Inicio / Acciones y Campañas de la Asociación / Consejos de Protectora: Trucos para Ahorrar Energía y $$$

Consejos de Protectora: Trucos para Ahorrar Energía y $$$

A partir de ahora empezaremos a ver como los servicios públicos domiciliarios, agua, gas, y electricidad van a empezar a subir sus tarifas. El plan de uso racional y eficiente de la energía castiga a los derrochones y premia a los eficientes.

El uso de cada vez más electrodomésticos y el mejor estándar de vida son responsable también en parte de que cada vez consumamos más recursos en nuestras casas.

A nadie se le ocurre decir que para ahorrar debamos dejar de utilizar el horno, el microondas o la heladera, pero sí que es cierto que cuando utilizamos estos aparatos de la forma correcta podemos ahorrar gran parte de la energía que diariamente desperdiciamos por hacer de ellos un mal uso.

¡ Si no sabes como y tenes dudas, pregúntanos y te decimos como !

¡ Si sos capaz de tener ideas, consejos o algo que aportar estamos ansiosos por saberlo !

Apaga todo lo que no estés utilizando:

Acostúmbrate a apagar las luces si sales de las habitaciones.

Muy importante comprar sensores de movimientos para depósitos, vestidores, toilettes, y cualquier lugar que no necesite tener por largo tiempo la luz encendida.

Utiliza electrodomésticos de Clase A:

Si los electrodomésticos son antiguos te saldrá a cuenta pagar por unos nuevos de clase A. Por ejemplo un lavaplatos de clase A gasta menos agua de la que gastarías lavando. Una Heladera es el electrodoméstico que más electricidad consume (en general el 40 – 50% de una casa).

** Por lo que es muy importante que sea de clase A. **

El Horno:

Un caso muy radical es el del horno, tenemos muy malas costumbres a la hora de cocinar con él que hacen que se disperse la energía, y por tanto tengamos que gastar más, por ejemplo:

El precalentamiento es cierto que hay platos para los que es imprescindible, pero lo cierto es que el precalentamiento supone un gasto innecesario en otros

Abrir la puerta mientras cocinas: es una costumbre muy habitual, la de abrir la puerta del horno mientras cocinamos para ver qué tal está quedando el plato, lo hacemos prácticamente en todos los casos, menos en los postres, con los que si lo hacemos conseguimos que se bajen.

Sin embargo el hecho de abrir y cerrar la puerta del horno supone que el calor del interior, se disipe, esto quiere decir que, al cerrarla, otra vez nuestro horno tenga que seguir un proceso de calentamiento, y por tanto necesitemos más energía y recursos.

Según los fabricantes, cuando abrimos y cerramos el horno podemos perder hasta un 20% de la energía que tenemos acumulada

Un truco a la hora de cocinar al horno es apagarlo un poco antes de que esté el plato, de esa manera aprovecharemos el calor que se encuentra en el interior para que se termine de hacer y por tanto ahorraremos varios minutos de energía, que pueden suponer varias horas a lo largo del año.

Pero no todos los gastos que llevamos a cabo con nuestro horno son debidos a nuestras malas prácticas, también el hecho de tener un horno determinado puede suponer un gasto menor.

Si estás pensando en cambiar de horno busca uno de convección. La diferencia radica en que estos hornos reparten el calor de forma homogénea por todo su interior, lo que quiere decir que cocinan más rápido y gastando mucho menos.

Las Hornallas:

Ajuste la llama de las hornallas al diámetro del fondo de los recipientes y manténgalos tapados. La llama que sobresale no aporta mayor calor al recipiente y si está destapado se pierde temperatura. Cuando alcance el punto de ebullición, disminuya la llama. Cuando alcance el punto de cocción, apague la llama.

A veces un poco antes, se termina cocinando igual, con menos gastos.

El microondas:

El gran aliado: si tienes que calentar algún alimento, evita usar el horno, el microondas es mucho más eficiente en ese sentido, con él ahorrarás hasta un 70% de energía.

Mantener siempre limpios de residuos el horno de microondas, el horno eléctrico y la tostadora, así durarán más tiempo y consumirán menos energía.

Otra ventaja, no necesita mantenimiento.

Estufas y Radiadores:

Las estufas y los radiadores no deben ser tapados ni con cortinas ni con muebles. De esta manera se evitan accidentes y se mejora el aprovechamiento calórico.

Utilice el termostato para regular la temperatura adecuada en los ambientes. No abra la ventana para bajar la temperatura.

Utiliza el caño de ventilación como elemento de calefacción.

Calefacción:

En invierno pon la calefacción a 20 grados. Nunca pases de los 22 grados en el termostato.

Y si puedes abrígate y prescinde de la calefacción en casa salvo que lo encuentres muy molesto.

Utiliza un programador de termostato para que la apague automáticamente una hora antes de que te vayas a dormir. Para ventilarlos, diez minutos son suficientes.

Calentadores eléctricos; Desenchúfalos por la noche.

Pilotos el gran devorador silencioso:

Apague el piloto de los artefactos a gas que no utilice.

Mantener los pilotos encendidos de todos los equipos de calefacción, equivale aproximadamente al 5% del total de gas natural consumido en la Argentina.

No utilice el horno para calefaccionar el ambiente. No está diseñado para eso y resulta ineficiente.

Utilice el horno en forma mesurada. El horno consume la cantidad de gas equivalente a tres hornallas.

Calefón y Termo Tanque:

Utilice el agua caliente necesaria. No derroche agua ni gas que son recursos limitados.

Si tiene calefón, regule la temperatura del agua con la perilla o botonera.

Evite mezclar el agua caliente con el agua fría. Así ahorrará gas y prolongará la vida útil del artefacto.

Si tiene termo tanque, regule su temperatura y aísle térmicamente el artefacto cuando está colocado fuera de la vivienda.

Aire Acondicionado:

Otro de los grandes consumidores. Si puedes refrescar la casa bajando las persianas en horas de pleno sol, poniendo cortinas, abriendo ventanas, etc. mejor.
Si no pon el aire a 25 grados de media y nunca bajes de los 22º. Cuando lo utilices mantén cerradas las ventanas y puertas y no lo utilices en habitaciones vacías. – Es cada vez más común encontrar estos equipos en los hogares. Pocos saben tienen un consumo energético entre 1 y 2 KW hora por aparato. – Ajusta el control de la unidad a una posición intermedia y utiliza un termostato para asegurarse de que no esté a menos de 20ºC. – Manter limpios los filtros. – Apaga la unidad cuando salgas de la habitación. Es más barato volver a enfriar un cuarto que mantenerlo frío todo el día. – Utiliza un interruptor con temporizador para evitar que por olvido se quede encendido hasta el otro día.
El sol en verano no dejes que la luz de directamente en los muebles que tengas o en el aparato de aire acondicionado. Aumenta el calor. Y en el caso del aire hace que no funcione óptimamente. En clima seco usa el cooler, es más económico y consume menos energía que el aire acondicionado.

pc computadoraPC

Activar la función de ahorro de energía en su computadora es una forma súper sencilla de ahorrarse hasta mucho dinero al año en sus recibos de luz. La cantidad exacta que podrá ahorrar depende de si utiliza una laptop o un CPU con monitor, y el tiempo durante el cual deja su computadora encendida.

El modo de bajo consumo de energía también ayuda a que el equipo no se caliente demasiado y así dure más. Adquiera el hábito de apagar su monitor cuando se aleje durante 20 minutos, y su computadora cuando se aleje del escritorio durante más de dos horas, y podrá ahorrar incluso más.

Stand By:

La demanda de energía en los hogares es cada vez mayor, y este aumento se explica por la instalación de nuevos equipos eléctricos y unas pautas de consumo que reflejan bastante derroche, como dejar luces encendidas en habitaciones vacías o mantener los electrodomésticos en modo standby.

Según la Agencia Internacional de la Energía, en la mayoría de los hogares el consumo de energía derivado de mantener los aparatos en standby supone entre un 5 y un 10% del total de la energía consumida, mientras que en oficinas supone una cantidad mucho más significativa.

Los consumidores no son conscientes de que a no apagar completamente sus aparatos eléctricos y dejarlos en modo de espera o standby están derrochando energía. Muchos creen erróneamente que al apagar un aparato con el mando a distancia de desconecta del todo. A los que hay que añadir aquéllos que, aun sabiendo que continúan consumiendo electricidad, creen que sólo es una pequeña cantidad de energía la que se desperdicia.

Lavaropa:

Hace tus lavados en la lavadora siempre llenándola hasta arriba. Además utiliza programas cortos y si a los vecinos no les molesta utilízala de noche, ya que el precio de la electricidad a esas horas es algo menor…

Si puedes hacer todos los lavados seguidos mejor. Te ahorras que el tacho ya está

caliente. Lo cual mejora la eficiencia. Por otro lado trata de no utilizar programas de secado. Y deja que el Sol haga su trabajo.

Lavaplatos: Al igual que el lavarropas utilízalo lleno. De ese modo lo utilizarás menos veces.

Heladera:

Mantener los burletes de cierre en buen estado; para verificarlo, coloque una hoja de papel entre los burletes de goma y el cuerpo de la heladera, cierre la puerta y tire la hoja, si ésta se desliza con facilidad, requiere cambiarlos: que su heladera no selle bien, puede generar un consumo hasta tres veces mayor al normal.

Nivele la heladera, ya que un desnivel puede causar que los burletes se maltraten o deformen y la puerta no cierre correctamente. Puede nivelarlo colocando un vaso con agua encima de la heladera, hasta que el agua se vea de forma horizontal.

Decida lo que utilizará de la heladera antes de abrirlo; tome lo necesario de una sola vez. Se consume menos energía si la puerta se abre lo menos posible.

Descongele su heladera periódicamente. Más de 0.5 cm. de hielo en el congelador hace que el motor trabaje con mayor frecuencia y a marchas forzadas. En casos extremos debido a esto, el motor puede llegar incluso a quemarse.

Ubíquelo en sitios ventilados. Las heladeras instalados cerca de fuentes de calor como estufa u horno, o cerca de ventanas por donde entra el sol, consumen más energía para enfriar.

Por lo menos, dos veces al año, limpie los tubos del condensador ubicados en la parte posterior o inferior del aparato, para su correcto funcionamiento.

No introduzca alimentos calientes a la heladera, deje enfriarlos, puesto que su aparato trabajará más en este proceso. El termostato debe sintonizarse entre los números 2 y 3. En clima caluroso, entre los números 3 y 4.

Si su heladera tiene más de ocho años de uso, conviene comprar una nueva, de preferencia con el sello que garantiza el ahorro de energía eléctrica. Revise también que la etiqueta con información técnica sobre la eficiencia del aparato, indique si la heladera cumple con la Norma Oficial de eficiencia energética. Recuerde que las heladera con deshielo automático consumen 30% más de electricidad, lo que se traduce en mayor gasto de electricidad.

La plancha:

Consume gran cantidad de electricidad. Que se lo digan sobretodo a las familias numerosas. Hay ciertos tipos de ropa que no es necesario planchar. Pañuelos, camisetas interiores, etc. Te ahorrarás tiempo junto a la plancha caliente, y consumo eléctrico.

Agua:

Si te bañas o lavas los dientes no dejes correr el agua caliente si no la usas en ese momento. También es importante no dar el máximo de calor al regulador. Cuanto menos caliente menos gasto.

Programa tus tareas domésticas en horas diurnas, de ese modo no tendrás que utilizar la luz eléctrica innecesariamente. Ordenar la habitación, hacer reparaciones, etc.

Instalaciones Eléctricas:

Comprueba que la instalación eléctrica no tenga fugas. Para eso, desconecta todos los aparatos eléctricos, incluyendo relojes y timbre; apaga todas las luces y verifica que el disco del medidor no gire; si el disco sigue girando, manda revisar la instalación.

Iluminación:

Utiliza lamparitas de bajo consumo. Son más caras pero duran mucho más y consumen mucho menos, vamos que salen mucho más cuenta si pensamos a largo plazo. Su sistema de encendido es similar al fluorescente por lo que si vas a salir y entrar de una habitación en un periodo de 2 – 3 minutos no las apagues ya que se estarían desgastando un poco más rápido de lo que debieran. El encendido y apagado rápido es lo que más les acorta la vida.
Otro punto interesante es la potencia de estas. En habitaciones que no necesiten mucha luz ponles lamparitas de bajo consumo de menor potencia.

Pinta el interior de la casa con colores claros, la luz se refleja en ellos y requieres menos energía para iluminar.

“Usar eficientemente los recursos energéticos es responsabilidad de todos”.

___________________________________________

Notas Relacionadas:

CONSEJOS PARA AHORRAR GAS USO RESPONSABLE DEL GAS: Ente Nacional Regulador del Gas

Consejos al consumidor para su lavarropas y lavaplatos

Es fácil ahorrar electricidad si sabes cuanto gastan tus aparatos

________________________________

Por Mario N. Vadillo

29/12/15 Fuente: Protectora Asociación de Defensa del Consumidor

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Precios esenciales en Mendoza

A 48 hs. de su comienzo, estimamos de acuerdo a nuestros revelamientos que hubo un …