Inicio / Consumo Sustentable / Mendoza: El consumo eléctrico en la provincia está al límite por el calor

Mendoza: El consumo eléctrico en la provincia está al límite por el calor

Es verano. Los termómetros marcan más cerca de los 40 grados que los 30 y con ello el consumo eléctrico de heladeras, refrigeradores y aires acondicionados escala al punto de poner la demanda casi al límite. Aunque desde las empresas del sector transmiten tranquilidad, el sistema está exigido por encima del promedio habitual y es necesario que los consumidores tengan una actitud responsable sobre el uso de la energía.

Para colocar este incremento en megavatios (MW) desde Distrocuyo puntearon que la demanda actual está mucho más alta que el consumo eléctrico que tiene Mendoza.
 
“Estamos consumiendo 1.100 MW, podemos decir que tenemos una demanda eléctrica alta ya que el consumo promedio de la provincia es de 980 MW. Pero aún es prematuro hablar de lograr el pico que se alcanzó el 22 de diciembre cuando en Mendoza se consumieron 1295 MW. En aquel momento se logró ese récord porque la gente no se había ido de vacaciones, y las industrias estaban utilizando energía al máximo”.

“Si bien ya se pronostica una semana calurosa, todo puede variar, porque si hay lluvias el hombre de campo no va a regar. Además hay que tener en cuenta que hay mucha gente de vacaciones por lo tanto es poco probable que se llegue a pasar el récord de consumo del 22 de diciembre. Pero sí va a continuar la demanda alta de consumo energético”, señaló Fernando Campeotto, de Distrocuyo.

Ante una demanda eléctrica que crece, también se agrega un detalle inquietante: en lo que respecta a las hidroeléctricas Los Nihuiles y Diamante la disminución de la energía para 2011 será del orden del 21% de un año medio (1.563 GWh).

Como ejemplo, en lo que va de este año para los ríos Atuel y Diamante, han registrado los cinco años más pobres de caudal.

“La disponibilidad de agua proviene de la cantidad de nieve caída en el invierno y de la temperatura en alta montaña desde el mes de noviembre. Cada año hidrológico se pronostica una cantidad de agua en función de la nieve caída y no todos esos años son iguales. Hay años ricos, medios y pobres. Estamos en un período pobre. Para que la población e industrias no sufran la merma eléctrica hay que optimizar el recurso hídrico y eso se logra con más centrales hidroeléctricas en cada río”, puntualizó Luis Guidobono, de las hidroeléctricas Los Nihuiles y Diamante.

Según información de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (Cammesa), la potencia instalada en Mendoza es de 1.326 MW (esta potencia se logra con disponibilidad de combustible líquido, gas y agua), de los cuales, 554 MW provienen de Centrales Térmicas y el resto -772 MW- de Centrales hidráulicas. La demanda de potencia de la provincia se encuentra por encima de los 960 MW.

Soluciones posibles

Pero ¿como se podría aumentar la matriz energética de la provincia?

Para Guidobono la clave residiría en apostar por las obras hidroeléctricas que están en carpeta y las que aún esperan su implementación. “Hoy la Provincia tiene dos proyectos importantes para ser realizados en muy corto plazo, como son Portezuelo del viento, en Malargüe y Los Blancos, en Tunuyán.

La hidrografía de Mendoza es importante y hay muchos otros aprovechamientos que están esperando que se los tengan en cuenta – muchos de ellos superan los 60 años, como el aprovechamiento Cordón del Plata, en el río Mendoza, El Baqueano, en el río Diamante, Las Tunas, en los ríos Las Tunas y Santa Clara, entre otros. Mendoza tiene un bajo aprovechamiento de estos recursos. Otro recurso hídrico no muy aprovechado es la energía que se podría obtener de los canales marginales y a bajo costo”, apuntó Guidobono.

En el corto plazo, y según lo que ya perfilan los pronósticos, esta semana las temperaturas oscilarán entre los 30 y 35°C, un agobio que una gran mayoría lo aplacarán con el mayor uso de sus heladeras, refrigeradores y aires acondicionados.

Desde Valos, la organización civil que promueve la responsabilidad social, afirmaron que en materia de uso de la electricidad todos los ciudadanos son responsables.

“Que se hagan nuevas obras de infraestructura porque está aumentando el consumo es positivo, no lo es cuando las obras son producto del derroche de la gente. Hay casos donde el aire acondicionado se mantiene prendido toda la noche para dejar las oficinas frías, cuando esa energía puede ser utilizada por industrias o ser destinada a otros usos, por ejemplo en hospitales”, concluyó Daniel Caselles, de Valos.

25/1/11 Fuente: LosAndes.com.ar

 

Sobre

Revisa También

Protectora: pide reivindicaciones de los Consumidores ¡APÓYANOS!

Las reivindicaciones de los Consumidores ¡APÓYANOS! La sociedad civil representada por organizaciones sociales de muy …