Asado vs. pastas

20130706-183341.jpg

La falta de harina disparó el precio de las pastas que ya cuestan lo mismo que un asado. Una caja de ravioles vale el doble que el año pasado. Pan, tortas y facturas están por las nubes.

La carencia de trigo para el acopio y consecuentemente de harina, elevó notablemente el precio de los productos manufacturados a base de esa materia prima. Este fenómeno que afecta a la economía familiar, es una constante desde principios de año. Por ejemplo, la caja de ravioles caseros (dos planchas) puede costar entre $45 y $53, o sea, poco menos del doble de lo que valía el año pasado. Por otro lado, el pan, las facturas y las tortitas siguen trepando con impulso en la escalada de precios. Hoy, los costos que presentan las panaderías representan un incremento del 90% en relación a los que se marcaban en julio del 2012.

Además, la gente no se ha plegado al boicot contra el pan, ya que tampoco se consigue harina en paquetes de 1 kilo.

Ravioles, casi una ostentación
Aunque a principios de año parecía que la falta y resguardo de harina por parte de los especuladores iba a afectar solamente a los productos de panadería, pero lo cierto es que muchas fábricas de pastas tampoco consiguen la materia prima y la poca que tienen no alcanza para satisfacer la demanda.

Al respecto, Julio Berbén, propietario de Pastas Mar del Plata, comentó a diario El Ciudadano que todos los días se queda en falta con la clientela, lo que determinó un aumento de casi el 97% en un año.

“No consigo harina refinada para pastas y yo así no puedo trabajar. Nos cortan las piernas y no nos queda otra que aumentar”, se queja el empresario. Al mismo tiempo, asegura que tanto en el gremio de los panaderos como en el de pasteros hay algunos especuladores que, ante la paranoia inflacionaria, se guardan la materia prima a fin de sostener el mercado en estos altos niveles.

En resumen, los precios en las góndolas verificados en una recorrida, reflejan una realidad inédita en nuestra provincia: preparar ravioles para seis personas cuesta exactamente lo mismo que hacer un asado para la misma cantidad de comensales. Así, con el kilo de carne rondando los $40, queda un margen de $20 de diferencia, teniendo en cuenta que cada persona come 500 gramos aproximadamente y que con una caja de ravioles ($54), capelettis ($49), agnelottis ($57) o tallarines rellenos ($59) comen solo tres personas. Las asociaciones protectoras del consumidor de Mendoza están analizando promover un boicot de pastas para la semana que viene, si no se ajustan o se controlan los precios.

Ley de abastecimiento
El secretario Guillermo Moreno amenazó ayer con aplicar la vieja Ley de Abastecimiento y decomisar las reservas existentes de trigo en caso de que quienes lo tengan en su poder no lo vendan esta misma semana a los molinos.

La ofensiva del funcionario apunta a forzar una baja de los precios del cereal, primero, y de la harina, después. Solamente así las panaderías podrían cumplir con lo que hasta ahora es una ilusión: vender el kilo de pan a $10.

Fuente: Diario Ciudadano.

Link: http://www.ciudadanodiario.com.ar/vida-y-sociedad/cocinar-pastas-cuesta-igual-que-hacer-un-asado.html

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Impuesto Rosa: en Córdoba las mujeres pagan mas que los hombres.

Miembros de la Asociación Protectora en Córdoba, investigaron sobre el llamado impuesto “rosa”, y  llegaron …