Inicio / Noticias / Consumo Sustentable / Economía basada en Recursos: Movimiento Zeitgeist

Economía basada en Recursos: Movimiento Zeitgeist

Conceptos

¿Qué es el Movimiento Zeitgeist?
Fundado a fines del 2008, el Movimiento Zeitgeist está dedicado a superar y resolver los problemas de la falta de sustentabilidad que existen actualmente en todo el mundo y comenzar a incorporar nuevos métodos  y valores antes de que sea demasiado tarde. La meta principal del Movimiento Zeitgeist es comenzar la transición hacia un nuevo diseño social sustentable llamado “Economía Basada en Recursos”.  Este concepto se refiere a una estructura económica basada exclusivamente en la gestión estratégica de los recursos como el punto de partida para todas las decisiones a través del método científico.

 

Sumario del Movimiento Zeitgeist: 

Observaciones generales:

Desde la visión del movimiento, nuestro mundo de hoy se ha separado mucho del mundo físico, con técnicas de producción y distribución que no tienen relación alguna con el medio ambiente. Nuestro uso de un sistema monetario basado en el lucro e impulsado por el “crecimiento”, se ha vuelto uno de los mayores destructores del mundo natural y de los valores humanos sustentables. Es importante entender que toda la economía mundial requiere “consumo cíclico” para operar, lo que significa que el dinero debe estar circulando constantemente. Por lo tanto, deben ser introducidos nuevos bienes y servicios constantemente, independientemente del estado del medio ambiente y de las necesidades humanas reales. Este enfoque “perpetuo” tiene un defecto fatal, ya que los recursos, como sabemos, simplemente no son infinitos. Los recursos son finitos y la Tierra es esencialmente un sistema cerrado.

La verdadera meta de una economía es preservar (o “economizar”). Esto no está sucediendo y no puede suceder en un sistema monetario donde el trabajo a cambio de ingreso requiere una demanda de consumo. En realidad, si lo vemos bajo parámetros racionales, vivimos actualmente en un sistema global “anti-económico”.

Por otra parte, las iniciativas inherentes del sistema monetario son contraproducentes y derivan en ventajas estratégicas por la escasez. Esto significa que los recursos en agotamiento son en realidad algo positivo para la industria en el corto plazo, ya que se puede obtener más dinero por cada unidad respectiva. Esto se conoce como la ley básica de oferta y demanda y, por lo tanto, “valor” en Economía. Así se crea un refuerzo perverso para ignorar los problemas ambientales y las consecuencias negativas de la escasez, ya que literalmente se traducen en ganancias. Hay muy poca motivación intrínseca para “resolver” los problemas, o producir cosas que perduren en el modelo actual. Es mucho más rentable para crear empleos, y por lo tanto, para lucrar, ofrecer un service por los productos, en vez de solucionar los problemas.

Para empeorar las cosas, el sistema requiere de problemas e interés consumidor constante para poder funcionar. Mientras más personas tengan cáncer en Estados Unidos, mejor estará la economía debido a los costosos tratamientos médicos. Es innecesario decir que esto genera una inherente falta de atención al bienestar humano.

La estructura monetaria organizada, ya sea en la forma de capitalismo, comunismo, socialismo, fascismo, libre mercado o algo parecido, es totalmente independiente de los recursos naturales y por lo tanto el bienestar humano. Erróneamente se asume que el incentivo para ganar dinero es también el incentivo para ayudar a la sociedad. Nada podría estar más lejos de la verdad. Por ejemplo, cada producto creado por una  empresa actualmente es, por  diseño, instantáneamente inferior de lo que podría ser, ya que la  exigencia del mercado para reducir los costos en favor de disminuir el precio final, para así mantener una  ventaja competitiva,  genera que automáticamente se reduzca la calidad de  cualquier producto. En  otras palabras, es imposible crear en nuestra  sociedad un artículo que  sea el “mejor estratégicamente” y de larga  duración, y esto se traduce  en desperdicios de recursos y cantidades de  desechos escandalosos.En otras palabras, es imposible crear en nuestra sociedad un artículo que sea el “mejor estratégicamente” y de larga duración, y esto se traduce en desperdicios de recursos y cantidades de desechos escandalosos.
Esto es demostrable y totalmente insostenible como sistema social, y el mundo que ves a tu alrededor es el resultado: hambre, pobreza y desempleo en ascenso, junto con la creciente escasez de agua, alimentos y tierras de cultivo.

Del mismo modo, la mayoría de las ocupaciones y empleos no están directamente relacionadas con las necesidades reales de la vida. Más bien, son “mezclas artificiales” realizadas con el fin de mantener a las personas empleadas de manera que puedan mantener poder adquisitivo. Ya la misma realidad de que cada ser humano debe ser puesto en una situación de servidumbre a una empresa o cliente con el fin de obtener ingresos para pagar las necesidades de vida también perpetúa la pérdida extrema de recursos… sin embargo, esta vez, es la pérdida de la mente humana y de la vida humana. En el mundo moderno, los avances en la ciencia y la tecnología han demostrado que podemos automatizar en gran medida. De hecho, estadísticamente hablando, mientras más hemos aplicado la mecanización al trabajo, las cosas se han hecho más productivas.
Por lo tanto, no sólo es negligente desperdiciar nuestras vidas sirviendo mesas, trabajando en una estación de colectivos, arreglando autos, u otros puestos de trabajo repetitivos y monótonos, también es totalmente irresponsable no aplicar las técnicas modernas de mecanización en todas las industrias posibles ya que, además de la gestión estratégica de recursos, ésta es una poderosa manera de lograr el equilibrio y la abundancia para las personas de todo el mundo, reduciendo el crimen generado por los desequilibrios.
En otras palabras, es hora de actualizar la sociedad a los conocimientos de hoy, teniendo en cuenta la capacidad de carga de la Tierra y realineando nuestros métodos, no basándonos en la recompensa de la ganancia monetaria, sino en la meta de la “sustentabilidad social” en su conjunto.

Incluso con nuestros métodos destructivos actuales, la Tierra aún es abundante en recursos. Hoy en día nuestra práctica de racionalizar los recursos a través de métodos monetarios es irrelevante y contraproducente para el bienestar de las personas. La sociedad actual tiene acceso a tecnologías muy avanzadas y puede proporcionarnos más que suficiente y darnos un alto nivel de vida a todos los habitantes de la Tierra. Esto es posible mediante la aplicación de una Economía Basada en Recursos.

Una Economía basada en Recursos utiliza los recursos existentes en lugar de dinero, y proporciona un método equitativo de distribución de la manera más humana y eficiente para toda la población. Es un sistema en el que todos los recursos naturales, los recursos sintéticos, lo hecho por el hombre y lo hecho por la máquina, estarían disponibles sin el uso del dinero, créditos, el trueque, o cualquier otra forma de intercambio simbólico. Una Economía basada en recursos utilizaría los recursos existentes (de la Tierra y el mar) y los medios de producción (tales como equipos físicos y plantas industriales) para mejorar las vidas de toda la población. En una Economía basada en recursos, con conservación y los métodos más avanzados de la ciencia y la tecnología, podríamos satisfacer fácilmente todas las necesidades vitales y proporcionar un nivel de vida alto para todos.

Para ello, tenemos que superar nuestras actuales prácticas establecidas y obsoletas. Este es el propósito del Movimiento Zeitgeist: generar una conciencia global hacia esta transición, hacia una nueva dirección sustentable para toda la humanidad.

 

11/9/12 Fuente:  Movimiento Zeitgeist Mendoza Argentina

Sobre Mario Vadillo