Inicio / Consumo Sustentable / Casas amigables para el medioambiente

Casas amigables para el medioambiente

Un conjunto de cinco viviendas que privilegian el diseño y los materiales sustentables está cobrando forma en la vecina localidad de Funes. La idea es de un estudio de arquitectura rosarino que buscó crear un proyecto inmobiliario rentable y ecológico a la vez.

Movilizados por la necesidad de trabajar aunando conciencia ambiental con eficiencia y rentabilidad, dos jóvenes arquitectos rosarinos están dando forma en la vecina localidad de Funes a un proyecto con pocos antecedentes en la región.

Se trata de un conjunto de cinco viviendas hechas en base al concepto de arquitectura sustentable, adaptando esta tendencia mundial a las tecnologías nacionales y a las reglas del mercado local. Es lo que plantean los arquitectos Florencia Mas y Andrés Pisani Ramón, al frente del estudio P+.

Sustentables y posibles

“A través de PCI Consultores Inmobiliarios surgió el proyecto de un comitente que nos encargó desarrollar este conjunto, y le propusimos darle el valor agregado de la sustentabilidad. Por el mismo costo podemos desarrollar una construcción que aporta a reducir los daños al medio ambiente, ahorra energía, y que además, a la hora de venderse, es única”, explican los arquitectos de P+.

Ambos tuvieron la experiencia de trabajar en distintos países de Europa y conocer las normas de construcción del Viejo Continente, donde las exigencias de la edificación contemplan altos estándares de sustentabilidad. “En Europa es impensado construir sin hacer un estudio previo de consumo energético, de transmitancia térmica de las paredes, de acústica. Aquí las normas no tienen en cuenta estas cosas que son importantes y no implican gastos imposibles de afrontar. Vinimos con esta conciencia y queremos tratar de aplicar el concepto en nuestro país, con la tecnología local, porque de otra manera no sería ni rentable ni sustentable”, afirman.

Por otra parte, aclaran: “Existe una diferencia entre una vivienda bioclimática y una vivienda sustentable. La primera se preocupa específicamente de la eficiencia energética dentro de la casa, pero sustentable implica además el uso de materiales que necesiten la menor cantidad de transporte posible, que no requieran de grandes demandas de energía para producirse, el uso de acabados sanos.  Es una mirada más amplia y nosotros queremos llegar a eso, tratar de alcanzar los estándares más altos de sustentabilidad a los que se pueden aspirar en nuestra región, reconciliando esta idea con la rentabilidad de los proyectos inmobiliarios”.

Por dentro y por fuera

El diseño del proyecto de P+ en Funes se orientó en principio a realizar un pormenorizado estudio del terreno para poder optimizar las orientaciones, la forestación existente, y sobre todo, respetar las condiciones naturales. Así, los profesionales buscaron, por ejemplo, no interrumpir el espacio verde sino establecer una relación de la construcción con el paisaje, tratando de no romper el vínculo del interior de la vivienda con el exterior.

También mantuvieron la vegetación ya existente en el lugar y a su vez, pensaron diseños paisajísticos que aporten al ahorro de energía. De esta manera, para la forestación usarán especies perennes y caducas. “Las perennes se colocan en los frentes de las viviendas, que tienen orientación sur, para tamizar los vientos que soplan desde ese punto cardinal. Y en la orientación norte habrá especies caducas, que en invierno quedan sin hojas y permiten el paso del sol, y en verano dan sombra y mitigan el calor”, puntualizan los arquitectos. Se suman también en la orientación norte aleros, “un pequeño detalle que aporta muchísimo al acondicionamiento térmico”. 

En este aspecto también son importantes las ventilaciones cruzadas para aprovechar, de acuerdo a la orientación del proyecto, los mejores vientos de la zona. “Estos recursos no generan grandes costos extra y significan un salto muy grande en cuanto a confort respecto de la construcción tradicional”, señalan.

Pensando en el futuro

“La idea es, de a poco, ir logrando concientizar y convencer a los inversores de que apuesten a este tipo de proyectos, por más pequeños que sean”, afirman los arquitectos. De hecho, el proyecto tiene beneficios financieros sobre todo porque el costo de funcionamiento de la vivienda es menor, lo cual hace que se la tase a mayor valor y que la inversión rinda más.

Pero los profesionales de P+ van más allá: cuentan que están formando redes de trabajo con asociaciones, empresas y profesionales de Rosario y de otras ciudades del país, para, en conjunto,  promover el uso de energías limpias y la arquitectura sustentable. “Esta es la base para fundamentar nuestros próximos proyectos, pero también es una base de promoción y de educación. Queremos lograr llevar algunas pautas de este tipo al reglamento de edificación de Rosario. Para que haya estudios de impacto ambiental, y que haya más conciencia de lo necesario que es construir pensando en el futuro”.

09/11/10 Por: Cora Giordana

Nota Relacionada:

http://articulos.argenprop.com/?p=854

Sobre

Revisa También

El Rally y el daño a nuestro patrimonio

Es hora de reflexionar, evaluar perjuicios y tomar medidas para evitar los impactos negativos de …