Inicio / Noticias / Bancos Tarjetas Seguros / Carolina Píparo demandó al banco Santander Río por más de $6.600.000

Carolina Píparo demandó al banco Santander Río por más de $6.600.000

20120320-232712.jpg

Carolina Píparo, la mujer que fue baleada en una salidera bancaria cuando estaba embarazada de 9 meses y entonces perdió a su hijo, reclamó al banco Santander Río más de $6.600.000 en concepto de daños y perjuicios.


La demanda, que fue presentada en la mesa de entradas de los juzgados civiles y comerciales de La Plata, reclama a la entidad bancaria un total de $6.668.000 en concepto de indemnización por el daño que sufrió en el asalto.

En la presentación, a la que tuvo acceso Télam, se le atribuye al banco «la omisión de la debida diligencia en la vigilancia en el interior de la sucursal, permitiendo que personas que merodean, sin realizar ningún tipo de operación en la entidad, observen con absoluta facilidad el movimiento de caja con el objetivo de marcar clientes que retiren dinero».

Además, se cuestionó «la disposición de las cajas», que permitía que cualquier persona que ingresara a la sucursal pudiera tomar conocimiento de las operaciones que realizaban los clientes, incluso -y fundamentalmente- la extracción de dinero.

«Fui literalmente `marcada` por un sujeto que se encontraba desde momentos antes en el interior de la sucursal, sin realizar operación o trámite alguno y ante la escandalosa pasividad del personal de seguridad», sostiene Carolina en el escrito.

«La disposición de las cajas junto con la ineptitud del personal de seguridad es lo que permitió la génesis del hecho que termina finalmente con el asalto, los disparos, el despojo y lo que nadie jamás podrá reparar: la muerte de Isidro», explicó en alusión a su pequeño hijo que murió horas después de la césarea.

En la demanda se reclaman:

los $58.000 robados en la salidera;
$400.000 por incapacidad física;
$700.000 por daño estético;
$1.400.000 por incapacidad psicológica;
$100.000 por gastos de asistencia;
$10.000 por gastos de sepelio de su hijo;
$1.000.000 por la pérdida de chance;
$3.000.000 por daño moral.
Carolina Píparo, que estaba embarazada de 9 meses, fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando con su madre, María Ema, fue a retirar dinero a la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata.

Tras la diligencia, madre e hija regresaron a la casa de la primera, en las calles 21 y 36, y en la puerta fueron interceptadas por dos delincuentes que bajaron de una moto y la balearon a pesar de que ya tenían su dinero.

La mujer fue sometida a una cesárea de urgencia de la que nació Isidro, quien murió una semana después.

Por el hecho serán juzgados Luciano López (19); Carlos Moreno (19); Carlos Burgos (18) -autor material del hecho-; Juan Manuel Calvimonte (24); Miguel «Pimienta» Silva (42) -quien «marcó» a Píparo dentro del banco-; Augusto Claramonte (44) y Carlos Jordán Juárez (45).

Los siete hombres están acusados de «asociación ilícita, robo doblemente calificado en concurso real con homicidio triplemente calificado por haber sido perpetrado con alevosía, con el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa en grado de tentativa en concurso ideal con homicidio triplemente calificado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa para asegurar el resultado del delito agravado».

El fiscal consideró que la muerte de Isidro Buzali, el bebé que gestaba Píparo, fue un homicidio ya que el bebé «tuvo vida extrauterina, actividad cardíaca propia, respiratoria y cerebral» y su fallecimiento fue «producto precisamente de las gravísimas lesiones originadas por la agresión inferida» (a su madre), indicó Télam.

20/3/12 Fuente: Iprofesional

Sobre

Revisa También

Prorrogan el Ahora 12 y Ahora 18: vuelven las 3 y 6 cuotas sin interés en calzado y vestimenta

  La Secretaría de Comercio Interior oficializó la prórroga hasta el próximo 31 de diciembre. …