pistola

 La ONG considera que la presencia de armas aumenta en un 500 por ciento la posibilidad del homicidio de una mujer. “La restricción completa en la venta de armas, en especial las pequeñas y ligeras, para la prevención de la violencia doméstica y especialmente de género”, propone la organización a través de un comunicado.

El Dr. Mario Vadillo de Protectora explicó la solicitud de la entidad. En diálogo con LV4 señaló que “en este tema de la venta de armas, parece mentira –reflexionó- pero la gente sigue como atávicamente creyendo que teniendo armas en su casa se siente protegido y la verdad es que puede parecer así porque uno quiere estar seguro –consideró- uno quiere cuidar a su familia, es parte de nuestra esencia, de padres, pero la realidad –aclaró- es que no somos personas bélicas ni estamos entrenados entonces, cuando pasa un hecho de violencia, el tener un arma le genera peores consecuencias que no tenerla.”

En este sentido el profesional entiende que es preferible usar elementos de seguridad pasivos como “ahora se usan los boyeros eléctricos, alarmas perimetrales, es decir usar otras funciones que puedan generar una seguridad pero sin caer en la confrontación armada con un delincuente que no tiene nada que perder.”

La ley de protección integral de las mujeres (26.485) pone como una de sus prioridades que se debe restringir la venta (de armas) cuando hay un problema de violencia de género. “El arma puesta en las manos de un hombre sirve, muchas veces, para amedrentar a una mujer –dijo Vadillo- y con estas cosas debemos ir acabando como sociedad, no puede existir más, que un hombre con un arma someta a una mujer.”

Desde Protectora aguardan que se termine de constituir el ANMAC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) que es el organismo creado, por ley, para reemplazar al RENAR (Registro Nacional de Armas) para presentar su proyecto. Mientras tanto han comenzado a trabajar en la concientización de la población.