Inicio / Contratos / Una concesionaria deberá pagar $50.000 por no entregar un auto a tiempo. Fallo Completo.

Una concesionaria deberá pagar $50.000 por no entregar un auto a tiempo. Fallo Completo.

20120213-232921.jpg

La Justicia sancionó a la compañía por infringir la Ley de Defensa del Consumidor, pese a que la firma ofreció otro vehículo y redujo algunos gastos. Los argumentos de los jueces para dictar esta sentencia. Cómo pueden reclamar los usuarios

En los últimos tiempos, la aplicación de la Ley de Defensa del Consumidor (LDC) ha ido ganando un lugar cada vez más destacado en los tribunales.

A la hora de emitir una sentencia, los jueces «hacen temblar» a las empresas cuando deciden usar esta norma, dado que suele asociarse con la imposición de significativas multas y penalidades.

En este sentido, el artículo 47 de la mencionada norma indica que la autoridad de aplicación (en este caso, la Secretaría de Comercio Interior) tiene la facultad de establecer sanciones a los proveedores que violentan el orden constitucional, legal y/o contractual.

Además, esta situación se ve potenciada porque, para formular una queja ante el organismo público correspondiente, el reclamante no está obligado a presentarse con un abogado, el escrito no se somete a formas determinadas -como sucede con una demanda judicial- y no es necesario que utilice nombres técnicos. También es importante señalar que el reclamo no tiene costo alguno.

Hace pocos días, se dio a conocer una sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo que confirmó la sanción de $50.000 que la Dirección Nacional de Comercio Interior (DNCI) le impuso a una concesionaria por no entregar el automóvil pactado en tiempo y forma.

Falta de entrega
En este caso, en abril de 2008, un cliente concurrió a una concesionaria para adquirir un automóvil marca Audi de color negro, con motor naftero y.  caja de cambios automática.
En ese momento, le hizo saber al vendedor que las mencionadas condiciones eran determinantes para llevar adelante o no la operación.

Una vez cotizado el vehículo, le confirmaron la entrega para fines de mayo.
Entonces, a los pocos días, abonó la suma de u$s1.000 en concepto de reserva.

Dos semanas antes de la fecha de entrega pautada, le informaron que el automóvil ya había sido nacionalizado y facturado, por lo que el cliente debía cancelar el precio convenido. Por ello, depositó la suma de $50.000 y u$s10.000.

Pero el día posterior a ese pago, concurrió a la concesionaria para firmar la documentación correspondiente y allí le informaron que no tenían el auto que había comprado.
Luego de las respectivas disculpas, la empresa le ofreció un auto similar pero de distinto color y bonificarles algunos accesorios. Además, le prometieron la entrega dentro del plazo acordado originalmente.

Ante esta propuesta, el cliente aceptó la oferta, ya que el auto era para él una herramienta de trabajo dado que viajaba continuamente al interior y había vendido el suyo para comprar otro.

Sin embargo, cuando pidió que le consignaran por escrito la fecha de entrega, le dijeron que tampoco lo tenían disponible, con lo cual el damnificado decidió terminar con las negociaciones y envió una carta documento para que le aclarasen fehacientemente la situación. No obstante, la concesionaria no ofreció ninguna clase de respuesta.

Tras las audiencias de conciliación, la compañía le ofreció un Audi A3 SB 2.0 FSI Tiptronic Paquete Alcántara (asientos de alcántara y cuero y techo open Sky), con apoyabrazos y volante multifunción, polarizado medio y de color Phantom Black.
El precio de lista de ese vehículo, en el momento de la controversia, era de u$s47.000 más u$s900 de gastos de entrega. Para sanear su omisión, la firma le propuso respetar el precio de la preventa original (u$s43.000), con entrega inmediata.

Pero, nuevamente, el auto ofrecido tampoco tenía plazo cierto de entrega, por lo cual el cliente consideró que había una falta de interés real por parte de la concesionaria para solucionar el problema. Por ese motivo, presentó una denuncia ante la Dirección de Defensa del Consumidor.

Luego de analizar las pruebas correspondientes, la DNCI le impuso a la concesionaria una multa de $50.000 por no respetar los plazos y condiciones de entrega.

La concesionaria, entonces, apeló la sanción ante la Justicia, sobre la base de que el denunciante nunca había abonado la totalidad del precio del vehículo y por el rechazo de su pedido de citación de Volkswagen -que fue quien percibió las sumas depositadas por el cliente-.

En su defensa, la firma señaló que solicitó el vehículo -incluso con anterioridad a la suscripción de la propuesta de compra- y que el mismo había arribado en abril de 2008 dentro del plazo fijado en la misma, pero que la terminal le remitió una unidad que no tenía caja Tiptronic sino una manual.

Por este inconveniente, la concesionaria señaló que ofreció un vehículo de similares características, con mayor equipamiento y mayor valor en el mercado al mismo precio que el de la propuesta de compra y que asumía a su cargo tal diferencia. Y adujo que esta opción no fue aceptada por el damnificado.

Además, sostuvo que la falta era imputable a Volkswagen. Por este motivo, pidió que se dejara sin efecto la sanción aplicada.

Los camaristas indicaron que debían resolver si hubo o no incumplimiento del plazo de entrega del automóvil por parte de la concesionaria. En primer lugar, remarcaron que, en la propuesta de compra del vehículo elegido, el vendedor escribió de su puño y letra en el renglón que dice «entrega programada: fines de Mayo».

Vale remarcar que el Decreto 1798/94 establece que el incumplimiento del plazo y las condiciones de entrega, será pasible de las sanciones del artículo 47 de la Ley 24.240. Y agrega que el infractor podrá eximirse de la aplicación de sanciones cuando medie una conciliación.

«La única circunstancia admitida por la ley para que la denunciada no sea sancionada es el acuerdo conciliatorio entre las partes, pero, en este caso, no fue posible, por lo que corresponde confirmar la multa impuesta, toda vez que existió un incumplimiento del plazo y de las condiciones de entrega del automóvil solicitado y adquirido por el denunciante, contrariando, en consecuencia, lo previsto por la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor», indicaron los jueces.

Al no poder cumplir con la entrega del vehículo, la empresa ofreció otro similar pero tampoco pudo fijar un plazo. Esta circunstancia, para los magistrados, implicaba un reconocimiento de parte de la compañía de la irregularidad acontecida.

«Lo que sanciona la Ley de Defensa del Consumidor es la omisión o incumplimiento de los deberes u obligaciones a cargo de los prestadores de bienes y servicios que fueron impuestos como forma de equilibrar la relación prestatario-consumidor», se lee la sentencia.

Y seguidamente agregaron que «se trata de infracciones formales donde la verificación de tales hechos hacer nacer por sí la responsabilidad del infractor. No se requiere daño concreto, sino simplemente el incumplimiento de lo prescripto por la ley, pues la apelante no rebate adecuadamente las consideraciones que dan sustento a la disposición en recurso y no se hace cargo de su propio comportamiento, limitándose a reiterar, ante esta instancia, las argumentaciones que desarrollara en sede administrativa».

Por último, rechazaron el pedido de citación de Volkswagen porque «la concesionaria es quien acerca a las partes, cobra sus servicios, y es la primera que debe dar información detallada y veraz al consumidor sobre las condiciones en las que se perfecciona el contrato que se negocia». Para ver el fallo completo provisto por elDial.com, haga clic aquí
Cómo reclamar
Flavio Lowenrosen, director del suplemento de Derecho del Consumidor de elDial.com explicó que, al momento de presentar su reclamo, el damnificado debe:

Acreditar su identidad.

Determinar a quien denuncia (y de ser posible su domicilio, para la pertinente notificación).

Narrar lo acontecido.

Manifestar qué pretende.

Asimismo, agregó que «debe acompañar los instrumentos que acrediten lo manifestado para que el organismo público se encuentre en condiciones de iniciar el procedimiento y convocar a la denunciada a los fines de que ejerza la defensa de sus intereses y brinde sus propuestas para satisfacer el derecho violentado del usuario».

Como en este fuero, existe el informalismo, el especialista señaló que «si el afectado no invoca que requiere una sanción determinada para el proveedor que está prevista en la ley, ésta puede ser impuesta de oficio por la Administración».

«Ésta se encuentra obligada a sanear las deficiencias que pueda contener el escrito del reclamante, y a permitir que el mismo pueda satisfacer sus necesidades y reparar íntegramente sus derechos e intereses al amparo de la ley», concluyó.


Medidas preventivas

Gabriel Martínez Niell, abogado del estudio Grispo & Asociados, indicó que «con el objeto de prevenir futuros reclamos, las empresas proveedoras de bienes y servicios podrían pactar con sus clientes la entrega del bien o servicio concreto y, en forma simultánea, convenir subsidiariamente la entrega de un bien cuyas características y condiciones específicas de venta permitan viabilizar la operación aun mediando dificultad en la entrega del objeto originalmente pactado».

«En tal hipótesis, podría superarse la dificultad inicial en la entrega, siempre que ambas partes hubieran convenido el reemplazo del bien original por otro que permita tener igualmente cumplimentada la obligación a cargo del prestador», agregó el experto.

De esta manera, el abogado del estudio Grispo & Asociados, consideró que «la posibilidad de prever dicha circunstancia permitirá, a ambas partes, anticiparse a contingencias que puedan acontecer imprevistamente en el curso de la operación, y el prestador tendrá una alternativa que, habiendo sido pactada conjuntamente con su cliente, le brindará una alternativa viable para el cumplimiento de su obligación».

13/2/12 Fuente: Iprofesional

 

 

Fallo provisto por elDial.com

Expte. Nº 28696/2010 – «Espasa SA c/DNCI-Disp 556/10 (Expte SOI: 240338/08)» – CNACAF – SALA III – 07/12/2011DEFENSA DEL CONSUMIDOR. PLAZOS Y CONDICIONES DE ENTREGA DE UN AUTOMOVIL. Incumplimiento. Infracción al art. 10, inc. c) del Decreto 1798/94, reglamentario de la ley 24.240. RESPONSABILIDAD DE LA CONCESIONARIA. Ofrecimiento de un bien similar. Rechazo del consumidor ante la negación de otorgar por escrito la nueva fecha de entrega estipulada. Reconocimiento del incumplimiento. Art. 47 de la ley 24.240. Infracción formal. SANCIÓN. Multa

Buenos Aires, 7 de diciembre de 2011.- Y VISTOS;; CONSIDERANDO: I.- La Dirección Nacional de Comercio Interior, mediante disposición N° 556/10 impuso a la razón social ESPASA S.A. la sanción de multa de cincuenta mil pesos ($ 50.000)) por infracción al art. 10, inc. c) del Decreto 1798/94, reglamentario de la ley 24.240, por no respetar los plazos y condiciones de entrega de un vehículo AUDI A 3 2.0 FSI Tiptronic (v. fs. 73/80).//- La presente causa se inició a raíz de la denuncia efectuada por el Sr. Mario Alberto Fonseca ante la Dirección de Defensa del Consumidor. Allí manifiesto que con fecha 22/4/08 concurrió a la concesionaria ESPASA S.A. a los efectos de adquirir un automóvil AUDI con las siguientes características: color negro, motor naftero y caja de cambios automática, haciéndole saber al vendedor que las mismas eran vitales para llevar adelante la operación. Presupuestado el vehículo, le confirmaron la entrega para fines del mes de mayo conforme documental que luce a fs. 2/3. El 28/4/08 abonó la suma de U$S 1.000 en concepto de reserva; el 12 de mayo le informaron que el automóvil ya había sido nacionalizado y facturado razón por la cual debía abonar el precio convenido, por ello el 14 y 15 de mayo depositó la suma de $ 50.000 y U$S 10.000 (v. fs. 5/6). El 16 de mayo concurrió a la concesionaria para firmar la documentación correspondiente y le informaron que el auto que había comprado no () lo tenían. Luego de ofrecerle las disculpas del caso le ofrecieron un auto similar pero de distinto color bonificándole algunos accesorios y le prometían la entrega dentro del plazo acordado originalmente, ofrecimiento que en principio aceptó ya que el auto era para él una herramienta de trabajo porque viajaba continuamente al interior y había vendido el suyo para comprar otro. Cuando pidió que le den por escrito la fecha de entrega le informaron que tampoco lo tenían disponible, con lo cual decidió terminar con las negociaciones enviando la carta documento obrante a fs. 7 para que le aclaren fehacientemente la situación, sin tener respuesta alguna por parte de la concesionaria.- Luego de las audiencias de conciliación, a fs. 17 luce el ofrecimiento de una unidad A3 SB 2.0 FSI Tiptronic Paquete Alcántara (asientos de alcántara y cuero y techo open Sky), con apoyabrazos y volante multifunción, Polarizado Medio-Color Phantom Black-Precio de Lista U$S 47.000+U$S 900 de gastos de entrega respetando el precio de la preventa original de U$S 43.000, con entrega inmediata. A fs. 22 luce la contestación del Sr. Fonseca donde pone de manifiesto la falta de interés real por parte de ESPA SA S.A. para solucionar el problema ya que el auto objeto del ofrecimiento de fs. 17, en la realidad tampoco tenía plazo de entrega.- II.- A fs. 84/89 el apoderado de ESPASA S.A. interpone recurso de apelación. Señala que el denunciante nunca abonó la totalidad del precio del vehículo, se agravia del rechazo de su pedido de citación de Volkswagen Argentina S.A. que fue quien percibió las sumas depositadas por el Sr. Fonseca. Señala que su parte solicitó el vehículo requerido por el denunciante incluso con anterioridad a la suscripción de la propuesta de compra y el mismo había arribado en abril de 2008 dentro del plazo fijado en la misma, pero el 20 de mayo de 2008 sorpresivamente la terminal Volkswagen le remitió una unidad que no tenía caja Tiptronic sino una manual. Inmediatamente su representada le informó al Sr. Fonseca la situación ofreciéndole un vehículo de similares características, con mayor equipamiento y mayor valor en el mercado al mismo precio que el de la propuesta de compra y asumiendo a su cargo tal diferencia de precio, propuesta que no fue aceptada por el comprador. Concluye que las circunstancias por las cuales no se pudo entregar el vehículo resultan imputables al accionar de Volkswagen S.A. y no de su representada. Se agravia del monto de la sanción impuesta y de la orden de publicación de la parte dispositiva de la resolución impugnada, solicitando se deje sin efecto la misma.- III.- Corrido el traslado pertinente, a fs. 142/151 lo contesta el Estado Nacional sosteniendo que la sanción que se ha impuesto a la apelante no es más que la derivación razonada de los hechos probados y ha sido impuesta conforme a derecho y de modo adecuado a sus fines.- IV.- En primer lugar resulta necesario advertir que el Tribunal no se encuentra obligado a analizar cada una de las cuestiones formuladas por la recurrente, sino tan solo aquellas que resultan conducentes para resolver la apelación (FALLOS: 258:304; 262:222; 272:225; 278:271;; 291:390, entre muchos otros).- V.- El tema a decidir se circunscribe resolver si hubo o no incumplimiento del plazo de entrega del automóvil por parte de ESPASA S.A. De las constancias de la causa surge que en la propuesta de compra del automóvil elegido por el Sr. Fonseca del 30/4/08 el vendedor de la concesionaria escribió de su puño y letra en el renglón que dice «entrega programada: Fines de Mayo» (v. fs. 3). Al respecto el art. 10, inc. c) del Decreto 1798/94 establece que el incumplimiento del plazo y las condiciones de entrega, será pasible de las sanciones del artículo 47 de la ley 24.240. El infractor podrá eximirse de la aplicación de sanciones cuando medie acuerdo conciliatorio entre las partes». Así pues, no se encuentra controvertido que el plazo establecido para la entrega del vehículo no fue cumplido haciéndose pasible de las sanciones establecidas por el art. 47 de la ley 24.240, pues la única circunstancia admitida por la ley para que la denunciada no sea sancionada es el acuerdo conciliatorio entre las partes, circunstancia que a tenor de lo que surge de fs. 14/15 y 17/22 no fue posible, correspondiendo en el caso confirmar la multa impuesta, toda vez que ha existido un incumplimiento del plazo y de las condiciones de entrega del automóvil solicitado y adquirido por el denunciante, contrariando en consecuencia lo previsto por la ley 24.240 de Defensa del Consumidor (Sala V, in re: «Círculo de Inversores S.A. de A. para Fines Determinados c/Sec. de Comercio e Inversiones»[elDial.com – AH1CD4] del 10/11/97, Sala I, in re: «Ombu Automotores S.A. c/SCI»[ elDial.com – AH277B] del 6/5/99), pues, de acuerdo a las constancias de autos, lo cierto es que cuando la denunciada vio que no podía cumplir con la entrega del auto adquirido por el Sr. Fonseca le ofreció otro similar pero tampoco pudo fijar un plazo para su entrega, circunstancia que implica un reconocimiento de su parte respecto del incumplimiento incurrido.-Lo que sanciona la Ley de Defensa del Consumidor es la omisión o incumplimiento de los deberes u obligaciones a cargo de los prestadores de bienes y servicios que fueron impuestos como forma de equilibrar la relación prestatario-consumidor. Se trata de infracciones formales donde la verificación de tales hechos hacer nacer por sí la responsabilidad del infractor. No se requiere daño concreto, sino simplemente el incumplimiento de lo prescripto por la ley (Sala I, «Ombu Automotores S.A.»[ elDial.com – AH277B] ya cit.), pues la apelante no rebate adecuadamente las consideraciones que dan sustento a la disposición en recurso y no se hace cargo de su propio comportamiento, limitándose a reiterar ante esta instancia las argumentaciones que desarrollara en sede administrativa.- VI.- En cuanto al rechazo de su pedido de citación de Volkswagen Argentina S.A. cabe destacar que la concesionaria es quien acerca a las partes, por lo que además cobra sus servicios, y es la primera que debe dar información detallada y veraz al consumidor sobre las condiciones en las que se perfecciona el contrato que se negocia (Sala II, in re: «Maldonado Automotores SACI c/SCI»[elDial.com – AH30F0] del 21/11/00).- V.-En cuanto a la cuestionada publicación dispuesta por el art. 3º de la disposición apelada, cabe precisar que la misma se encuentra prevista por el art. 47 de la ley 24.240 como accesoria de la multa impuesta, razón por la cual no se advierte motivo para eximir a la recurrente.- Por lo tanto, y habiendo dictaminado el Sr. Fiscal General en punto a la admisibilidad formal del recurso, SE RESUELVE: desestimar el recurso de apelación interpuesto contra la Disposición DNCI N° 556/10, con costas atento la inexistencia de motivos para apartarse del principio objetivo de la derrota sentado por el art. 68 del CPCC.- VI.- Teniendo en cuenta la extensión, mérito y eficacia de la labor desarrollada, naturaleza del pleito y valores involucrados se fijan los honorarios de la representación legal de la demandada a cargo del Dr. M. J. R. en la suma de … PESOS ($ …) y los correspondientes a la dirección letrada a cargo del Dr. J. L. M. en la suma de … PESOS ($…) (arts. 6, 7,9, 37 y 38 del Arancel de Abogados y Procuradores).- Se hace saber que, de corresponder, a los honorarios aquí establecidos se les deberá adicionar el Impuesto al Valor Agregado.- Regístrese, notifíquese y devuélvase.//- Fdo.: Jorge Esteban Argento – Carlos Manuel Grecco – Sergio Gustavo Fernandez

Sobre

Revisa También

La Cámara Comercial ordenó la sustitución de un Audi A4 0Km. por aplicación del Régimen de Defensa del Consumidor

La Sala F de la Cámara Comercial de la Capital Federal confirmó sustancialmente un ejemplar …