Inicio / Defensa de la Competencia / Ya se puede comprar por Internet desde zapatos hasta vestidos de novia importados de China

Ya se puede comprar por Internet desde zapatos hasta vestidos de novia importados de China

20110919-000226.jpg

Con ventas al por mayor y al menudeo, una web china comercializa indumentaria a precios de saldo. Por tan solo u$s 65 se puede tener el vestido blanco soñado para un casamiento o un par de zapatos de hombre de cuero por 15 dólares. Para los más ansiosos se puede pagar un envío exprés vía aérea y, para aquellos que tienen el don de la paciencia, lo pueden hacer vía marítima


Mientras los industriales del sector textil bramaban ayer porque entre “entre los shopping y las tarjetas de crédito se quedan con el 35%” muchos usuarios navegan en una web china en busca de sus próximos vestidos y camisas.

El bajo costo de la mano de obra china se hace notar con mucha fuerza y, las distancias que antes hacían imposible que un mercado sea atractivo, la tecnología las supo romper para que la máxima del escritor Thomas L Friedman, que “el mundo es plano”, sea cada vez más cierta.
En algunas casas argentinas ya se empezó a notar la tendencia de comprar vía internet ropa en el gigante asiático. Hay una web que parece ser la preferida por los latinos, se llama Wholesale–dress.net es una muestra fehaciente de que el mercado es el mundo y que, a la hora del peso de la mano de la obra en el precio, nadie le gana a los chinos.

Esta página es una tienda on line China que envía a todo el mundo, al por mayor y menor, y que ofrece una variedad infinita de vestuario, calzados y accesorios para hombre, mujeres y niños, pasando por trajes hechos a medida y abrigos de piel, hasta vestidos de novia, botas y equipos deportivos.

La diferencia que se puede llegar a encontrar con otras tiendas on line es (no solo la variedad) sino la cantidad de productos. Por ejemplo, si alguien quisiera comprar un vestido la web ofrece algo más de 600 páginas con 60 vestidos por cada una de ellas. Lo que se diría, la perdición para las personas adictas a las compras.

Otro punto son los precios, ordenados por rango, se pueden conseguir remeras y camisolas entre u$s 0,90 y u$s 3, así como bijouterie. Pero también hay otras prendas que, aunque tienen un valor mayor, al cambio siguen siendo accesible para el bolsillo de los argentinos.

Por ejemplo, un par de zapatos de cuero para traje se puede conseguir por u$s 15,68, mientras que unas botas de caña larga cotizan alrededor de los 14 dólares.

Lo mismo sucede con la vestimenta. Mientras un hombre puede comprar una corbata por apenas un poco más de un dólar; una mujer pude tener su vestido blanco de novia por u$s 65 como mínimo que, al cambio de ayer, no llega a los 260 pesos.

Como es una empresa asiática, los modelos son todos jóvenes de esa etnia que, según aseguran algunos compradores en los foros, son de talla más pequeña que los occidentales. Es por eso que abajo de cada prenda hay un detalle de la misma con las medidas en centímetros –largo de manga y de busto–.
Como es un mayorista pero que también vende por unidad, los envíos cotizan por el peso.
En el caso de la Argentina, la empresa utiliza diferentes medios y empresas de transporte. Por ejemplo, UPS tiene un costo de u$s 77,62 por 2,5 kilogramos de carga y un recargo de u$s 7,99 cada 500 gramos. También utiliza DHL que cobra u$s 34,99 en el primer medio kilo y suma u$s 6,99 cada medio kilo más
La parte más difícil de toda esta operación es la misma en cualquier lugar del mundo y en todos los idiomas: pagar.
Como la web comercializa en Europa, América del Norte, Central y del Sur además de, obviamente, Asia, ofrece diferentes medios de pagos para poder saldar la cuenta

16/9/11 Fuente: Cronista Comercial

El bajo costo de la mano de obra china se hace notar con mucha fuerza y, las distancias que antes hacían imposible que un mercado sea atractivo, la tecnología las supo romper para que la máxima del escritor Thomas L Friedman, que “el mundo es plano”, sea cada vez más cierta.
En algunas casas argentinas ya se empezó a notar la tendencia de comprar vía internet ropa en el gigante asiático. Hay una web que parece ser la preferida por los latinos, se llama Wholesale–dress.net es una muestra fehaciente de que el mercado es el mundo y que, a la hora del peso de la mano de la obra en el precio, nadie le gana a los chinos.

Esta página es una tienda on line China que envía a todo el mundo, al por mayor y menor, y que ofrece una variedad infinita de vestuario, calzados y accesorios para hombre, mujeres y niños, pasando por trajes hechos a medida y abrigos de piel, hasta vestidos de novia, botas y equipos deportivos.

La diferencia que se puede llegar a encontrar con otras tiendas on line es (no solo la variedad) sino la cantidad de productos. Por ejemplo, si alguien quisiera comprar un vestido la web ofrece algo más de 600 páginas con 60 vestidos por cada una de ellas. Lo que se diría, la perdición para las personas adictas a las compras.

Otro punto son los precios, ordenados por rango, se pueden conseguir remeras y camisolas entre u$s 0,90 y u$s 3, así como bijouterie. Pero también hay otras prendas que, aunque tienen un valor mayor, al cambio siguen siendo accesible para el bolsillo de los argentinos.

Por ejemplo, un par de zapatos de cuero para traje se puede conseguir por u$s 15,68, mientras que unas botas de caña larga cotizan alrededor de los 14 dólares.

Lo mismo sucede con la vestimenta. Mientras un hombre puede comprar una corbata por apenas un poco más de un dólar; una mujer pude tener su vestido blanco de novia por u$s 65 como mínimo que, al cambio de ayer, no llega a los 260 pesos.

Como es una empresa asiática, los modelos son todos jóvenes de esa etnia que, según aseguran algunos compradores en los foros, son de talla más pequeña que los occidentales. Es por eso que abajo de cada prenda hay un detalle de la misma con las medidas en centímetros –largo de manga y de busto–.
Como es un mayorista pero que también vende por unidad, los envíos cotizan por el peso.
En el caso de la Argentina, la empresa utiliza diferentes medios y empresas de transporte. Por ejemplo, UPS tiene un costo de u$s 77,62 por 2,5 kilogramos de carga y un recargo de u$s 7,99 cada 500 gramos. También utiliza DHL que cobra u$s 34,99 en el primer medio kilo y suma u$s 6,99 cada medio kilo más
La parte más difícil de toda esta operación es la misma en cualquier lugar del mundo y en todos los idiomas: pagar.
Como la web comercializa en Europa, América del Norte, Central y del Sur además de, obviamente, Asia, ofrece diferentes medios de pagos para poder saldar la cuenta

El bajo costo de la mano de obra china se hace notar con mucha fuerza y, las distancias que antes hacían imposible que un mercado sea atractivo, la tecnología las supo romper para que la máxima del escritor Thomas L Friedman, que “el mundo es plano”, sea cada vez más cierta.
En algunas casas argentinas ya se empezó a notar la tendencia de comprar vía internet ropa en el gigante asiático. Hay una web que parece ser la preferida por los latinos, se llama Wholesale–dress.net es una muestra fehaciente de que el mercado es el mundo y que, a la hora del peso de la mano de la obra en el precio, nadie le gana a los chinos.

Esta página es una tienda on line China que envía a todo el mundo, al por mayor y menor, y que ofrece una variedad infinita de vestuario, calzados y accesorios para hombre, mujeres y niños, pasando por trajes hechos a medida y abrigos de piel, hasta vestidos de novia, botas y equipos deportivos.

La diferencia que se puede llegar a encontrar con otras tiendas on line es (no solo la variedad) sino la cantidad de productos. Por ejemplo, si alguien quisiera comprar un vestido la web ofrece algo más de 600 páginas con 60 vestidos por cada una de ellas. Lo que se diría, la perdición para las personas adictas a las compras.

Otro punto son los precios, ordenados por rango, se pueden conseguir remeras y camisolas entre u$s 0,90 y u$s 3, así como bijouterie. Pero también hay otras prendas que, aunque tienen un valor mayor, al cambio siguen siendo accesible para el bolsillo de los argentinos.

Por ejemplo, un par de zapatos de cuero para traje se puede conseguir por u$s 15,68, mientras que unas botas de caña larga cotizan alrededor de los 14 dólares.

Lo mismo sucede con la vestimenta. Mientras un hombre puede comprar una corbata por apenas un poco más de un dólar; una mujer pude tener su vestido blanco de novia por u$s 65 como mínimo que, al cambio de ayer, no llega a los 260 pesos.

Como es una empresa asiática, los modelos son todos jóvenes de esa etnia que, según aseguran algunos compradores en los foros, son de talla más pequeña que los occidentales. Es por eso que abajo de cada prenda hay un detalle de la misma con las medidas en centímetros –largo de manga y de busto–.
Como es un mayorista pero que también vende por unidad, los envíos cotizan por el peso.
En el caso de la Argentina, la empresa utiliza diferentes medios y empresas de transporte. Por ejemplo, UPS tiene un costo de u$s 77,62 por 2,5 kilogramos de carga y un recargo de u$s 7,99 cada 500 gramos. También utiliza DHL que cobra u$s 34,99 en el primer medio kilo y suma u$s 6,99 cada medio kilo más
La parte más difícil de toda esta operación es la misma en cualquier lugar del mundo y en todos los idiomas: pagar.
Como la web comercializa en Europa, América del Norte, Central y del Sur además de, obviamente, Asia, ofrece diferentes medios de pagos para poder saldar la cuenta

Sobre

Revisa También

Nuevo packaging para asegurar la llegada a los consumidores

Crece entre las empresas la tendencia a modificar las formas y el tamaño de sus …