Inicio / Noticias / Deber de Información - Trato Digno / El caso de las zapatillas mágicas

El caso de las zapatillas mágicas

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó la multa de $400.000 impuesta a Sprayette S.A por publicidad engañosa, al promocionar unas zapatillas con frases como que su uso “ayuda a la pérdida de peso”, “ayuda a corregir la postura corporal” y “ayuda a quemar calorías”, entre otras. El Tribunal recalcó que las supuestas propiedades del producto no están respaldadas por pruebas científicas y precisamente por eso la publicidad resulta engañosa para el consumidor.

Así lo dispuso la Sala I, en los autos “COMPAÑIA ARGENTINA DE MARKETING DIRECTO SA c/ DNCI- s/LEALTAD COMERCIAL – LEY 22802 – ART 22”.

Por disposición nº 26, del 17 de abril de 2015, el Director Nacional de Comercio Interior (DNCI) aplicó a la firma Sprayette S.A. la sanción contemplada en el artículo 18 de la ley 22.802 (lealtad comercial), consistente en la multa de $ 400.000, por haber incurrido en infracción al artículo 9º de la ley 22.802 (publicidad engañosa).

Motivó la sanción la publicidad aparecida en la revista “Viva” del diario Clarín, del 8 de abril de 2012 (página 73), donde la firma Sprayette S.A. promociona el producto “Zapatillas Perfect Step” y contiene las siguientes frases: “ayuda a la pérdida de peso”, “ayuda a corregir la postura corporal”, “ayuda a quemar calorías”, “colabora con la circulación sanguínea”, “ayuda a aliviar el impacto de las articulaciones”, “ayuda a disminuir dolores del pie”, “colabora a disminuir dolores de espalda”, “ayuda a esculpir los vientres flácidos y pocos tonificados” y “ayuda a perder peso con el uso constante”. Para la autoridad de aplicación, estas expresiones inducen a error, engaño o confusión respecto de las características, propiedades y uso del producto ofrecido, toda vez que aduce tener propiedades terapéuticas o estéticas no reconocidas ni autorizadas.

 

Contra esta sanción, la firma Compañía Argentina de Marketing Directo S.A. (continuadora de la firma Sprayette S.A.) interpuso recurso de apelación. Entre otros argumentos, planteó que la publicidad no otorgó propiedades terapéuticas o estéticas al uso del producto ofertado y fue suficientemente cuidadosa en su texto promocional, toda vez que utilizó las palabras “ayuda” y “colabora”, precisamente, para no inducir a error a los consumidores respecto de los beneficios del uso de las zapatillas con la peculiar forma anatómica; asimismo, la inclusión de la frase “anímate a mejorar todo tu cuerpo” no promete mejora alguna ni propiedad milagrosa.

 

En la Alzada, el Tribunal integrado por los Dres. Grecco,  Do Pico y Facio destacó que las “expresiones utilizadas en el mencionado aviso promocional exaltan las propiedades del producto cuya efectividad está relacionada con la salud, pero que no están respaldadas por pruebas científicas. Por ejemplo, no acompañó ningún ensayo clínico que certifique que el gasto energético aumenta significativamente al utilizar este tipo de zapatillas, o bien que la estructura de la suela del tipo de calzado provea una inestabilidad que pueda provocar un ligero aumento del tono muscular en alguna zona del cuerpo.” (la negrita es nuestra)

 

“En consecuencia, la publicidad resulta engañosa para el consumidor en tanto no cuenta con una información científica de las propiedades del producto promocionado y desconoce las recomendaciones que deben hacerse a las personas que presenten factores de riesgo, lo que puede generar un riesgo para su salud.” (la negrita es nuestra)

 

Respecto del quantum de la multa, el Tribunal señaló que “el informe de antecedentes…permite advertir una habitualidad en la conducta de la firma recurrente en la comisión de este tipo de infracciones, que otorga a la autoridad de aplicación el criterio para la graduación de la sanción en cuestión.” (la negrita es nuestra)

 

Por lo anterior, se resolvió confirmar la sanción impuesta, con costas.

 

Cabe agregar que, en la actualidad, esta conducta también está contemplada por el Código Civil y Comercial (CCC), que en su art. 1101 prescribe que

 

“Está prohibida toda publicidad que:…

 

  1. c) sea abusiva, discriminatoria o induzca al consumidor a comportarse de forma perjudicial o peligrosa para su salud o seguridad.”

 

 

Dr. Jorge Oscar Rossi

 

Abogado (U.B.A.). Director del Boletín Jurídico del Colegio de Abogados de Morón. Profesor Titular de la asignatura Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios y Adjunto de Obligaciones Civiles y Comerciales, Contratos Civiles y Comerciales y Derechos Reales en la Universidad Abierta Interamericana. Autor de “Responsabilidad Civil & Daños”, de Ediciones D&D, año 2009

 

Archivos Adjuntos:

 
DESCARGUE EL FALLO COMPLETO (FUENTE: www.cij.gov.ar)

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

El consumidor resigna calidad por precios bajos

Según un estudio, las primeras marcas perdieron terreno en el mercado, debido a que los …