Inicio / Educación al consumidor / Gobierno, contra ligas de consumidores: «Son abogados»

Gobierno, contra ligas de consumidores: «Son abogados»

20121008-094321.jpg

Está al frente de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor desde 2008 con bajo perfil,

característica que abruptamente abandonó hace unos meses, cuando en apoyo a su superior, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, amplió su exposición pública con críticas y sanciones a las principales asociaciones de usuarios del país. Es María Lucila «Pimpi» Colombo, la tucumana que habla sobre los supuestos errores que comenten la mayoría de las asociaciones del sector, y considera que el principal es que «eluden la responsabilidad de explicar a la población que este Gobierno logró que miles de personas accedan al mercado del consumo como ningún otro».

En diálogo con este diario, dejó en claro que se opone a que las entidades se conviertan en «estudios de abogados que creen que el consumo es un tema individual y litigioso», y está también en contra de que difundan «relevamientos de precios que intentan parecer índices serios».

Periodista: Las asociaciones de consumidores aseguran que no van a participar más de las reuniones del Consejo de Ética, después de que Guillermo Moreno echó a la presidenta de una organización de esos encuentros. ¿Igualmente los seguirán convocando?

María Lucila Colombo: Por supuesto. Algunas asociaciones dicen que no van a ir, pero estos encuentros se van a realizar, en todo caso con otras, cada vez que suceda algo que lo amerite. Son reuniones necesarias para debatir, sobre todo en estos temas porque el consumo cambió drásticamente en este país y por lo tanto la actividad de estas entidades debe amoldarse. Una cosa era cuando el Estado se enajenaba de los derechos de las mayorías, como sucedía en la década del 90. Pero hoy está presente en todos los ámbitos y sobre todo en favor de los derechos de los consumidores, que justamente cada vez son más. Lo único que intentamos es debatir sobre el rol del Estado y de las asociaciones. Las conclusiones del Consejo no son vinculantes.

P.: Pero la Subsecretaría aplicó sanciones por actividades que históricamente llevaron adelante las asociaciones, como recabar precios en comercios.

M.L.C.: El problema no es relevar precios, sino cómo se muestra esa información. Nadie está diciendo que no visiten los comercios para ver los precios que se ofrecen, pero que difundan los valores mínimos, no los máximos, los promedios y las variaciones. Las asociaciones se acostumbraron a informar números que dicen ser un índice de precios, pero no está elaborado sobre la base de una encuesta con rigor estadístico ni con seriedad. Realizar el trámite de inscripción en el registro oficial no te garantiza ser una asociación de defensa del consumidor.

P.: Las entidades no dicen que los datos que difundan sean índices, ni comparan esa información con los indicadores oficiales.

M.L.C.: Pero hacen que parezca que sí. Y dan números inflados para aparecer en los diarios. Hay que cambiar el rol que tienen esas entidades. El consumo no es un tema individual y litigioso. Resulta que muchas se dedican a hacer juicio a grandes empresas y después negocian para llegar a un arreglo que sólo beneficia a los pocos que representaron. Y todo esto lo hacen sin costo porque son asociaciones inscriptas, cuando en realidad son estudios de abogados.

P.: ¿Representar a consumidores perjudicados por una empresa no es una actividad que deba fomentar una liga de consumidores?

M.L.C.: De la forma en que se hace, no. No se puede lucrar con los beneficios que da estar inscripto en un registro oficial. Lo que tienen que hacer es promover los derechos de los consumidores.

P.: Si no se pueden difundir precios ni respaldar a los usuarios en juicios, ¿cuál es según su visión el rol de una asociación que defiende a usuarios?

M.L.C.: Primero tienen que saber que por ser entidades cuyos dichos impactan en la opinión pública deben medir las consecuencias de sus actos. Pueden decir dónde se compra más barato para que los consumidores puedan ir, deben informar -y no eludir como hacen- cómo este Gobierno logró que miles de personas accedan al mercado del consumo como ningún otro lo había logrado. Dar volantes con esa información.

P.: ¿Cuáles creen que son las consecuencias negativas de lo que venían haciendo las entidades?

M.L.C.: Sumarse a un discurso negativo de expectativas inflacionarias altas. Está clarísimo. Si como dicen algunas de estas asociaciones, como fue la de Consumidores Libres (sancionada), el alza de precios acumulada es del 17% en 7 meses, en el año superaría el 30%. Entonces si un banco cobra tasas de interés del 40% sería sumamente adecuado y razonable. Pero si la inflación es de cerca del 10%, como muestran los índices oficiales, las tasas del 40% son usureras.

P.: Entonces confía en la veracidad de los índices del INDEC.

M.L.C.: Acá están «a full» contra el INDEC. Yo le digo que el IPC nunca fue representativo del consumo general, sino que refleja muy específicamente una canasta superdetallada de consumo. No describe la situación de un consumidor, eso es casi imposible. Lo que sé es que antes, las mediciones del INDEC respondían muchas veces a intereses privados y ahora ya no sucede, para nada.

P.: ¿Qué intereses defendía?

M.L.C.: Se utilizaban y difundían datos que orientan inversiones, por ejemplo. Cuando empezamos a investigar a ADELCO (Asociación de Defensa de los Consumidores) salta que personas que trabajaban en el INDEC le aportaban datos, funcionarios públicos con esa doble tarea. Hoy ya no se registran ese tipo de acciones privadas, no se da información tan livianamente. Sin embargo, todos están contra el INDEC.

P.: ¿Habrá más sanciones cuando se detecten estas y otras actividades que consideren que no son las que corresponden?

M.L.C.: Por ahora está solo el caso de Consumidores Libres (de Héctor Polino), donde el problema fue que instaló indicadores que para nada se condicen con la realidad, y la ley dice que la información que difunden estas asociaciones debe ser veraz. Por eso se presentó esta medida cautelar.

P.: Esa sanción hizo que otras organizaciones decidan dejar de difundir sus relevamientos.

M.L.C.: El caso de ADELCO (Asociación de Defensa de los Consumidores) es diferente. No hubo una medida cautelar porque mal o bien respondieron a nuestros pedidos de información. Otros directamente no contestaban a este requerimiento que no es optativo. Pero en ADELCO la información que se difundía también estaba presentada de forma malintencionada. ¿Qué son primeras marcas?, como dicen. ¿Dónde se encuentran esos productos? Son cosas muy irregulares. Y por supuesto está el tema de utilizar personas que trabajaban en el INDEC.

P.: Este año no se entregaron subsidios a esas entidades. ¿Qué pasará con esos fondos?

M.L.C.: No se entregarán. Estamos diseñando un plan nacional de capacitación por donde se canalizarán las partidas. Detectamos que la mayoría de las organizaciones están en la Capital Federal y el conurbano. Vamos a hacer que trabajen con nosotros y tomen como contraparte a alguna de las 300 organizaciones de todo tipo que hay en el interior del país para realizar actividades. Repartir volantes, organizar charlas en sociedades de jubilados. Van a poder hacer muchas cosas positivas, ya verán.

Entrevista de Florencia Lendoiro

7/10/12 Fuente: Ámbito Financiero

Sobre

Revisa También

Protectora en Córdoba, escuchalo por RADIO NACIONAL

A partir de la próxima semana, y una vez por semana,  la Dra. Mariela A. …