Inicio / Acciones y Campañas de la Asociación / Alimentos - Nutrición / ¿COMO VIAJAN LOS ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS?

¿COMO VIAJAN LOS ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS?

PROTECTORA: ASOCIACION DE DEFENSA AL CONSUMIDOR INFORMA (fuente: Rionegro.com.ar)

Cuesta creerlo, pero muchas veces los alimentos se transportan mezclados con productos de limpieza y hasta insecticidas

Cuando realiza sus compras en el supermercado o el almacén del barrio, a la hora de embolsar los productos adquiridos, seguramente se toma el trabajo de no incluir en una misma bolsa los fiambres o lácteos junto al detergente o al limpiador de pisos. ¿La razón? Muy sencilla. No desea que los alimentos tomen contacto con algún producto corrosivo o contaminante que los vuelva no aptos para el consumo de su familia.

Por extensión, esta misma lógica se aplica en las góndolas de los supermercados o almacenes: los productos de limpieza están claramente separados de los alimentos. Pero, ¿qué pasa con esta mercadería antes de llegar a las góndolas?

Los camiones que transportan productos alimenticios para el consumo humano tienen la obligación por ley de garantizar la inocuidad y conservación de los mismos y existen organismos que se encargan de su cumplimiento. Lamentablemente, los controles fallan y existen muchos casos en los que los transportistas, por abaratar costos o por simple negligencia, ponen «todo en una misma bolsa».

El Código Alimentario Argentino, reglamentado a partir de la Ley 18.284, define las condiciones generales que debe reunir el transporte de sustancias alimenticias y precisa las responsabilidades de las personas involucradas en esa actividad. Ello en razón de la protección integral de los productos, durante su transporte, de posibles contaminaciones o daños capaces de tornarlos en no aptos para el consumo y para asegurar su buen estado de conservación.

En primer lugar, se establece que los vehículos deberán reunir las condiciones de higiene y seguridad adecuadas y estar libres de cualquier tipo de contaminación y/o infestación. El tipo de medio de transporte o recipiente necesario para tal fin dependerá de la naturaleza del alimento y de las condiciones en que se transporte.

Si reúne estas condiciones, se otorga al transportista una habilitación que tiene validez por un año y la autoridad sanitaria competente, en este caso el Anmat, Inal o Senasa, deberá controlar periódicamente el mantenimiento de las condiciones que dieron origen a la habilitación.

Además se mencionan distintas exigencias de acuerdo a la naturaleza de los alimentos transportados. Es así que se disponen condiciones especiales en el equipamiento de las «cajas» de los transportes cuando se trasladan, por ejemplo, alimentos congelados o súper congelados.

Pero además se establece que se podrá realizar el transporte simultáneo de diferentes tipos de alimentos, siempre y cuando sus características particulares o de conservación y mantenimiento así lo permitan. En el caso de alimentos que presenten algún tipo de incompatibilidad, la autoridad sanitaria podrá autorizar la colocación de tabiques, herméticos o no, a los efectos de su separación.

Por otro lado, los alimentos con envases primarios totalmente herméticos, impermeables, resistentes y seguros podrán transportarse con otros productos no alimenticios, toda vez que estos últimos no contaminen, alteren o pongan en riesgo la inocuidad de los alimentos y la integridad de los envases.

Para evitar el abuso de esta última disposición, la norma prohíbe terminantemente el transporte, conjuntamente con alimentos, de todo producto o sustancia que implique o pueda producir un riesgo para la salud, tales como materiales radiactivos, tóxicos o infecciosos, materiales y sustancias corrosivas, etc. Es decir, nunca pueden mezclarse, por ejemplo, limpiadores líquidos de piso con bolsas de fideos.

La responsabilidad del mantenimiento de las condiciones de conservación, acondicionamiento e integridad de los alimentos, desde el momento de carga hasta el de descarga queda en manos del transportista, aunque es el dador de la carga el responsable de brindar instrucciones precisas y completas para un correcto transporte y acondicionamiento que garanticen el mantenimiento de productos y además será responsable de verificar las condiciones adecuadas del vehículo.

Sobre

Revisa También

Boicot a las Leches y Productos de La Serenísima.

NO COMPRAR PRODUCTOS LA SERENISIMA Boicot a las Leches y Productos de La Serenísima. Las …