Inicio / Noticias / Bancos Tarjetas Seguros / Defensa del Consumidor: 80% de los reclamos es contra las tarjetas

Defensa del Consumidor: 80% de los reclamos es contra las tarjetas

20130516-081959.jpg

En Mendoza, ocho de cada diez denuncias que recibe la Dirección de Defensa del Consumidor vinculadas al rubro bancario se relacionan con las tarjetas de crédito.

De 206 reclamos recibidos durante el 2012, 134 fueron por cobros indebidos y 36 por plásticos emitidos sin haber sido solicitados, entre las principales causas. Aconsejan dejar siempre la queja por escrito, para luego avanzar con el reclamo ante la oficina de defensa en caso de ser necesario.

Muchos han sufrido alguna vez, al leer el resumen de la tarjeta de crédito, encontrarse con compras que no recuerdan haber realizado o cargos, por ejemplo, por seguros nunca contratados. No se trata de una falla de la memoria del usuario, sino, en el mejor de los casos, de errores del sistema de liquidación de los plásticos.

Lo cierto es que la Ley 26065, que regula el sistema de tarjetas de crédito, compra y débito, establece claramente que el usuario puede “cuestionar la liquidación dentro de los 30 días de recibida, detallando claramente el error atribuido y aportando todo dato que sirva para esclarecerlo por nota simple girada al emisor”, tal como se indica en su artículo 26.

La normativa prevé que el emisor de la tarjeta debe acusar recibo de la impugnación dentro de los 7 días de recibida y en los 15 días subsiguientes debe corregir el error “si lo hubiere o explicar claramente la exactitud de la liquidación, aportando copia de los comprobantes o fundamentos que avalen la situación”, agrega el artículo 27.

Durante ese lapso, el emisor no puede impedir el uso de la tarjeta, pero sí puede exigir el pago mínimo por los rubros no cuestionados sin que este desembolso signifique que se acepta lo liquidado en el resumen, como dice el artículo 30.

“Por lo general, si no se soluciona con este trámite, nosotros tomamos la denuncia para ver si hubo infracción. Mayormente, los bancos tienden a solucionar estos problemas y también hay que decir que concurren a las audiencias de conciliación y se interiorizan de los reclamos”, advirtió Amni Huri, responsable de la unidad de Capacitación de Defensa del Consumidor.

Y agregó: “Siempre es importante reclamar ante el banco principalmente, porque es quien puede solucionar de manera directa el problema. No hay que dejar de hacer el reclamo por escrito”.

Tarjetas no solicitadas
En el caso del segundo motivo de denuncias recibidas por el ente oficial, todo comienza cuando llega al domicilio del usuario una tarjeta de crédito otorgada por un banco determinado, junto con el contrato de adhesión correspondiente y un número gratuito para llamar y activar el plástico. El beneficiario debe firmar el contrato, colocarlo en un sobre con respuesta postal paga y enviarlo al banco, y luego llamar a un 0-800 para poner en funcionamiento la tarjeta.

El método es absolutamente legal y se ampara en el artículo 35 de la Ley 24240 de Defensa del Consumidor, que indica que “queda prohibida la realización de propuestas al consumidor, por cualquier tipo de medio, sobre una cosa o servicio que no haya sido requerido previamente y que genere un cargo automático en cualquier sistema de débito, que obligue al consumidor a manifestarse por la negativa para que dicho cargo no se efectivice”.

Y aquí está el resquicio legal en el que los bancos se guarecen: no obligan al consumidor a decir no de inmediato que, según ellos, el plástico sólo generará cargos cuando el usuario firme el contrato y active la tarjeta. Por otra parte, la ya mencionada Ley 25065, en su artículo 8, establece que “el contrato de tarjeta de crédito entre el emisor y el titular queda perfeccionado (es decir firme) sólo cuando se firma el mismo, se emitan las respectivas tarjetas y el titular las reciba de conformidad”.

Según explicó Huri, “aunque uno no haya solicitado la tarjeta, hay que darle de baja. No hay que dejarse estar, porque después aparecen los cargos anuales por renovación y el trámite se empieza a complicar. Aquí las poblaciones más vulnerables son las personas mayores, que muchas veces no saben cómo actuar”.

Más allá de la consecuencia administrativa y la pérdida de tiempo que puede significar comenzar un trámite de reclamo, ya sea en el banco o en Defensa del Consumidor, el no pago de estos cargos convierte al usuario en el candidato ideal para ingresar al Veraz o a otros registros similares, en los cuales se detallan las deudas que se tienen con el sistema crediticio y comercial.

El drama de los cajeros
En tercer lugar entre las denuncias realizadas por mendocinos respecto de servicios bancarios se encuentran las vinculadas con cajeros automáticos, ya sea porque el aparato no entregó el dinero o sí lo hizo pero en menor cantidad que la solicitada.

“Son pocas las denuncias, porque acá hay más elementos para probar la situación. En primer lugar, los cajeros tienen cámaras de seguridad que registran el movimiento las 24 horas, y esa filmación puede ser solicitada. En segundo lugar, porque se puede pedir un arqueo de caja y así comprobar que al cajero le sobra dinero”, cerró Huri.

Para cualquiera de los tres casos, la funcionaria recordó que está disponible el 0800-222- 6678 para realizar consultas y denuncias, al igual que el correo defensa-consumidor@mendoza.gov.ar

Cecilia Amadeo
amadeo.cecilia@diariouno.net.ar

15/5/13 Fuente: Diario Uno

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Prorrogan el Ahora 12 y Ahora 18: vuelven las 3 y 6 cuotas sin interés en calzado y vestimenta

  La Secretaría de Comercio Interior oficializó la prórroga hasta el próximo 31 de diciembre. …