Inicio / Consumo Sustentable / La contaminación por mercurio y las lámparas ahorradoras

La contaminación por mercurio y las lámparas ahorradoras

El mercurio como contaminante

De acuerdo a Wikipedia el mercurio puede tener efectos nocivos por exposiciones prolongadas como lo son lesiones en riñones, cerebro y sistema nervioso. A su vez, los efectos inmediatos que puede producir por inhalación son: escozor de garganta, dolor de cabeza, náuseas, pérdida del apetito y debilidad muscular. Por contacto con ojos y piel: enrojecimiento, irritación. Por ingestión: vómitos, diarrea, pérdida del apetito y debilidad muscular.

La ingestión prolongada de alimentos contaminados con mercurio provoca la enfermedad conocida como de Minamata y, en algunos casos, puede verse afectado con perdida de la vista.[1]

El mercurio tóxico que es depositado en la atmósfera se acumula en las cadenas alimenticias y es especialmente tóxico en los ecosistemas acuáticos.

Usos del mercurio

El mercurio es utilizado en la extracción de oro y plata, en la confección de espejos, en instrumentos de medición (principalmente termómetros y tensiómetros), en enchufes, rectificadores eléctricos, interruptores, lámparas fluorescentes y como catalizador. También ha tenido usos en medicina a través de mercoquinol (oxiquinolinsulfonato de mercurio) y del hidrargirol (parafeniltoniato o parafenolsulfonato de mercurio), este último como antiséptico, al igual que otro muchos como el hidrargol, el hidrargiroseptol, el yoduro mercúrico, el cloroyoduro mercúrico, el mercuriol, etc.

Las emisiones de mercurio a la atmósfera

De acuerdo a la Environmental Protection Agency (EPA) el total de emisiones naturales y resultado de la actividad humana es de 7,000 toneladas. En los Estados Unidos el total de las emisiones de mercurio por la actividad humana llega a 120 Toneladas al año. En contraste, el volumen total del mercurio contenido (no emitido) en las lámparas vendidas en ese país es de 7 toneladas de mercurio y de las cuales solo una pequeña fracción es emitida a la atmósfera, esto en buena medida porque existen normas de manejo de las mismas como residuos tóxico y, al mismo tiempo, un sistema de manejo, disposición, recuperación y reciclado.[2]

El mercurio en las lámparas fluorescentes[3]

EL MERCURIO ES UN INGREDIENTE ESENCIAL PARA LA MAYORÍA DE LAS LÁMPARAS EFICIENTES YA QUE LAS LÁMPARAS FLUORESCENTES Y LAS DE DESCARGA DE ALTA INTENSIDAD (HIGH INTENSITY DISCHARGE) (HID) UTILIZAN MERCURIO. PARA EL CASO DE UNA LÁMPARA FLUORESCENTE TÍPICA, ESTA SE COMPONE DE UN TUBO DE VIDRIO CUBIERTO DE FÓSFORO CON ELECTRODOS LOCALIZADOS A LOS EXTREMOS. EL TUBO CONTIENE MERCURIO, DEL CUAL SOLO UNA CANTIDAD PEQUEÑA SE PRESENTA EN FORMA DE VAPOR. CUANDO SE ENCIENDE LA LÁMPARA Y SE APLICA UN VOLTAJE, EL VAPOR DE MERCURIO FUNCIONA COMO CONDUCTOR DE LA CORRIENTE ELÉCTRICA, EMITIENDO RADIACIÓN ULTRAVIOLETA. ESTA RADIACIÓN ULTRAVIOLETA ES ABSORBIDA POR LA CAPA DA FÓSFORO Y CONVERTIDA EN RADIACIÓN LUMINOSA, LA CUAL SE TRANSMITE AL ESPACIO DONDE SE UBICA LA LÁMPARA. POR LO TANTO, EL MERCURIO ES NECESARIO PARA PRODUCIR LA LUZ. ADEMÁS, UNA LÁMPARA FLUORESCENTE DE CUATRO PIES DE LONGITUD TIENE UNA VIDA ÚTIL QUE PUEDE LLEGAR A LAS 36,000 HORAS Y, EN BUENA MEDIDA, ESTO DEPENDE DEL MERCURIO. En base a una encuesta realizada por la Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos de Estados Unidos (NEMA por sus siglas en inglés), una lámpara promedio de cuatro pies de longitud contiene cerca de 8.3 miligramos de mercurio.

Este valor se ha ido reduciendo de manera constante a medida de que los fabricantes han trabajado para reducirlo a un mínimo sin afectar la vida útil de la lámpara. Hoy día una lámpara promedio de cuatro pies contiene 85% menos mercurio que una fabricada en 1985. A su vez, producir una lámpara compacta fluorescente requiere de 6 mg de mercurio, mientras que su contenido promedio es de 4 mg. Esto quiere decir que, para tener un contenido total de 1 kilogramo de mercurio se requiere tener 250,000 lámparas. A su vez, para tener una tonelada se requiere tener 250 millones de lámparas (más 12 por cada casa en México).

El mercurio en la generación de electricidad. Dado que el mercurio aparece como parte de los combustibles fósiles (en el petróleo, carbón y gas natural) el uso mismo de la electricidad produce emisiones al aire de mercurio Por ejemplo, las plantas de carbón en Estados Unidos emiten cerca de 48 millones de toneladas al año, lo cual equivale a una tercera parte de las emisiones que resultan de la actividad humana en ese país. En particular, las emisiones de mercurio de plantas por la quema de combustibles fósiles en plantas de generación eléctrica llegan a las nubes y son depositadas en lagos y ríos, contaminando a peces y a los humanos que los consumen.

Esto ha llevado a instituciones como Health Canada a establecer nuevas recomendaciones sobre el consumo humano de pescados capturados de lagos y ríos en Norteamérica (donde buena cantidad de electricidad se genera a partir de carbón). Emisiones de mercurio por uso de electricidad en iluminación. En términos de las emisiones que resultan de la quema de combustibles fósiles en la generación de electricidad a lo largo de la vida útil de una lámpara, las de tipo fluorescente compacta llegan a 2.4 mg, mientras que las de tipo incandescente son de 10.0 mg (hasta cuatro veces más).

Estas cifras son similares para lámparas de uso comercial, como las T-12 y T-8 (Fig. 1). Figura 1. Emisiones de mercurio por disposición y uso de lámparas fluorescentes e incandescentes Fuente: “Environment & Health Aspects of Lighting,” Journal of the Illuminating Engineering Society, Summer 1994. Así, aún en caso de que el mercurio de una lámpara compacta fluorescente llegase a ser emitido a la atmósfera (que es algo que se puede y se debe evitar), su contribución sería menor a la que resulta de operar una incandescente.

Esto es, que el uso de lámparas ahorradoras, además de los beneficios asociados al ahorro de energía, tiene un efecto ambiental de reducción de emisiones de contaminantes peligrosos. La necesidad de sistemas de manejo Por supuesto, el que el balance sea favorable a las lámparas ahorradoras no quiere decir que las lámparas fluorescentes puedan terminar en los tiraderos.

Esta es, precisamente, la preocupación de don Rubén Ayala, quien ya almacena una cantidad notable de mercurio en las lámparas que sustituyó por más eficientes y es por esto que en los Estados Unidos y en Europa su disposición está regulada y existen sistemas de recolección (muchas veces de instituciones en el ámbito municipal) y empresas que han hecho las inversiones para recuperar el mercurio y que este no sea emitido a la atmósfera. Viéndolo positivamente, el que en México se presente el problema es una evidencia de que se ha generalizado el uso de lámparas ahorradoras. Sin embargo, lo que ahora es urgente es que se establezcan sistemas para que gente responsable como don Rubén (y, bueno, también obligar a los que no quieran serlo) puedan disponer adecuadamente de los dispositivos que permitieron reducir las emisiones de mercurio a la atmósfera por el ahorro de energía. Por lo mismo, a nuestros buenos amigos que ahora tienen la loable labor de promover el uso eficiente de la electricidad en iluminación en México y Latinoamérica les indico las siguientes referencias útiles.

Referencias útiles

Regulaciones sobre la disposición final de lámparas en EUA

http://www.ehso.com/ehso3.php?URL=http%3A%2F%2Fwww.epa.gov/epaoswer/hazwaste/id/merc-emi/merc-pgs/fedreg.pdf (). Lista de recicladores de lámparas fluorescentes en Estados Unidos: http://www.ehso.com/fluorecy.php#Lamp%20Recycling%20Services Servicio para disponer de las lámparas: http://www.bethlehemlamprecycling.com/. Instructivo del estado de Maine http://www.maine.gov/dep/rwm/hazardouswaste/pdf/lamp_flyer.pdf.

Mapa del estimado de lámparas que se convierten en desperdicio en el estado de Washington: http://www.ecy.wa.gov/programs/eap/pbt/documents/lamps.pdf (). Emisiones en miligramos de mercurio

Emissions in milligrams of mercury. Mercury from fluorescent lamp disposal is small compared to the Hg released from power generation required to operate the lamp. Incandescent lamps contain no mercury but result in the highest mercury emissions.

Por Odón de Buen R.

19/9/12 Fuente: http://transicionenergetica.blogspot.mx

Sobre

Revisa También

El Rally y el daño a nuestro patrimonio

Es hora de reflexionar, evaluar perjuicios y tomar medidas para evitar los impactos negativos de …