Inicio / Comunicación - Publicidad / Ofertas y Liquidaciones: Falsas ventajas detrás de una publicidad engañosa

Ofertas y Liquidaciones: Falsas ventajas detrás de una publicidad engañosa

En época de aguinaldo pareciera que todo vale para fomentar el consumo. Sin embargo, las promociones que se difunden en las vidrieras muchas veces no se corresponden con los precios dentro de los locales. Hace falta una regulación.

Las liquidaciones de indumentaria por cierre de temporada presentan algunas cuestiones a tomar en cuenta. Es innegable que  alientan el consumo, sin embargo, al adentrarnos en este submundo, no todo es lo que parece: las publicidades engañosas están a la orden del día, se encuentran grandes cadenas comerciales que “liquidan por cierre” desde hace más de cinco años por ejemplo Macowen de Paraguay y Suipacha. Esto, sumado a la imposibilidad de verificar si los precios que figuran en las etiquetas contemplan realmente el descuento entre lo que valía la prenda inicialmente con lo que cuesta.

¿Es una estrategia válida o hay mala fe por parte de los comercios?

25/07/2010 Fuente: Diario Tiempo Argentino

Algunos minimizan la cuestión como un fenómeno que incumbe sólo a unos pocos. Lo cierto, es que no son tan pocos los que entran a un negocio atraídos por vistosos carteles que suelen ir acompañados de jugosos descuentos, los cuales  terminan no siendo tales.
Alejandra se acercó a un comercio en la calle Córdoba tentada por el cartel de la vidriera que decía con llamativas letras rojas “Liquidación total: 2 prendas al precio de 1”. Entró al negocio, saco una prenda, se la probó y le quedó bien, eligió esa y otra más igual para que valiera el 2×1. Pero en la caja le informaron que esas prendas que quedaban afuera del descuento y le señalaron el canasto que si lo contemplaba. Alejandra ya se había probado la prenda y como le gustó, la terminó comprando al precio normal.
El control de los precios en el área de indumentaria es una cuestión que levanta mucha polvareda, el consumidor no está protegido y queda librado a la buena fe del comerciante. Pero, qué ocurre si el comerciante dice que nos rebaja un 40% cuando en realidad es un 20%, ¿cómo constatamos el precio actual con el precio anterior? El consumidor a veces resulta engañado por las dudosas estrategias de venta que manejan los comercios. La publicidad cumple un papel importantísimo.
Según Paula Locane, asesora de análisis de publicidad en relación al consumo “los engaños son una cuestión difícil de detectar incluso para las organizaciones de defensa al consumidor. El comprador se tiene que resignar a creerle al comerciante.” En su opinión debería haber “además de un relevamiento de precios, una instancia de publicación de los mismos”.
Locane enfatizó además, el gran desconocimiento que los consumidores tienen de sus derechos, “nunca se realizaron las campañas necesarias para difundir el tema, por eso hay tantos abusos. Se trata del ‘pequeño robo cotidiano’ que la gente deja pasar”.

Por su parte, María Lucila “Pimpi” Colombo, titular de la subsecretaria de defensa del consumidor, sostuvo que “es muy posible que como estrategia de venta un comercio ponga alguna oferta y al final trate de vendernos otra cosa, por eso es importante saber cuáles son los derechos que nos asisten. Los argentinos no tenemos hábito de querer conocer nuestros derechos, por eso somos engañados”.
Según Milagros Guismondi, especialista en tendencias de consumo, el contexto económico impulsa las liquidaciones “venimos de superar una época de recesión, hoy  el consumo se ha recuperado y aún sin liquidación se vende bien, con liquidación mucho mejor, por eso una de las mejores alternativas es consumir”, sostuvo. También resaltó que el hecho de que los precios bajen “es sólo para atraer a aquellos que en un primer momento no se sintieron atraídos por la oferta” y explicó que “si bien se encuentran descuentos menores en comparación a los del año pasado, mientras algunas marcas hacen descuentos efectivos, otras simplemente remarcan precios, pero es imposible corroborarlos”.
El economista Fausto Spotorno coincidió en que “las liquidaciones alientan el consumo, pero es preciso señalar la dificultad para controlar los precios en el área de indumentaria porque cambian todo el tiempo los productos”.
No existe aún en la Argentina una normativa que regule específicamente las ventas promocionales de indumentaria y accesorios. En cambio, las legislaciones europeas sí cuentan con una regulación precisa  que implica incluir en la publicidad toda la información necesaria para que el consumidor pueda tomar la decisión de comprar o no antes de ingresar al local. Ni siquiera el comienzo de las liquidaciones es tan claro como debiera, ya que varía de negocio en negocio, según el nivel de stock de prendas y de cómo fueron las ventas durante los meses previos, las fechas las determina el mercado y sólo él.  Sí hay una normativa vigente en torno a la publicidad de ofertas en el artículo 7 de la Ley de Defensa del Consumidor donde se prescriben las condiciones legales en las que debe ser efectuada una oferta. Allí se explicita que toda oferta dirigida a consumidores potenciales debe contener la fecha precisa de comienzo y finalización, así también como sus modalidades y limitaciones. Por ejemplo, si ocurriera que se publicita la rebaja de cierta prenda para la cuál sólo se ofertan algunos talles, eso debe estar explicitado en el texto de la publicidad de vidriera como aclaración del stock, de lo contrario se la considera publicidad engañosa. En ese caso, el comprador tiene derecho a denunciar en los organismos de defensa del consumidor.
La solución a este problema pareciera ser una legislación que regule las liquidaciones de indumentaria. La diputada Marta Varela ya impulsa en la actualidad un proyecto para tratar la ley de liquidaciones.
Después de todo, quizás no se trate de un tema tan menor como algunos quieren hacer creer, porque todo lo que tiene que ver con los derechos del consumidor repercute directamente en su bolsillo.

Sobre

Revisa También

Fin de Ciclo Programa de los Consumidores: “Hagamos Lío”

Fin de año, y fin de programa de !Hagamos Lío”, por Mdzonline !! Muy agradecidos …