Inicio / Acciones y Campañas de la Asociación / Cuidado con los servicios “fantasma” en vacaciones

Cuidado con los servicios “fantasma” en vacaciones

En noviembre pasado, dos familias de Río Tercero contrataron, a través de una de las agencias de internet más conocidas del mundo, el alojamiento en una casa de Bombinhas, en el sur de Brasil. Eran unos 45 mil pesos por 10 días, en enero de 2019.

Tal como lo establecía el sitio web, pagaron con tarjeta de crédito la comisión de la reserva, por 7.103 pesos, y luego le hicieron una transferencia al dueño de la vivienda por mil dólares (38.500 pesos más). Hasta allí, todo bien.

Una de las familias había sacado un crédito para conocer el mar por primera vez y la otra había ahorrado todo el año para pagar sus vacaciones. Pero el esfuerzo valía la pena. La casa era un sueño. Las fotos mostraban una increíble terraza con vista al mar, y el propietario (a quien contactaban por WhatsApp a través de un número provisto por la agencia on line) se mostraba amable y predispuesto. Hasta que hicieron la transferencia y todo se derrumbó.

De un día para el otro, la casa desapareció del sitio de internet y el dueño dejó de responder los mensajes. Alarmados, comenzaron a reclamar ante la agencia de viajes. Durante días hablaron con 12 personas distintas por teléfono, sin que ninguna les solucionara el problema. Aunque reconocían que el dueño de la casa había desaparecido, la empresa de reservas apenas si ofrecía reintegrar los siete mil pesos de la comisión. Pero nada de los mil dólares transferidos al brasileño fantasma.

Sólo después de una intensa campaña en las redes sociales que encararon ambas familias, y de una consulta por el caso que La Voz hizo ante el responsable de prensa de la agencia de viajes, accedieron a reubicar a las familias en un hotel de Bombinhas, sin ningún costo extra.

Lo dicho: este caso terminó bien y las dos familias de Río Tercero disfrutarán de sus vacaciones en esa hermosa playa del sur brasileño. Pero, lamentablemente, no todos culminan así.

Muchos consumidores de servicios turísticos por internet son engañados en su buena fe y después de pagar se encuentran con que el alojamiento, los pasajes de avión o los vouchers de las excursiones no existen. Se esfumaron en el ciberespacio. Chau vacaciones.

Aunque en los últimos años el comercio electrónico ha mejorado sensiblemente sus sistemas de garantía y seguridad, los especialistas en derechos del consumidor recomiendan ser sumamente precavidos en la contratación a través de portales web. Particularmente en los servicios turísticos, que por lo general involucran a terceros de otros países.

Y ante una probable estafa (como la del caso relatado), reclamar por vía formal, dejando constancia por escrito de todas y de cada una de las gestiones realizadas.

“Las empresas de reserva on line son siempre solidariamente responsables de este tipo de fraudes, ya que a través de ellas es que se termina concretando el delito”, dice la abogada de Protectora, Mariela Moncada. Eso mismo dice el artículo 40 de la Ley de Defensa del Consumidor.

También aconsejan contratar a través de empresas que tengan sedes o sucursales físicas en el país, ya que, de ese modo, en caso de tener que hacer un reclamo o pedir un resarcimiento, existe una puerta a la que ir a golpear. Además, ante un planteo legal, el eventual juicio puede iniciarse ante tribunales locales.

Mejor extremar los cuidados, para que las vacaciones no terminen siendo una pesadilla.

NOTA DE https://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/cuidado-con-servicios-fantasma-en-vacaciones

 

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Protectora ONG sobre las medidas propuestas por el presidente Macri.

“Necesitamos un alivio, todos. Son un montón de medidas que espero que ayuden a recorrer …