CELIACOS, ENFERMOS DISCRIMINADOS.

En la provincia de Santa Fe está vigente el Programa de Apoyo Alimentario para Celíacos que consta de una ayuda económica para comprar alimentos libres de gluten en comercios adheridos. Pero los beneficiarios del Programa no deben tener obra social. Con lo cual, las personas que padecen esta enfermedad y están incluidos en el sistema de la seguridad social, deben abonar más de 200 pesos cada vez que su médico le solicite los análisis de control, cuya cantidad anual depende del paciente, y no podrán acceder al beneficio que ofrece la provincia. Las personas celíacas son aquellas cuyo intestino tiene intolerancia al gluten, una proteína presente en los cereales de trigo, avena, cebada y centeno que se utiliza para dar cuerpo y volumen a alimentos, medicamentos y productos de cosmética. Está presente en la mayoría de los productos de consumo, desde la pasta de dientes hasta el shampoo, como en los embutidos, quesos, snacks, y el cacao en polvo, además de cualquier producto que contenga alguno de estos cereales o sus derivados. La celiaquía es una enfermedad para la que aún no se ha descubierto una cura y no genera problemas al organismo en tanto no se ingiera gluten. Una de las mayores dificultades que enfrentan en la actualidad es que la mayoría de los alimentos, cosméticos y medicamentos no indican en su envoltorio si contienen o no gluten. Además, los alimentos libres de gluten que no forman parte del circuito de comercio masivo -como los supermercados o cualquier quiosco o mercado-, se consiguen exclusivamente en dietéticas o locales especializados a un costo muchísimo mayor que el mismo tipo de producto pero con gluten. Por ejemplo, un paquete de medio kilo de fideos sin gluten va de los 6.5 pesos en adelante, y un paquete de galletitas dulces de 160 gramos no cuesta menos de 4 pesos. Por si esto fuera poco, los dos análisis que permiten el control de la enfermedad tienen un costo superior a los cien pesos cada uno en los laboratorios privados y la mayoría de las obras sociales no los cubren, por no estar incluidos en el Programa Médico Obligatorio (PMO). En la Cámara de Diputados de la Nación espera su tratamiento un proyecto de Ley Celíaca. Establece la obligatoriedad para todos los alimentos y medicamentos de indicar si contienen gluten o no, como ocurre en Brasil, además de incluir los análisis de control en el PMO y bajar los impuestos a los productos libres de gluten para que el costo al consumidor sea más accesible. Por último, establece el incentivo a la investigación para buscar una solución a la intolerancia al gluten. Si bien una encuesta realizada en La Plata asegura que en la Argentina hay alrededor de 400 mil celíacos, los datos no responden a una estadística certera sino que fueron recogidos a partir de pacientes que voluntariamente se realizaron los análisis de diagnóstico aunque habían concurrido al hospital por otras cuestiones. “Los datos no son ciertos. Los pacientes se hicieron los análisis y arrojaron el resultado de que una de cada 140 personas es celíaca”, informó Alvarez, quien destacó que “no se sabe con certeza cuántos celíacos hay”. La dirigente de la Asociación Celíaca de Rosario explicó que “al no haber datos estadísticos la cifra de 1/140 es sólo un parámetro, pero podrían ser muchos más. El problema es que muchas veces los pacientes consultan alguna dolencia particular y como es una enfermedad con síntomas variados los médicos no diagnostican celiaquía

Sobre

Revisa También

Boicot a las Leches y Productos de La Serenísima.

NO COMPRAR PRODUCTOS LA SERENISIMA Boicot a las Leches y Productos de La Serenísima. Las …