Inicio / Acciones y Campañas de la Asociación / Alimentos - Nutrición / Nota de Prensa de MDZonline a Protectora: Alertan sobre la venta de jamón cocido adulterado en supermercados

Nota de Prensa de MDZonline a Protectora: Alertan sobre la venta de jamón cocido adulterado en supermercados

La asociación de defensa del consumidor Protectora está gestionando en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (A.N.M.A.T.) la posibilidad de hacer en nuestra provincia los análisis correspondientes para determinar si los super e hipermercados cumplen con las normativas del SENASA en lo que respecta a la correcta comercialización, puntualmente, de jamón cocido.

«Nosotros vemos que hay mucha diferencia de precios entre las diferentes marcas, además de ser evidente, y tras consultarle a expertos en fiambrería, que en algunos casos hasta contienen gelatina. Pero, hasta que contemos con los reactivos necesarios y con la posibilidad de hacer los análisis no podemos confirmar si cumplen o no con las reglamentaciones nacionales», asegura Mario Vadillo, de Protectora.

por Mario Urzúa

A su vez, Vadillo pretende alertar a los consumidores sobre esta problemática «ya que también afecta a las personas celíacas, muchos de esos aditivos no informados en el empaquetado pueden causar serios inconvenientes», y aconseja que «cuando -el consumidor- compre fiambres en el supermercado, preste atención a las características del producto. Por ejemplo, el jamón cocido debe ser fibroso. Además de ser evidente, no sólo a la vista sino al comparar los precios, la calidad de uno y otro».

Ya en 2006, la Sala A de la Cámara Nacional en lo Penal Económico de Capital Federal, confirmó la sanción impuesta por la Dirección Nacional de Comercio Interior a Carrefour Argentina, consistente en multas de 30 mil pesos, y al frigorífico Honduras Friho por un monto de  2 mil, por vender jamón cocido que contenía carne vacuna, almidón y proteínas de soja.

La sentencia se fundó en la Ley 22.802, que en su artículo 5º dice expresamente que «queda prohibido consignar en la presentación folletos, envases, etiquetas o envoltorios, palabras, frases, descripciones, marcas o cualquier otro signo que pueda inducir a error, engaño o confusión, respecto de la naturaleza, origen, calidad, pureza, mezcla o cantidad de los frutos o productos, de sus propiedades, características, usos, condiciones de comercialización o técnicas de producción».

Esencialmente, la condena se aplicó porque tanto el fabricante como el comercializador violaron la Ley de Lealtad Comercial e indujeron a error al público consumidor.

Los jueces en su fallo concluyeron: «Los fiambres que se vendían como jamón cocido, paleta o lomo no eran genuinos, porque contenían almidón o proteínas de soja, ingredientes que según el Código Alimentario Argentino ninguno de estos fiambres debe contener».

El Código Alimentario Argentino

Es el que regula en todo el territorio de la Republica Argentina a todos los alimentos, condimentos, bebidas o sus materias primas y los aditivos alimentarios que se elaboren, fraccionen, conserven, transporten, expendan o expongan, así como a toda persona, firma comercial o establecimiento que lo haga.

El CAA establece, en una serie de leyes, el reglamento técnico sobre normas higiénico-sanitarias, bromatológicas, de calidad y genuinidad que deben cumplir las personas físicas o jurídicas, los establecimientos, y los productos que caen en su órbita.

Dicho Código cuenta con algo más de 1.400 artículos divididos en 20 capítulos y  fue puesto en vigencia por la Ley 18.284, reglamentada por el Decreto 2126/71, y cuyo Anexo I es el texto del CAA.

Consejos útiles a la hora de comprar alimentos

  • Verificar la existencia de las siglas RNE y RNPA en el envase, las cuales deben poseer en general 8 dígitos. Si no figuran es posible que el alimento sea de un establecimiento no autorizado y por lo tanto, el producto carece de los controles sanitarios.
  • Prestar atención a la fecha de vencimiento. Debe estar visible y no puede tener remarcaciones ni dobles fechas. No compre, ni consuma el alimento. Denuncie el hecho.
  • Si en los alimentos perecederos se rompe la cadena de frío se pueden producir alteraciones y desarrollo de microbios, transformándolos en productos riesgosos para el consumo. Si detecta que un comercio rompe la cadena de frío, no compre allí. Si compra productos en frío o congelados, llévelos rápidamente a su casa y guárdelos en la heladera o freezer. Y nunca congele alimentos que ya fueron descongelados.
  • No compre ni consuma alimentos en locales donde observe suciedad o rastros de insectos o roedores. La ropa y las manos del comerciante, las heladeras, góndolas y vitrinas deben estar perfectamente limpias.
  • Los alimentos especiales deben tener una indicación expresa y debe figurar en el envase. Por ejemplo «apto para celíacos» o «diabéticos contiene cromo».

Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/165680

Nota Relacionada: Le suena conocido: Venta de Jamón Cocido Falso..

Sobre

Revisa También

la importancia de leer las etiquetas

Como consumidores no estamos acostumbrados a leer las etiquetas, sin embargo, el «derecho a la …