Inicio / Garantía - Servicio Técnico / ¿Reparar o comprar producto nuevo?: éste es el «dilema» de muchos argentinos ante el grave faltante de repuestos

¿Reparar o comprar producto nuevo?: éste es el «dilema» de muchos argentinos ante el grave faltante de repuestos

20120126-214202.jpg

Las trabas a la importación dieron lugar a un fenómeno insólito. En gran cantidad de productos resulta más caro el service que ir por un nuevo electrodoméstico o equipo tecnológico. Varios aún no terminaron de pagar su plan de 50 cuotas. El problema de la garantía extendida en grandes cadenas

En este sentido, el administrador de un local de arreglos ubicado en el barrio porteño de Palermo aportó un primer ejemplo concreto.

«Hoy reponer la placa de video de un televisor de 32 pulgadas cuesta, como mínimo, unos 2.500 pesos. A eso hay que sumarle la mano de obra, que cada vez vale más. El número tranquilamente ronda los 3.000 pesos. ¿Cuánto cuesta el aparato nuevo? La misma cifra», señaló a iProfesional.com.

«De un año a otro, y como consecuencia directa de las sucesivas trabas, el precio de los repuestos aumentó más de un 100%. Esto, más allá de si encontrás la pieza, porque puede que no haya disponibilidad en el mercado», agregó.

Desde MP Informática, una compañía dedicada al servicio técnico de televisores, computadoras y equipos de impresión, dieron cuenta a iProfesional.com de un panorama similar.

«La demora en conseguir los repuestos está acompañada por la fuerte suba en los valores de reposición. Ahora es común tener que esperar, como mínimo, unos 15 días para conseguirlos. Y como entran cada vez menos, los proveedores aprovechan para subir las cotizaciones», indicó un agente de ventas de la firma mencionada.

Una lista cada vez más amplia
Cruzando la General Paz, el escenario adopta un dramatismo superior al que explicitan muchos técnicos de empresas de servicio técnico con operaciones en la ciudad de Buenos Aires.

«Si el año pasado los pedidos para un importador eran de al menos 1.000 piezas, hoy con suerte los agentes del sector apenas si pueden ingresar 10 repuestos por vez», indicó Laura Biasso, una empresaria del sector con presencia comercial en Mendoza.

A este panorama, signado por faltantes de repuestos y precios de reposición extremadamente caros, hay que sumarle la ausencia de «mini» electrodomésticos, tales como licuadoras, minipimers, planchas y jugueras. O de artículos como lavavajillas Gafa, fabricados en el país pero que utilizan insumos que provienen del exterior.

Algo similar ocurre con los ventiladores, de los que casi no hay stock en Buenos Aires ni en las provincias. Lo mismo sucede con heladeras y productos de línea blanca de marcas como Whirlpool o Ariston.

Comprar uno nuevo antes que arreglar
«Componer el lector de un reproductor de DVD, cualquiera sea la marca, está hoy en el orden de los $300, aproximadamente. También depende de qué tan difícil se nos hace conseguir el repuesto», destacó a iProfesional.com Ricardo G., un técnico de Barrio Norte.

Y agregó: «muchos de nuestros clientes están optando por tirarlo y comprar uno nuevo porque, por ejemplo, en Frávega vale lo mismo. Y encima lo pueden pagar en cuotas».

26/1/12 Fuente: Iprofesional

Sobre

Revisa También

Garantía de Productos Nuevo: S.O.S. soy abogada

httpv://youtu.be/64cDQbgADSs