Inicio / Acciones y Campañas de la Asociación / AVIACION – TRANSPORTE AEREO- CANCELACIONES Y MAS.

AVIACION – TRANSPORTE AEREO- CANCELACIONES Y MAS.

AVIACION – TRANSPORTE AEREO- CANCELACIONES Y MAS.

La jurisprudencia del fuero Civil y Comercial Federal durante los años 2014 y 2015 dictó distintas sentencias contemplando indemnizaciones por daño moral. Al respecto, la cifra más alta por dicho rubro en casos de demora o cancelación ha sido de $ 14.000 por pasajero, mientras que en los casos de overbooking se ha establecido en cambio un monto de hasta $ 20.000 por pasajero, a la vez que en juicios entablados por problemas con el equipaje. Fuerza mayor invocada por las aerolíneas en casos de demora o cancelación De las setencias relevadas en casos de demora o cancelación, puede apreciarse que existen 3 razones que las líneas aéreas invocaron en el 62% de los casos: razones meteorológicas, inconvenientes mecánicos y huelgas. En efecto, tales motivos fueron invocados por las compañías para eximir su responsabilidad, en tanto configurarían en principio “fuerza mayor”. Así, los problemas o inconvenientes mecánicos han sido a los que se ha acudido en mayor medida (30%), seguidos de las razones climáticas o meterológicas (19%), mientras que el tercer lugar es ocupado por las huelgas o conflictos gremiales (13%). Análisis de los motivos Puede observarse que durante el período 2014-2015 en el 100% de los casos en que las compañías han invocado inconvenientes técnicos o mecánicos, así como también huelgas o conflictos gremiales, los tribunales han fallado a favor de los usuarios en el 100% de los casos, rechazando la eximición de responsabilidad solicitada por las compañias en base a tales motivos. Además, es de resaltar que en todos los casos resueltos a favor de los usuarios se ha condenado a las compañías a abonar indemnización por daño moral. En los casos de huelga se han establecido compensaciones
Derecho al arrepentimiento – art. 34 LDC En un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, se dispuso sanción por $ 30.000 contra LAN AIRLINES S.A. por no haber dado cumplimiento a la facultad de revocar que corresponde al usuario en los términos del art. 34 LD. La sentencia adquiere fundamental relevancia a la luz de lo establecido en el art. 1116 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación.
Del artículo transcripto surge con claridad que la facultad de revocar la aceptación dentro de los diez días de suscripto el contrato por vía electrónica, debe incluirse en forma clara y notoria en aquél. El incumplimiento se verifica a partir de las constancias de fs. 11/14, pues no surge que tal opción se hubiera incluido en las condiciones de venta, ni informado el medio establecido a efectos de ejercerla. Además, del intercambio epistolar de fs. 4/9 se desprende con claridad que el consumidor quiso rechazar la compra, sin embargo no se le permitió ejercer su derecho (ver esp. fs. 5/6, donde el cliente replica el mail de confirmación de compra de la empresa LAN). Siendo ello así, lo que pueda haberse acordado con el consumidor con posterioridad no permite eximirla de responsabilidad, toda vez que se trata de una infracción de tipo formal, donde la constatación de los hechos hace nacer por sí y como principio la responsabilidad del infractor (en igual sentido, confr.esta Sala, in re “El Galante SA c/ DNCI s/Defensa del consumidor – Ley 26361 – Art 35”, sent. del 29/9/15, y sus citas).
Además, pese a estar debidamente notificada de la imputación, la ahora recurrente no ejerció sus defensas en sede administrativa, y tampoco aporta en esta oportunidad elementos de juicio que prueben haber dado solución al reclamo del usuario. Nótese que a fs. 8 la encartada acusó expresamente recibo de la solicitud, sin embargo, el cliente no habría podido dejar sin efecto la compra original y reformularla en condiciones más convenientes. En razón de lo expuesto, se confirma la disposición apelada en cuanto tuvo por configurada la falta al artículo 34 de la ley 24.240. (LAN AIRLINES S.A. c/DNCI s/Defensa del consumidor Ley 24.240 Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, Sala IV, 22.12.2015)
PROBLEMAS AEREOS

Inconvenientes mecánicos

Se ha sostenido que un inconveniente mecánico no configura fuerza mayor, en tanto “los problemas técnicos de esta naturaleza sólo son imputables a la compañía aérea y ponen de manifiesto que el transportista pudo haber evitado la dilación producida si hubiera adoptado todas las precauciones de mantenimiento o verificación adecuadas con suficiente anticipación, lo que según lo demuestran los hechos no ocurrió. (CNCiv. y Com. Fed. Sala I, “Rocino Carlos Alberto y otros c/LAN Argentina s/Incumplimiento de contrato”, causa Nro. 328/10, 26/06/2014). “… si la compañía aérea no tenía los repuestos a su disposición en el momento en que se presentó la falla, independientemente de que el experto lo mencione como “fallas que ocurren, en forma aleatoria”, no basta alegar en forma genérica esa falta del repuesto, si no se relaciona con el cumplimiento a ultranza de todos los controles técnicos previo al vuelo por parte de la empresa y de todas las “medidas necesarias” tendientes a superarlo, porque esa falla podría deberse, precisamente, a una imprevisión inexcusable (art. 20 de la Convención, Sala y causa citadas) … si la demora se debió a un desperfecto técnico y la culpa de la empresa se presume, ésta última debió haber acreditado que ese inconveniente encontraba su causa en el riesgo aéreo superador de cualquier previsión ordinaria (Folchi, M. O. Y Cosentino, E. “Derecho Aeronáutico y transporte aéreo”, Ed. Astrea, 1977, pág. 70 y 108, citados por la Sala III en la causa mencionada).” (Juzg. Nac. de 1ra. Inst. en lo Civ. y Com. Fed. 9 Sec. 17 “Humer, Gladys Mabel y otro c/Aerolíneas Argentinas A.A: s/Daños y Perjuicios”, 09/09/2014)
“La demandada no tomó las medidas necesarias como pudo y debió hacer, con antelación suficiente para evitar el daño; y contrariamente a lo sostenido por el perito, entiendo que eran perfectamente previsibles, en tanto tienen directa relación con el servicio de mantenimiento que periódicamente la transportista debe cumplimentar. La situación en consecuencia es ajena a la prevista por el art. 142 del Código Aeronáutico y artículos 18 y 20 del Convenio de Varsovia.” (Juzg. Nac. de 1ra. Inst. en lo Civ. y Com. Fed. Nro. 5, “CZETOWICZ, Adán Casimiro y otro c/Aerolíneas Argentinas S.A. s/Incumplimiento de contrato”

Cuestiones meteorológicas

“…las medidas adoptadas por Iberia después de la cancelación del vuelo contratado, no han sido las necesarias para acreditar el efectivo y diligente cumplimiento de sus obligaciones (art. 12 de la Resolución MEOySP 1532/98), puesto que las alternativas invocadas por el apoderado de la demandada, a fin de hacer frente a la situación imperante, no fueron siquiera objeto de prueba. Tampoco fueron probadas las razones de fuerza mayor invocadas para eximirse de responsabilidad respecto del vuelo de regreso que había contratado el accionante, y por ello el reclamo resulta procedente.” (Juzg. Civ. y Com. Fed. 4, “Zemborain, Lucio Jorge c/Iberia Líneas Aéreas de España S.A. s/Incumplimiento de contrato”, 20.05.2015).

Cenizas

“… a tenor del reconocimiento efectuado por la parte actora a fs. 40 vta. en donde se pone de resalto que “como es de público conocimiento el día 4 de junio de 2011, el complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle Puyehue entró en actividad, provocando que, por la gran nube de cenizas, se cancelaran algunos vuelos en los distintos lugares afectados”, la parte demandada quedaría dispensada de probar el caso fortuito por encuadrarse en el supuesto hecho notorio o de público conocimiento. Sin perjuicio de eso y valorando la prueba aportada a la causa no puede sino concluirse que –en el caso- se configuró el supuesto de fuerza mayor contemplado por la normativa aplicable. ….. Es claro que semejante clemencia climatológica reúne los requisitos del instituto en análisis, puesto que se presentó como una circunstancia que se encontraba más allá del control de la voluntad y de las posibilidades del transportista, y que –aún prevista- no podía ser evitada; no pudiendo soslayarse que las medidas adoptadas por éste –es decir, la cancelación y reprogramación del vuelo- lucen razonables a la luz de la obligación de seguridad que es esencial en materia de transporte aéreo.” (Juzg. Civ. y Com. Fed. 2, “Ladowsky, Elías Mario c/Aerolíneas Argentinas S.A. y otro s/Incumplimiento de contrato”, 10.09.2014. “La carencia de prueba acerca de las previsiones que tomó o debió haber tomado la aerolínea para hospedar a la actora la noche del 18.07.11 al 19.07.11 merece idéntico reparo. De eso no es posible extraer su intención de no ejecutar apropiadamente el contrato de transporte, más cuando esas prestaciones cuentan con un marco general con los proveedores de las mismas, y uno especial para los pasajeros que necesitan de ella. … En síntesis y de acuerdo a los presupuestos descriptos… no encuentro motivos para fundar una sentencia de condena contra la empresa. Ésta ha demostrado haber tomado las diligencias necesarias que la situación le imponía para llevar a cabo la obligación de transporte que contrajera, en un contexto en el que resultaba imposible hacerlo en tiempo oportuno, en virtud del hecho notorio antes aludido”. En sentido contrario:
“…Las medidas adoptadas por LAN ARGENTINA después de la cancelación del vuelo contratado, no han sido las necesarias para acreditar el efectivo y diligente cumplimiento de sus obligaciones (art. 12 Res. MEOySP 1532-98), puesto que la circunstancia invocada por el apoderado de la demandada, en cuanto a que la cancelación del vuelo motivó la reubicación de los pasajeros en la medida de la capacidad que podía otorgar su representada. …. El transportador hubiera podido evitar las constantes demoras mediante una organización adecuada y cuidadosa y debió probar que no pudo colocar a los pasajeros en el primer vuelo disponible. En consecuencia, considero que no se ha acreditado la causal de exoneración de responsabilidad invocada, y por ello reclamo resulta procedente.” (Juzg. Civ. y Com. Fed. Nro. 4, Sec. 7 “Iorio, Liliana Silvia y otro c/LAN ARGENTINA S.A. s/Incumplimiento de contrato”, 3.02.2014).
“En este estado, se debe agregar que no se desconocen los efectos de la ceniza volcánica sobre el funcionamiento de las aeronaves. De lo que se trata, es precisar si efectivamente existió un caso de fuerza mayor que justificara la demora de cuatro días que sufrieron los actores para arribar a Ezeiza, circunstancia que por lo expuesto, no ha sido debidamente probada por la emplazada (cfr. Art. 377 del CPCC), sin que sea un argumento atendible el número de pasajeros a trasladar en el vuelo reprogramado” (Juzg. Civ. y Com. Fed. 11, “Scavelli, Fernando Daniel y otros c/TAM LINHAS AEREAS S.A. s/Incumplimiento de contrato”, 25.02.2015).

Huelga

“No basta invocar el hecho notorio de la huelga de pilotos, ni la prueba de que ésta tuvo lugar –circunstancia que Aerolíneas Argentinas estima constituye un supuesto de fuerza mayor eximente de toda responsabilidad por el cumplimiento del transporte-; la transportista debió demostrar fehacientemente que el movimiento de fuerza fue para ella imprevisible e inevitable, vale decir que no pudo prever su ocurrencia y que tampoco pudo tomar ninguna suerte de media para, al menos, paliar sus consecuencias…. En estos términos … la medida de fuerza de la APLA fue previsible, y desencadenado el conflicto gremial, la accionada no tomó las medidas conducentes a fin de no perturbar el cumplimiento cabal de los contratos de transporte celebrados.” (Juzg. Civ. y Com. Fed. Nro. 8 Sec. 16 “Gonzalez, Mauricio y otro c/Aerolíneas Argentinas S.A. y otro s/Incumplimiento de contrato”, 6/10/2015)
“Sólo en circunstancias excepcionales (que algunos autores han relacionado con revoluciones o estallidos sociales repentino puede el sujeto pasivo de la obligación eximirse de la responsabilidad alegando la huelga… la demandada no acreditó la existencia de una medida de fuerza. El informe de fs. 132 sólo refiere a la realización de una asamblea de APTA pero no indica que, como consecuencia de ella, se canceló el vuelo en cuestión. Tampoco demostró la accionada haber reajustado sus vuelos atenuando las derivaciones negativas de la cancelación, no pudiéndose soslayar que su culpa se presume.” (Juzg. Civ. y Com. Fed. Nro. 10 Sec. 20, “Rosenberg, Ricardo c/LAN Argentina S.A. s/Incumplimiento de contrato”, sentencia Nro. 173/2015).
Se entendió que no resultaba atendible la causal de fuerza mayor invocada por la aerolínea en tanto “con suficiente antelación al viaje programado por la actora la demandada tuvo pleno conocimiento del conflicto laboral que ponía en riesgo el cumplimiento de la prestación a su cargo; no obstante ello, no tomó ninguna medida tendiente a evitar los perjuicios que por la previsible demora, les ocasionaría a los pasajeros. Tampoco, alegó la imposibilidad de disponer de medida alguna; y no previno a los pasajeros de la situación conflictiva que la involucraba con el personal y tornaba aleatorio el incumplimiento del horario programado. En suma, no medió imprevisibilidad e inevitabilidad, y la situación se enmarca en lo previsto en el art. 141 del Código Aeronáutico y artículos 512 y 904 del Código Civil, y resulta ajena a lo normado en el art. 142 del Código Aeronáutico; y artículos 18 y 20 del Convenio de Varsovia.” (Juzg. Nac. De 1ra. Inst. en lo Civ. y Com. Fed. Nro. 5, “Mendez, Romina Anabella c/Aerolíneas Argentinas S.A. s/incumplimiento de contrato”, causa 8863, 2/2014)
“No medió imprevisibilidad e inevitabilidad, en tanto se trató de un conflicto con su personal en el marco de la relación laboral que los une. Entonces, la situación se enmarca en lo previsto por el art. 141 el Código Aeronáutico y arts. 512 y 904 del Código Aeronáutico y arts. 512 y 904 del Código Civil, y resulta ajena a lo normado en el art. 142 del Código Aeronáutico; y artículos 18 y 20 del Convenio de Varsovia.” (Juzg. Nac. De 1ra. Inst. en lo Civ. y Com. Fed. Nro. 5 Sec. 9, “Uberto, Carlos y otro c/Aerolíneas Argentinas S.A. s/incumplimiento de contrato”, 11/09/2014).
La Administración Nacional de Aviación Civil de la República Argentina desplega un pequeño instructivo denominado Derechos del Pasajero que es de utilidad a la hora de tener que transportarse por vía aérea.Sin perjuicio de recomendar la consulta de la legislación especial aplicable para cada caso, entendemos que como pequeño instructivo orientador para el turista o viajero de negocios, es de utilidad. Veamos pues.

Derechos del pasajero

Derechos que asisten al pasajero por incumplimiento de horarios, itinerarios, cancelaciones de vuelos y denegación de embarque.

Si debido a circunstancias operativas, técnicas o de índole comercial, el transportador cancela o demora un vuelo o la entrega de equipaje por más de CUATRO (4) horas, o deniega el embarque porque no puede proporcionar espacio previamente confirmado (overbooking o sobreventa), o no puede hacer escala en el punto de parada-estancia o de destino del pasajero, o causa a un pasajero la pérdida de un vuelo de conexión para el que tenía una reserva confirmada, el pasajero, tendrá el derecho a:

  • su inclusión obligatoria en el vuelo inmediato posterior del mismo transportador para su destino, o
  • al endoso de su contrato de transporte, incluyendo conexiones con espacio confirmado, cuando sea aceptable para el pasajero, o
  • a ser reencaminado por otra ruta hacia el destino indicado en el contrato, por los servicios del transportador o en los servicios de otro transportador, o por otro medio de transporte, en estos últimos casos sujeto a disponibilidad de espacio.
Si la suma de la tarifa, el cargo por exceso de equipaje y cualquier otro cargo de servicio aplicable por la nueva ruta es mayor que el valor de reintegro del billete o de la porción aplicable del mismo, el pasajero no abonará ninguna tarifa o cargo adicional y el transportador reintegrará la diferencia si la tarifa y cargos para la ruta reprogramada son menores:
  • a la compensación por embarque denegado de acuerdo a las regulaciones del transportador,
  • a la inmediata devolución, si le correspondiere, del precio del contrato de transporte no utilizado y conforme a las modalidades de pago efectuadas.
Aquellos pasajeros que, voluntaria y expresamente, acepten la compensación por embarque denegado y a realizar el transporte en alguna de las condiciones detalladas en este inciso, no tendrán derecho a efectuar ningún tipo de reclamo posterior al transportador; sin perjuicio de ser beneficiados con los servicios incidentales que provea el transportador a su cargo ante esta situación. Asimismo, el transportador proporcionará al pasajero, sin cargo para el mismo, los siguientes servicios incidentales (1)
  • comunicación telefónica o cablegráfica al punto de destino y comunicaciones locales.
  • comidas y refrigerios de conformidad con el tiempo de espera que medie hasta el embarque en otro vuelo.
  • alojamiento en hotel, en el aeropuerto o en la ciudad, cuando la demora de un vuelo exceda las CUATRO (4) horas.
  • transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.
El transportador quedará exento de proporcionar los mentados servicios incidentales a sus pasajeros en los supuestos en que como consecuencia de circunstancias meteorológicas se cancele o demore el vuelo, se demore la entrega del equipaje, no se pueda hacer escala en el punto de parada-estancia o de destino del pasajero o se pierda un vuelo de conexión para el que tenía una reserva confirmada. No obstante, en estos casos, el transportador deberá arbitrar todos los medios a su alcance a fin de que el pasajero reciba información adecuada y veraz sobre las demoras ocasionadas por dichas circunstancias, hasta tanto suministre o reanude el servicio o sea reencaminado a través de los servicios de otro transportador o medio alternativo de transporte.
(1) Qué se considera SERVICIO INCIDENTAL ?: comprende todo servicio proporcionado por el transportador en razón de contingencias imprevistas, exceptuadas las cuestiones meteorológicas, que produzcan el reencaminamiento del pasajero, el cambio de ruta u horario o cualquier otra circunstancia cuyo cargo deba asumir el transportador.

Notas Relacionadas:

Formulario de reclamo por servicio turistico

Sepa que reclamar por pérdida o rotura de equipaje

Fuente y Consulta:

Se deberá proveer al pasajero adecuada información sobre los puntos detallados anteriormente en cumplimiento con el Art. 4 del Contrato de Transporte Aéreo (Resolución 1532/98).

Resolución S.E.T.O.P. Nº 53/76.

Resolución 1532/98

“Cuando DOS (2) o más pasajeros viajen juntos, se permitirá la compensación del peso, o del número de piezas, de sus respectivos equipajes hasta el límite autorizado.

En igual forma se procederá en los casos de delegaciones o grupos y siempre que la compensación se solicite antes de iniciarse el vuelo, sujeto a las regulaciones del transportador.”

Este texto es síntesis del Contrato de Transporte Aéro (Resolución 1532/98).

http://www.transporte.gov.ar/aero/direcc.html

Leer el texto completo del Contrato de Transporte Aéreo en Infoleg

________________________________

Por Mario N. Vadillo

22/04/17 Fuente: PROTECTORA ADC

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Paro de Transporte en la ciudad de Cordoba, Protectora solicito intervención de las defensorias

La Dra. Mariela A. Moncada, en representación de la Asociación Protectora, frente a un paro …