Inicio / Jurisprudencia / La Justicia obligó a una prepaga a cubrir una costosa operación cardíaca

La Justicia obligó a una prepaga a cubrir una costosa operación cardíaca

La Cámara instó a una empresa de medicina privada desembolsar los u$s30.000 que costaba la intervención quirúrgica, ya que estaba incluída en la ley

Una mujer de 75 años logró ser operada del corazón luego de que la Justicia obligase a una prepaga a cubrir la intervención cuyo costo era de 30.000 dólares.

En un principio, OMINT rechazó la orden médica con el argumento de que la intervención quirúrgica recomendada «no se encuentra ni incluida en el Programa Médico Obligatorio ni en su plan médico». En cambio, autorizó realizar la cirugía por la «vía convencional» o a «cielo abierto».

La mujer, afiliada hace más de 20 años a la empresa, inició una acción para ser operada de un estrechamiento anormal del orificio de la válvula aórtica del corazón a través de una cirugía laparoscópica, que habían ordenado los médicos, consigna el diario Clarín en su edición de hoy.

Esta intervención es más costosa pero menos riesgosa que la propuesta por al prepaga. Así el médico neurólogo aconsejó esta operación y la derivó al Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), donde se realiza este tipo de operación.

Luego de solicitar un dictamen del cuerpo médico forense judicial, el juez Carlos Héctor Alvarez, a cargo del Juzgado en lo Federal Civil y Comercial N. 11 dispuso que OMINT «le otorgue el 100% de la cobertura de «reemplazo valvular aórtico percutáneo» que le había sido prescripto por su médico tratante».

En estos casos las medidas cautelares deben ser cumplidas, aunque la parte demandada puede apelar. De esta manera, OMINT apeló la sentencia, pero cumplió la orden judicial y la paciente fue operada con éxito, indica el diario Clarín.

Ahora, la Sala 3 de la Cámara Federal en lo Civil y Comercial, con los votos de los jueces Graciela Medina y Guillermo Alberto Antelo, confirmó la sentencia de primera instancia.

Según el matutino, los camaristas se ajustaron a los dictámenes médicos que señalan que «la vía laparoscópica es la alternativa menos riesgosa», agregando que «está incluida en el Programa Médico Obligatorio», ratificada por la nueva ley de prepagas.

Además, señalaron «que el PMO fue concebido como un régimen mínimo de prestaciones» y «no resulta aceptable la imputación de un menú que reduzca las prestaciones habituales, como así también que, independientemente de la cobertura prevista en el programa, no existen patologías excluidas» que puedan «derivar en una afectación del derecho a la vida y a la salud de las personas».

6/9/11 Fuente: Iprofesional

Sobre

Revisa También

La Cámara Comercial ordenó la sustitución de un Audi A4 0Km. por aplicación del Régimen de Defensa del Consumidor

La Sala F de la Cámara Comercial de la Capital Federal confirmó sustancialmente un ejemplar …