Inicio / Notas de Prensa a Protectora / Es cada vez mayor el impacto de los pozos en los autos

Es cada vez mayor el impacto de los pozos en los autos

Enormes pozos en las calles del Gran Mendoza siguen dañando decenas de automóviles todos los días. Los miles de habitantes de Mendoza y sus alrededores son los usuarios cotidianos de las rutas y calles dañadas que se encuentran ante una situación inusual: no tienen adónde ir a quejarse por los enormes hoyos que hacen del tránsito algo impensable de hacer con normalidad.
Las calles están imposibles de transitar: en Guaymallén, por ejemplo, el hormigón centenario de los carriles Bandera de los Andes y Godoy Cruz está dañado en casi toda su extensión. Si no hay pozos, hay rajaduras en la superficie. En otras calles, la capa asfáltica se ha roto y ya no alcanzan los parches.

Son tantos los baches, que es inviable que cada uno de los usuarios del Gran Mendoza se presente con una nota en las oficinas municipales para quejarse y pedir una pronta solución.

“Es la primera vez que me consultan sobre este tipo de usuarios”, dijo Mónica Lucero de Nofal, titular de la Dirección de Defensa del Consumidor.

“Es algo novedoso, no existe ese problema como propio de un consumidor, aunque reconozco que estamos ante miles de usuarios que hacen su reclamo”, expresó la funcionaria, quien prometió una consulta urgente a sus abogados para estudiar estos casos.

Mientras tanto, Protectora, entidad de defensa de los consumidores, tiene en su portal 15 formularios distintos para quejarse ante municipios, organismos de control provinciales y nacionales, y empresas de servicios. Incluye uno para el caso que nos ocupa: “Formulario de reclamo al municipio por daños causados por baches, pozos o roturas de la vía pública”. Al margen de este formulario, no hay ningún espacio para quejarse de los baches; casi no hay forma que los vecinos puedan defenderse.

Algunos asesores apuntaron la vía de los concejales para canalizar la “bronca”. ¿Concejales?, preguntaron los vecinos presentes en uno de los mercaditos que se ubica sobre calle Pedro Molina.

Mientras tanto, el Poder Ejecutivo de Guaymallén mantiene vigente “el estado de emergencia” que dictó sobre sus calles al poco tiempo de asumir en diciembre. Aclaró hace pocos días que el arreglo que demandan sus calles será millonario y tomará muchos años de trabajos ininterrumpidos.

La gente, mientras tanto, ya asumió el problema y lo canalizó en algunas definiciones, por ejemplo, “hay tres clases de baches en Mendoza: estructurales, coyunturales y panditos”.

Permalink: http://www.elsol.com.ar/nota/267108

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Exigen que el boleto vuelva a ser el comprobante para pasajeros de omnibus

Es debido a los conflictos a bordo de los colectivos. La ONG Protectora, representada por …