Inicio / Daños / Consumidores interponen demanda colectiva contra Cruz Verde, Ahumada y Salcobrand por colusión de precios

Consumidores interponen demanda colectiva contra Cruz Verde, Ahumada y Salcobrand por colusión de precios

20130725-230328.jpg

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU) interpuso, este jueves, una demanda colectiva contra las cadenas de farmacias Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand, con el fin de que éstas reparen a los consumidores que se vieron afectados por la colusión de precios de 206 medicamentos, efectuada entre diciembre de 2007 y marzo de 2008.

El presidente de la agrupación, Stefan Larenas, explicó que la iniciativa judicial apunta a que “todos los consumidores afectados por los sobreprecios sean resarcidos como corresponde, es decir, por el total del monto pagado de más, reajustado y con intereses”.

De esta forma, la devolución exigida por ODECU no baja del piso de los 27 mil millones de pesos, monto correspondiente a las rentas ilegítimas obtenidas por las tres cadenas de farmacias, según logró establecer el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

“Hasta ahora, este atentado a la libertad económica ha quedado impune en desmedro de los consumidores”, dice Larenas quien agrega que “los 19 millones de dólares de multa establecidos en la sentencia del TDLC son de beneficio fiscal”. Sin embargo, el dirigente aclara que “tal como dijimos en su oportunidad, gracias a este primer paso dado por el Tribunal, se sentaron las bases para que, a partir de ellas, se pueda deducir una demanda colectiva reparatoria”.

En esta línea, las exigencias de ODECU beneficiarían tanto a los consumidores identificables en el universo de afectados, como aquéllos a los que la ley define como “difusos”, pues no se pueden identificar. En el caso de estos últimos, la agrupación requiere una reparación social de parte de las cadenas de farmacias.

Para Larenas se trata de un caso clave que puede marcar un precedente judicial, por lo mismo afirma que es “fundamental que a la sentencia dictada por el TDLC se sume una condena que beneficie a todos esos consumidores de todo el país que fueron dañados de forma tan grave por parte de las farmacias. Primero a aquéllos que debieron pagar sobreprecio por los medicamentos y, segundo, a aquéllos que al no poder pagar estos precios artificialmente aumentados, se vieron impedidos de continuar con sus tratamientos o, bien, tuvieron que hacerlo con medicamentos de inferior calidad”.

24/7/13 Fuente: El Mostrador

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

La denominada tutela sustancial inhibitoria contra daños

1. El emplazamiento sustancial de la prevención de daños La responsabilidad implica el deber que, …