Inicio / Jurisprudencia / La Sala III del Tribunal desestimó un planteo realizado por un afiliado de una ex AFJP, quien reclamaba la devolución de los fondos que habían sido transferidos a la ANSeS.

La Sala III del Tribunal desestimó un planteo realizado por un afiliado de una ex AFJP, quien reclamaba la devolución de los fondos que habían sido transferidos a la ANSeS.

La Sala III del Tribunal desestimó un planteo realizado por un afiliado de una ex AFJP, quien reclamaba la devolución de los fondos que habían sido transferidos a la ANSeS.

Interesante sentencia que avala el traspaso de los fondos obligatorios al Anses, pero deja salvaguardado el tema de los aportes voluntarios.

Una breve reseña para abrevar en el tema:

Se refirió en el voto de uno de los magistrados: ….»Estimo que los fondos de la cuenta individual de capitalización del actor son propiedad de éste. Ello surge del texto del art. 82 de la Ley 24.241, donde se destaca que «el fondo de las jubilaciones y pensiones es un patrimonio independiente y distinto del patrimonio de la administradora y que pertenece a los afiliados».
A fin de esclarecer el punto, ha de recordarse que el Sistema Integral de Jubilaciones y Pensiones instaurado por la mencionada Ley 24.241 hallábase constituido por dos regímenes.
En primer lugar, el régimen previsional público y, en segundo lugar, el régimen previsional basado en la capitalización individual. En este último, los aportes de cada trabajador se iban acumulando en una cuenta individual, a su nombre, y ellos eran incrementados por las rentas que se obtuvieran de la colocación de esos fondos por parte de la entidad receptora que hubiese elegido oportunamente el aportante. Además, éste podía realizar aportes voluntarios a su cuenta de capitalización individual con el fin de incrementar el haber de su jubilación y la ley lo facultaba también a convenir con cualquier persona física o jurídica que ésta depositase en la cuenta de referencia un importe de dinero determinado, ya fuese mediante un pago único o periódico (ver arts. 56 y 57 de la Ley 24.241). La AFJP escogida por el titular debía rendirle cuenta a éste, periódicamente, de los resultados de su gestión. Además, el afiliado estaba facultado para cambiar de aseguradora dentro de determinadas pautas establecidas por ley. El carácter de propietario del titular de una cuenta de capitalización individual sobre los fondos existentes en ella, que es expresamente proclamado por el art. 82 de la Ley 24.241 antes citado, se encuentra reafirmado, sin lugar a dudas, por lo prescripto en el art. 54 de ese cuerpo legal en el sentido de que, en caso de fallecer el titular sin dejar personas con derecho a pensión, «se abonará el saldo de la cuenta de capitalización individual a los herederos del causante declarados judicialmente». Lo prescripto en este artículo resulta, en mi opinión, definitorio, puesto que es de toda evidencia que nadie puede dejar en herencia algo de lo que no sea propietario».

Ver fallo: ROSSI PABLO ARIELC/ ESTADO NACIONAL-M°DE TRAB.EMP . Y SEG. SOC. Y

Sobre

Revisa También

La Cámara Comercial ordenó la sustitución de un Audi A4 0Km. por aplicación del Régimen de Defensa del Consumidor

La Sala F de la Cámara Comercial de la Capital Federal confirmó sustancialmente un ejemplar …