Inicio / Noticias / Bancos Tarjetas Seguros / Un límite a los bancos

Un límite a los bancos

bancos  vidrierasLa autoridad monetaria ordenó a las entidades financieras dejar de El Banco Central prohibió un cargo que las entidades emisoras de tarjetas de crédito aplicaban sobre las compras que excedían el límite definido para la financiación. Se trataba de una especie de “supertasa” de interés, que les permitió a varios bancos ganar más de 500 millones de pesos en los últimos años. La cuestión está judicializada desde el 2009, a partir de demandas iniciadas por dos entidades de consumidores. Allí se definirá si los clientes pueden recuperar lo abonado injustamente. Mientras tanto, las entidades no podrán seguir haciendo la maniobra.

La controversia surgió por un ítem que se llama “exceso en el límite de compra”. La tarjetas tienen límites de financiamiento, y si el cliente se pasa mucho de ese techo no se le permite realizar la operación. Pero si la diferencia es relativamente pequeña, de entre un 15 y un 20 por ciento por encima del límite, normalmente se autoriza la compra. En esos casos, la mayor parte de los bancos cobra un porcentaje sobre el exceso de gasto. Son tasas que van del 3 al 10 por ciento y su impacto fue creciente en el último tiempo porque los límites de las tarjetas se actualizaron a un ritmo menor a la inflación. “Los bancos siempre intentan aplicar cargos que no están justificados para incrementar sus ganancias a expensas de la gente. Lo peor es que esto lo pagan los pobres, porque las tarjetas premium o no tienen límite o lo tienen, pero es muy alto”, explicó Horacio Bersten, de la Unión de Usuarios y Consumidores, a Página/12.

La noción que tiene el usuario sobre qué tan cerca está del límite de su tarjeta es muchas veces difuso porque, además de los consumos inmediatos, en esa cuenta están incluidas las cuotas. Encima, la tarjeta no avisa cuando el gasto supera por poco ese techo, de modo que el usuario recién se entera de lo que el banco le cobra cuando tiene que pagar el resumen.

A partir de la comunicación B 10925 divulgada días atrás por el BCRA, las entidades emisoras de las tarjetas de crédito no podrán continuar cobrando esos cargos. “Nos dirigimos a Uds. a efectos de aclararles que la comisión por ‘Exceso de límite de compra y/o de financiación’ en tarjetas de crédito y/o compra se considera no admitida de acuerdo con las normas sobre protección de los usuarios de servicios financieros y sobre tasas de interés en las operaciones de crédito”, informó el organismo monetario. “Esta comunicación se ha hecho eco de las denuncias que hicieron los usuarios. Por primera vez las asociaciones de consumidores fuimos recibidas por el presidente del Central”, agregó Bersten.

En 2009, la Unión de Usuarios y Consumidores y Consumidores Libres denunciaron a las emisoras de tarjetas por este tema. El ex Standard Bank (actual ICBC) y Cencosud (que tiene una tarjeta de crédito propia de Mastercard) fueron instruidos por la Justicia Comercial a que dejaran de cobrar ese cargo. Y todavía hay varios casos pendientes de resolución. Son investigados el Banco Galicia, Citibank, Hipotecario, Santander Río y Macro. “El banco brinda el servicio de financiación. Entonces no puede haber financiación sobre financiación. Estaban cobrando un servicio sin contraprestación y la tasa de interés aplicada encima era descomunal. Terminaba siendo como una duplicación de la tasa de interés, lo que la elevaba a límites insospechados”, explicó Bersten.

Las pericias contables que surgen de las investigaciones de la Justicia marcan que el Banco Galicia cobró entre enero de 2006 y diciembre de 2010 80 millones de pesos en concepto de cargo por “exceso en el límite de compra”. Si ese monto se suma a los intereses y punitorios que corresponderían desde 2010 a 2013, el dinero total que debería devolver a los usuarios llega a los 279 millones de pesos, según la información provista por Usuarios y Consumidores. En tanto, el Citibank cobró 25 millones entre julio de 1999 y octubre de 2012 y le corresponderían 69 millones en intereses y punitorios, lo que suma 94 millones de pesos.

Por su parte, el Banco Santander Río cobró 93 millones de pesos por el citado cargo (correspondiente al período enero de 1999 a enero de 2010), el Banco Macro, 60 millones (enero de 2003 a septiembre de 2013), mientras que el Banco Hipotecario, 51 millones de pesos (marzo 2006 a junio 2012).

Los bancos y las tarjetas de crédito están entre las empresas que reciben más quejas de parte de los consumidores, junto a las telefónicas y las empresas proveedoras de televisión por cable.

Link: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-262641-2014-12-24.html

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Prorrogan el Ahora 12 y Ahora 18: vuelven las 3 y 6 cuotas sin interés en calzado y vestimenta

  La Secretaría de Comercio Interior oficializó la prórroga hasta el próximo 31 de diciembre. …