Inicio / Noticias / Bancos Tarjetas Seguros / Trato indigno por banco de San Vicente

Trato indigno por banco de San Vicente

20131115-155503.jpg

Un confuso episodio se registró esta mañana en la sucursal del Banco de la Nación Argentina, ubicada en Entre Ríos esquina Juan Rodríguez de barrio San Vicente.

El incidente se produjo cuando Ivana Vanegas, acompañada por el abogado Marcelo Zeballos, se presentó a primera hora en la entidad crediticia con la intensión de extraer dinero de la caja de ahorro de su padre, Héctor Vanegas, quien el 18 de agosto último sufrió un ACV que lo tiene hemipléjico y con severos problemas de motricidad y del habla.

Según un primer testimonio de la mujer, la tesorera del banco le negó la posibilidad de realizar el movimiento, argumentando que eso sólo era posible si presentaba un poder extendido por un juez o un escribano. Caso contrario, debía comparecer el titular de la cuenta en persona.

“Al principio me dijeron que era suficiente con que viniera con el DNI para solucionar el tema y después me salieron con lo del poder”, le comentó la joven a La Voz. Ivana es cuentapropista y no tiene un trabajo estable.

Así las cosas, con el abogado, hicieron trasladar al paciente en una ambulancia privada desde su domicilio de barrio Müller hasta el banco y lo ingresaron en camilla hasta los cajeros automáticos, donde esperó en vano durante casi cuatro horas.

El gerente de la sucursal Raúl Hong mantuvo la negativa a realizar cualquier operación ante la imposibilidad de determinar si el cliente tenía voluntad de hacerlo, capacidad de discernimiento y libertad.

Además, se comprobó que Vanegas no podía firmar ni manifestar siquiera su decisión de manera oral. Esta situación encendió el ánimo de Ivana, su abogado y de numerosos clientes que se solidarizaron con la mujer y su padre. Quienes esperaban ser atendidos dentro de la entidad increparon verbalmente al personal bancario y, en la calle, un grupo de personas cortó el tránsito.

Los empleados resolvieron, entonces, declararse en estado de asamblea, suspender la atención al público y cerrar las puertas del local.

Alrededor de las 13, a instancias de Zeballo y su clienta se hizo presente una escribana para dejar constancia de lo sucedido.

Al mismo tiempo, Arturo Jara y Santiago Germano, de la comisión gremial interna del banco, explicaron que decidieron declararse en estado de asamblea para “preservar la integridad de los compañeros porque la situación se había tornado álgida y riesgosa”.

También aclararon que el protocolo del servicio es claro en el sentido de que no se puede realizar, por razones de seguridad, ningún movimiento cuando no pueda determinarse fehacientemente la voluntad, capacidad de discernimiento y libertad del titular de la cuenta.

Héctor Venegas trabajó durante más de 30 años en una tradicional fábrica de pastas de barrio San Vicente.

La caja de ahorro en el Banco Nación corresponde a su cuenta sueldo y en ella se le depositó hace un tiempo una suma importante de dinero correspondiente a un retiro voluntario, según comentó a este medio un familiar.

15/11/13 Fuente: la Voz

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Financieras: Dictan un fallo a favor del derecho a la información de los consumidores

na financiera fue obligada por la Justicia a respetar el derecho a la información de …