Inicio / Acciones y Campañas de la Asociación / que ofrecen las compañías aéreas VS. Indemnizaciones dictadas por la Justicia

que ofrecen las compañías aéreas VS. Indemnizaciones dictadas por la Justicia

Las aerolíneas ofrecen abonar a los pasajeros sumas insignificantes en la mayor parte de los casos, ante el retraso o cancelación de los vuelos. Qué ocurre con los reclamos que llegan a la instancia judicial.

Demoras, cancelaciones, extravío del equipaje y denegación de embarque por sobreventa, entre otros inconvenientes a los que están expuestos los pasajeros aéreos, derivan en el reclamo de éstos ante la compañía de aviación, cuyo resultado suele ser en nuestro país, el ofrecimiento de una ínfima suma de dinero o un voucher para ser descontado de un próximo viaje, por un valor que dista bastante de ser justo o razonable.

Es por ello que, ante un inconveniente con el vuelo contratado, la respuesta de la aerolínea ante el reclamo suele agregar más impotencia y rabia a la situación de desasosiego que implica estar varado en un aeropuerto, perder conexiones, etc.

Sin embargo, cuando esos mismos reclamos se transforman en demandas judiciales, las indemnizaciones a las que deben hacer frente las aerolíneas son mucho mayores y contemplan rubros que desde ya las compañías no reconocen voluntariamente.

La diferencia económica entre ambas indemnizaciones suele ser abismal. Así por ejemplo mientras que en la mayoría de los casos las aerolíneas ofrecen abonar voluntariamente entre $ 200 y $ 900 por pasajero, los tribunales han establecido durante el año 2014 indemnizaciones que van desde los $2.000 hasta los $ 40.000 por pasajero en concepto de “daño moral” más intereses, y los daños materiales comprobados (gastos, tickets aéreos, hospedaje, etc.), conforme surge del relevamiento realizado por el Observatorio de Derecho del Turismo de la UBA respecto a la jurisprudencia del Fuero Nacional en lo Civil y Comercial Federal.

Ante ello cabe preguntarse ¿por qué los ofrecimientos de las compañías aéreas suelen ser tan bajos? La primera respuesta es que no existe en nuestro país una norma que obligue a abonar una compensación de monto “mínimo”.

Mientras que en Europa el Reglamento 261/2004 prevé en forma tarifada las compensaciones “inmediatas” a las que están obligadas las aerolíneas frente a demoras, cancelaciones y overbooking (desde 50 euros a 600 euros según el tiempo de demora y la distancia del vuelo en cuestión), en nuestro país dichas compensaciones carecen de un mínimo legal.

En efecto, la Resolución 1532/1998 que establece las condiciones generales del Contrato de Transporte aéreo, se ocupa en su art. 12 del incumplimiento de horarios, itinerarios, cancelación de vuelos y denegación de embarque. Allí, luego de señalar ciertos derechos que asisten al pasajero cuando de produce la demora de un vuelo o la entrega del equipaje por más de 4 horas, o se deniega el embarque por sobreventa de pasajes (tales como inclusión obligatoria en el vuelo inmediato posterior de la misma aerolínea o el endoso del contrato de transporte), establece que el pasajero tiene derecho a “la compensación por embarque denegado de acuerdo a las regulaciones del transportador”. Es decir, deja librado al criterio de la aerolínea la dimensión de dicha compensación.

Ante tal estado de situación, la única vía posible de obtener una indemnización razonable resulta ser en nuestro país el reclamo en sede judicial. No obstante, la realidad demuestra que el número de pasajeros que llevan su reclamo a la justicia es muy bajo: un promedio de tan sólo 90 juicios por año se iniciaron en la Ciudad de Buenos Aires durante el período 2009-2014. Un dato que seguramente las aerolíneas tienen presente al momento de enfrentar los reclamos de sus pasajeros y que quizás sirva también para explicar los escasos montos ofrecidos como
compensación.

Fuente: http://viajerosprotegidos.com.ar/#/

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Precios cuidados, consejos y el relanzamiento del programa

Mariela Moncada, abogada y apoderada en Cordoba de la Asociación Protectora de Defensa al Consumidor, …