Comida “Chatarra”

La comida chatarra contiene, por lo general, altos niveles de grasas, sal, condimentos o azúcares (que estimulan el apetito y la sed ) y numerosos aditivos alimentarios, como el glutamato monosódico (potenciador del sabor) o la tartracina (colorante alimentario).

Estos alimentos se consumen, por lo general, en cantidades excesivas, ya que son de fácil elaboración (por eso también se la denomina comida rápida ó fast-food) y conservación, su precio es relativamente bajo, su distribución comercial es amplia y la presión de la publicidad.

Suele relacionarse el consumo de comida chatarra con la obesidad, las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo II, las caries y la celulitis. Además, podemos decir que el consumo de ella es un factor principal del problema masivo de obesidad en los niños. Un combo grande de comida chatarra (hamburguesa doble con queso, papas fritas, bebidas y postre) puede contener 2200 Kcal, las cuales requerirían un maratón para ser quemadas. Otra posible causa de la obesidad es la vida sedentaria que han adoptado los niños en la actualidad, fatal combinación para su salud.

No obstante ello, cada vez hay más restaurantes que nos brindan éste tipo de comidas, pero además las cadenas de supermercados también ofrecen al mercado dicha comida chatarra. La comida chatarra en sí, es una mercancía, que a los ojos de las industrias debe venderse a gran escala para obtener lucro de ella, no importa el valor nutricional de la misma, sino la mayor cantidad de ventas posible. La comida chatarra es reflejo de una economía que se basa en una sociedad consumista. Por eso, desde muchos puntos de vista, la comida chatarra es un daño y no un bien para la sociedad.

Los cambios en el rol de la mujer, y los cambios tecnológicos, así como las características económicas, culturales y políticas de un país tienen estrecha relación con su forma de alimentarse. Por eso es importante considerar la influencia de estos factores en la nutrición que imperan en la sociedad

Para resumir podemos decir que hoy día vemos en los niños problemas de nutrición. Esto contribuye a problemas sociales y psicológicos en el desarrollo del niño. El índice de obesidad, problemas cardiacos y hasta repercusiones psicológicas se ven reflejadas en los niños a causa de la mal nutrición que impera en ésta sociedad moderna .La cantidad de propaganda de los restaurantes de comida rápida hace que este índice tenga más revuelo, creando así graves problemas de salud en los niños. El gran poder de la influencia publicitaria, crea un desplazamiento de valores nutricionales que cualquier niño necesita en su desarrollo, causando así los problemas antes mencionada.

12/10/11 Fuente: Msal.gov.ar

 

 

Sobre

Revisa También

Boicot a las Leches y Productos de La Serenísima.

NO COMPRAR PRODUCTOS LA SERENISIMA Boicot a las Leches y Productos de La Serenísima. Las …