Inicio / Redes Sociales e Informatica / Guerra de titanes en Internet por las tarifas diferenciadas

Guerra de titanes en Internet por las tarifas diferenciadas

imageLa FCC lanzará nuevas reglas que anulan la llamada “neutralidad de Internet” y permitirá a las telcos cobrar más caros por los contenidos que demanden mayor ancho de banda. La guerra de Netflix, Google y Amazon contra Verizon, AT&T y Comcast.

El miércoles por la tarde el presidente de la Federal Communications Commission (FCC), Tom Wheller, anunció que permitirían a los proveedores de acceso a Internet cobrar tarifas diferenciadas por conexiones de mayor ancho de banda. Pocas palabras para explicar el inicio del final de una Era. La Era de Internet regida por el principio de “neutralidad”, es decir, la regla según la cual no importa qué tipos de contenidos circulen por la red, todos deben ser tratados igualmente.

Las grandes empresas de telecomunicaciones y proveedoras de conectividad en Internet, como Comcast, AT&T, Verizon o Time Warner vienen desde hace años presionando a la FCC para borrar del mapa la regla de “neutralidad”. ¿Su argumento? Mientras son ellas las que deben gastar miles de millones de dólares en infraestructura para aumentar casi un 100% por año el ancho de banda disponible en la Red, los beneficios de esas inversiones van a los bolsillos de los proveedores de contenidos que cada vez ofrecen servicios que insumen mayor banda ancha (videos en HD, juegos en red, videoconferencias). Y todo por el mismo precio que pagaban cuando el tráfico en la red estaba dominado por el texto.

En la vereda de enfrente, Netflix, el gigante de las películas y series online, Google, dueña de Youtube, Amazon, que vende millones en cine online, entre otros grandes jugadores como Facebook, que integró a su plataforma cada vez más y mejores formatos multimedia, pelean por mantener el status quo, es decir, mantener viva la “neutralidad de la red”.

Naturalmente, el argumento no es “queremos seguir ganando muchísimo”, sino que el fin de la neutralidad es un golpe al bolsillo de los usuarios (porque trasladaran esos mayores costos a la gente), y que se pondrá en jaque la innovación que hace de Internet el sector más dinámico de la economía mundial porque los pequeños jugadores, las start-up, nunca podrán disponer de los fondos para competir de igual a igual con las mega empresas del universo puntocom. Sin fondos no hay acceso a la Internet super veloz que las telcos ofrecerán a los mayores jugadores y así se anula la regla de competencia y paranoia creativa que hizo de la Red lo que la Red es.

Un tercer jugador, las asociaciones de defensa de los consumidores, está alineado con Youtube, Netflix, Amazon y los grandes medios de comunicación, porque dan por descontado que el mayor costo del ancho de banda para ver cine online, videos en HD, juegos interactivos, etc se trasladarán inmediatamente a las tarifas. The New York Time publicó este viernes en su página editorial una larga columna en contra de la decisión de la FCC, que resume con una frase lapidaria: “la FCC ha capitulado antes las empresas de telecomunicaciones”.

Es cierto, la FCC sostuvo hasta hace pocas semanas una postura totalmente opuesta a la que ahora anunció Wheeler (la prensa en EEUU sostiene que el presidente de la FCC sigue convencido de los beneficios de la regla de la “neutralidad de la red”), pero no menos verdadero es que la justicia federal falló en febrero pasado a favor de las telcos. La FCC habría cambiado su postura para evitar un segundo fallo en contra de la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, donde Verizon y Comcast batallan por su interés en cambiar las reglas de fijación de costos dentro de Internet.

Ayer medios como The Huffington Post publicaron títulos casi catástrofe para anunciar “El fin de Internet tal como la conociste”, o “Tu cuenta de Netflix podría aumentar aún más”, en referencia al aumento de entre uno y dos dólares que la cadena de cine online anunció antes del fallo de la FCC para fines de junio.

En Argentina, ante una consulta de Clarín, Netflix mantuvo la declaración que realizó hace semana ante inversores: “Aumentaremos entre 1 y 2 dólares las tarifas solo para los nuevos clientes, no los actuales”.

En Fibertel, ejecutivos del mayor nivel explicaron que la decisión de la FCC no hace otra cosa que ponerle letra a una situación que el mercado ya viene aplicando en la práctica, esto es, el cobro de tarifas diferenciadas para garantizar a los grandes players de contenidos un ancho de banda mayor, que garantice que sus clientes reciban películas en altísima calidad.

Es el caso de Comcast con Netflix en Estados Unidos. Las empresas pelearon pero finalmente negociaron un aumento de 1.58 megas a 2.80 megas para que los clientes de Netflix tengan garantizado un servicio Premium.

Aunque la reglamentación de la FCC vale para Estados Unidos, la globalización de servicios como los de Netflix o Google/Youtube transforman estas nuevas reglas en reglas de impacto mundial. En castellano: aquí también aumentarán los costos de esos servicios, tarde o temprano.

En Argentina, apenas unos 40.000 clientes tienen acceso a ancho de banda de 30 megas, mientras en Estados Unidos son millones los que ya disponen de promedios de 100 megas. El incremento de la capacidad depende exclusivamente de inversiones de cientos de millones de dólares que, dicen las empresas proveedoras de internet, no podrán afrontar si los costos no se comparten con las empresas que producen y distribuyen los contenidos.

 

Se trata de uno de las disputas de mercado más apasionante de los últimos tiempos, tanto por el impacto en la economía de bolsillo de millones de personas, como por el enorme peso de los dos argumentos enfrentados: la financiación de la expansión constante del ancho de banda disponible en Internet y el impacto potencialmente negativo de la generación de una Internet de doble standard, la veloz y la de los que por sus costos se queden fuera de esa “fast lane”.

fuente: Ieco

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Usuarios se quejan de las “falsas ofertas” en el Cyber Monday

Las ventas subieron en la nueva edición del día de las promociones en la web. …