Inicio / Notas de Prensa a Protectora / Denuncian que una mujer murió abandonada por el PAMI

Denuncian que una mujer murió abandonada por el PAMI

La obra social de los adultos mayores le debe una suma millonaria al único prestador que tiene para la asistencia domiciliaria. Una jubilada falleció esperando esta prestación y habría más casos.

Sufría de osteoporosis, artritis reumatoidea, problemas de cadera, sobrepeso, entre otras afecciones. Sobre el final de sus días, presentó un severo cuadro de deshidratación e insuficiencia cardíaca. Se llamaba Amelia Bustos (85) y, según denunció su hijo, Victor Bustos, murió abandonada por el PAMI. Su caso -no sería el único- desnudó la burocrática e inerte lógica con la que parecería manejarse la obra social de los adultos mayores.

Desde octubre del año pasado, el PAMI (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, Programa de Atención Médico Integral) le debe 26 millones de pesos a su único prestador de Servicios Médicos Ambulatorios (SEMA). Según se desprende de las explicaciones del titular del PAMI Mendoza, Carlos Valcarcel, el retraso en el pago obedecería a “que la factura llegó fuera de término y se puso en la cola de facturas que tiene el PAMI por pagar”. De ahí que, el primero de marzo pasado, el SEMA decidió suspender la prestación, dejando en espera a los más de cien abuelos y abuelas que, por mes, necesitan de este servicio, según indicó el gerente de la firma, Ricardo Martínez.

El servicio que presta el SEMA está destinado a pacientes que tienen enfermedades crónicas o que se encuentran postrados por distintas afecciones (ACV, cáncer, otros) y que para evitar riesgos de contraer infecciones hospitalarias se recomienda sean asistidos en su domicilio. Según los cálculos del SEMA y del PAMI, entre 120 y 140 adultos mayores requieren de este servicio mensualmente.

Desde el primero de marzo pasado, y debido a que el PAMI se retrasó meses y meses en el pago de una factura que data de agosto de 2016, estos jubilados quedaron a la deriva, sin poder recibir la asistencia requerida. Y como suele ocurrir hubo que llegar a una muerte para que la Justicia interviniera y el PAMI, en consecuencia, saliera a prometer que se hará cargo de la deuda en los próximos días.

De acuerdo con lo que comentó Víctor, el hijo de la mujer fallecida, en conversación con MDZ Online, su mamá se encontraba muy debilitada y grave cuando requirió el servicio de atención domiciliaria que le fue negado por la falta de pago de PAMI. “Cuando mi mama necesitó la atención domiciliaria, el SEMA tenía suspendido el servicio por falta de pago de parte del PAMI”, denunció el hijo de Amelia.

Como su cuadro se había complicado severamente y requería de asistencia y control médico permanente, Víctor consiguió, finalmente, internarla en la Clínica Las Heras.

Cuando parecía sorteado el obstáculo de la falta de asistencia domiciliaria, Víctor se encontró con una clínica que -comentó- “más de uno reconoce como ‘Camino al Cielo'” y que “presta un servicio inhumano”, aseveró. “En efecto, todavía no sé de qué murió mi mamá porque no logro, aún, que me den la historia clínica”, disparó.

Víctor entiende que la internación de su mamá en esta clínica “merece un capítulo aparte porque el servicio es inhumano, desde negar un calmante a una persona que estaba llorando hasta hacerte cambiarle los pañales a la paciente porque no había enfermeras. Mi mamá ya había estado internada allí, sucia, nadie la bañaba… por eso no quería volver”, denunció. “Sobre el final, tuve que optar entre dos terribles decisiones, que muriera sola abandonada en la casa o internada. Finalmente, murió sola en una terapia intensiva. Lo único que me resta es hacer un mínimo aporte para que esto no le pase a otra gente”, comentó entre lágrimas.

Sabiendo que, a esta altura de los hechos, nadie le devolverá a su mamá, Víctor acudió a Protectora (Defensa del Consumidor) y por su intermedio elevó su caso a la Justicia para visibilizarlo y evitar que vuelva a ocurrir. “El Pami tiene que revisar, en primer lugar, en qué gasta la plata. Lo que tienen que ver es el tema de la prestación de servicios en cuanto a que los beneficiarios son gente mayor, son abuelos que, como los niños, son los seres más vulnerables. El Pami no se puede desentender de los prestadores que tiene; antes habían delegados; ahora no hay control y la gente que está internada no sabe qué hacer está perdida”, apuntó Víctor.

Más muertes

El patrocinador de Protectora, José Luis Ramón, explicó que se tomó este caso como testigo pero que, en realidad, son muchos más los jubilados que se encuentran abandonados, sin atención domiciliaria. “De hecho, tenemos información que hay 37 casos esperando por este servicio, de los cuales unos 7 han fallecido”, comentó el abogado.

Bajo este panorama, el organismo defensor interpuso una medida cautelar ante la Justicia Federal, en donde se resolvió dar lugar y obligar a PAMI que restablezca de manera inmediata el servicio médico ambulatorio o que contrate a otro prestador que pueda brindar idéntico o mejor servicio. “Hacer lugar a la medida cautelar solicitada y, en consecuencia, ordenar al Pami que, cubra de manera inmediata a todo el colectivo de personas afectadas, las prestaciones médicas que se denuncian en la presente demanda; mantenga como prestador a Servicios Médicos Ambulatorios, disponga las medidas necesarias para asegurar el mantenimiento de las prestaciones médica – asistenciales convenidas o que forman parte de la continuidad del tratamiento de atención médica domiciliaria y/o ambulatoria para garantizar la atención de los pacientes que se individualizaron en el colectivo damnificado, absteniéndose de modificar las condiciones que hacen a su viabilidad, intertanto, se acredite suficientemente la existencia de un servicio médico de iguales o mejores características que el brindado por Sema, sin que dicho cambio comprometa el derecho a la salud y un tratamiento digno”, reza la resolución firmada por la jueza federal Olga Pura Arrabal.

La promesa

Tras conocerse la decisión de la Justicia, Valcarcel, titular de PAMI en Mendoza, dijo que está “abocado” a hacer todas las gestiones que sean necesarias con PAMI nacional a los fines de destrabar el pago y poder restablecer el servicio del SEMA. “El camino más corto es restablecer el servicio mediante el pago de la factura adeudada. Me dijeron que más tardar el martes estará solucionado”, se mostró confiado el funcionario evitando referirse, asimismo, a la muerte de Amelia.

En tanto, el gerente del SEMA aclaró que “en el sistema existen más de dos mil personas que están siendo atendidas en sus domicilios. Nunca se las dejó de atender. Lo que no se ha podido es ingresar más gente por la falta de pago. No hemos abandonado a la gente que estábamos atendiendo lo que hemos hecho es no ingresar a más gente porque al ser un servicio domiciliario tiene un muy alto costo en honorarios de los profesionales y en combustible. Esto es porque el PAMI arbitraria y unilateralmente dejó de pagar una factura correspondiente a noviembre de 2016”.

Al preguntarle sobre la muerte de pacientes que, como Amelia, quedaron varados esperando un servicio de atención domiciliaria, Martínez apuntó: “La gente ha muerto porque se tiene que morir. Pero no es lo mismo una muerte digna que estar sin atender”.

Fuente: http://www.mdzol.com/nota/728719-denuncian-que-una-mujer-murio-abandonada-por-el-pami/

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Hot sale: recomendaciones para conseguir las mejores ofertas

Hasta el miércoles se extienden las jornadas de promociones online y te contámos cómo aprovecharlas …