Inicio / Redes Sociales e Informatica / Condenan a MercadoLibre por una transacción fraudulenta

Condenan a MercadoLibre por una transacción fraudulenta

20121031-080210.jpg

Condenan a MercadoLibre por una transacción fraudulenta

La firma MercadoLibre forma parte de la cadena de responsabilidad frente al fraude ocurrido

Cada vez más los casos de defensa del consumidor se abren paso en la Justicia. Según lo relata a BAE Walter Krieger –abogado de los damnificados– el caso tiene inicio en el 2005 cuando dos hermanos adquieren entradas para un recital de música a través de MercadoLibre y son retenidos en el ingreso al show por la invalidez de los tickets. En ese momento un grupo de 15 personas es detenido por “encubrimiento” porque las entradas habían sido sustraídas de la empresa Ticketek, que había radicado la denuncia de robo, ante lo que el juez manda a detener a quienes compraran esas entradas. Así, las personas permanecieron detenidas todo el fin de semana, situación a la que se sume al hecho de que hayan quedado involucrados más de dos años en un proceso penal, del que luego fueron sobreseídos al declararse la falta de mérito.

A partir de esto, MercadoLibre recibe una demanda de daños y perjuicios fundada en la Ley de Defensa del Consumidor, dado que “la firma era parte de la cadena de responsabilidad que establece el artículo 40 de la Ley de Defensa del Consumidor”, explica Krieger.
Lo cierto es que MercadoLibre intenta desligarse de a responsabilidad señalando que resultan “meros intermediarios”, logrando así la desvinculación de los hechos en primera instancia. “La realidad es que MercadoLibre presta un servicio porque cuando se quiere operar a través de este sitio se suscribe un contrato, se adhiere a términos y condiciones, sumado a que la firma tiene una retribución dineraria por esta operatoria”, sostiene Krieger.

En este contexto, el Juzgado Civil de Primera Instancia Nº 47 avanza con una pericia informática que arroja datos significativos sobre la seguridad del sitio: “MercadoLibre no chequea la autenticidad de la persona que se loguea, por lo cual no hace efectivas las medidas de prevención respecto de las cosas que se venden en la plataforma”, destaca el abogado. A pesar de esto, el juzgado condena al vendedor de las entradas y exime de responsabilidad.

Recientemente, la Sala K de la Cámara de Apelaciones en lo Civil revocó la sentencia de primera instancia aduciendo que MercadoLibre forma parte de la cadena de responsabilidad, basándose en el artículo 40 de la ley. Así, se mantuvo la condena al vendedor, pero se amplió entonces la responsabilidad a MercadoLibre, condenando a ambos a reparar los honorarios de la abogada penalista y aplicando multas de $16.000 y $22.000 por daño moral.

“La importancia del fallo define la responsabilidad de estos sitios y sobre la forma de hacer negocios, dado que se marca que la actividad de intermediación no lo exime de responsabilidad ante el comprador”, explica Krieger y hace hincapié en que “este caso sin dudas generará un efecto multiplicador y abrirá la puerta a nuevos reclamos judiciales de este tipo. Se tendrá que reformular la manera en que se llevan adelante este tipo de negocios, dado que los consumidores tienen una herramienta a mano para hacer valer sus derechos”.

LOS ALCANCES DE LA LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR

Sin bien en lo que refiere a regulaciones en Internet la Justicia aún avanza algunos escalones por debajo de la evolución de la tecnología, encontrándose muchos casos los jueces en el brete de no tener jurisprudencia sobre determinados temas o regulaciones específicas, en lo que respecta a comercio electrónico la Ley de Defensa del Consumidor parece cuadrar perfectamente.

Lo cierto es que esta norma abrió un amplio camino para que los usuarios de servicios lleguen a una resolución administrativa o judicial de sus conflictos.

“Para las operatorias comerciales en Internet considero que una buena interpretación de la Ley de Defensa del Consumidor alcanza hoy para cubrir estas situaciones. Los jueces no deben ampararse en que no tienen normas para fallar en las situaciones de comercio electrónico”, indica Krieger.

En los últimos años, los derechos de los consumidores y usuarios han experimentado importantes avances. La última reforma integral a la Ley de Defensa al Consumidor vino a ampliar los horizontes de protección con la incorporación de nuevos institutos (justicia gratuita, acciones colectivas, daño punitivo, daño directo, trato digno, etc.) y la actualización de otros ya existentes (concepto de consumidor, control de servicios públicos, reciprocidad de trato, etc.).

30/10/12 Fuente: DiarioBae

Sobre

Revisa También

Usuarios se quejan de las “falsas ofertas” en el Cyber Monday

Las ventas subieron en la nueva edición del día de las promociones en la web. …