», adujo el experto, aunque aclaró que estima que los próximos meses cumplan los pronósticos de finales del año pasado: un consumo más tranquilo, pero acompañado con una inflación decreciente.

Paritarias. En ese punto, tomó el ejemplo de lo que ocurrió durante el verano, cuando hubo récord de afluencia en los centros turísticos: «Los supermercados siguen vendiendo pero vamos a ver cómo queda resuelto esto después de las paritarias, y si se resienten los ingresos de los sectores asalariados en relación a 2011».

Aviano subrayó que el año pasado hubo «una depreciación importante» que no se trasladó al consumo. Resta ver si este año los aumentos le ganan a la inflación real.

Stock. Respecto a las dificultades crecientes de muchos sectores por el cierre de las importaciones y a la falta de mercadería o insumos en varios rubros, descartó que existan situaciones de stockeo: «No lo vemos, los mayores problemas con la importación no aparecen atados a los alimentos».

En ese sentido opinó que el caso de la yerba es «claramente» un problema de la cadena de consumo local. «El Estado debe controlar más y sancionar a las empresas intermediarias en la cadena, porque hubo grandes avivadas de distribuidores y de supermercados mayoristas que incrementaron los precios violando el acuerdo».

El encuentro. Las jornadas organizadas por el Cesyac por segundo año consecutivo volvieron a poner el acento en la necesidad de mejorar y ampliar la información a los consumidores a la hora de lanzarse a la adquisición de algún producto o servicio.

Con una agenda de temas que fue desde la nueva ley de la medicina prepaga a las nuevas formas de alimentación o la regulación de servicios esenciales, el encuentro reunió a académicos, especialistas, funcionarios y políticos de diferentes ámbitos y partidos.

A la luz de los ejes temáticos que más preocupan a los consumidores, la atención y las tarifas de los servicios públicos fueron los que más interés generaron.

Uno de los debates con mayor anclaje en la coyuntura fue el del transporte, sobre todo después del reciente aumento de la tarifa de colectivo urbano y los debates sociales que generó la decisión de poner en marcha los carriles exclusivos en dos calles del centro de la ciudad.

«Es imposible no darse cuenta que estamos ante nuevos esquemas de movilidad y que es imposible moverse como hace 20 años atrás, ya que hoy existe la necesidad de dejar el automóvil particular en casa y de utilizar el transporte público», explicó Aviano.

Por fuera del transporte, también se discutió sobre la calidad de servicios domiciliarios como agua y saneamiento, en momentos en los que según el presidente del Cesyac parecen «adecuados» para discutir nuevos marcos regulatorios y avanzar con iniciativas como un fondo de saneamiento provincial «que garantice fondos genuinos y anuales para obras de infraestructura como la ampliación de la cobertura en cloacas y agua».

Otro eje saliente fue la inflación en los alimentos y las herramientas que los consumidores pueden utilizar para esquivar los valores impuestos desde las grandes cadenas. «Existen nuevas teorías que explican que podemos alimentarnos saludablemente sin pagar altos precios», pero para eso es fundamental contar con buena información. •

21/4/12 Fuente: La Capital

Sobre

Revisa También

Los mendocinos, entre los que más compran online

Un ranking sobre ventas online en el país, puso a los mendocinos entre los más consumistas del comercio electrónico, detrás de …