Inicio / Medicina - Medicamentos - Salud / Nordic Walking, o cómo quemar 500 calorías en una hora

Nordic Walking, o cómo quemar 500 calorías en una hora

Importada de Suiza y Alemania, la novedosa técnica outdoor se practica en el país desde hace un año. Combina lo mejor de la caminata y el running y entrena el 90% de los músculos del cuerpo.

Consolidada entre los europeos, el Nordic Walking llegó a la Argentina y ya tiene centenares de seguidores.

La novedosa técnica outdoor consiste en “una actividad que revolucionó el concepto del fitness porque trabaja los músculos, el sistema cardiovascular y la coordinación y movilidad”, según explicó a Infobae.com el instructor Christoph Weber, quien destacó que “se entrenan el 90% de los músculos”.

Si bien a simple vista podría confundirse el ejercicio con personas que caminan con un bastón en cada mano, ésos bastones de fibra de carbono con fibra de vidrio hacen que quien practica esta técnica ejercite los brazos y el tronco, al empujarse hacia adelante cada vez que el palo toca el suelo.

La actividad es ideal para desarrollar al aire libre (en Buenos Aires se realiza en los lagos de Palermo) y comparada tanto con la caminata como el running “se involucran más músculos”.

Weber es kinesiólogo, osteópata e instructor de la disciplina y detalló: “Si se compara Nordic Walking con la caminata común se usan más músculos porque hay actividad de los brazos y tronco superior, es más completo. Y respecto a correr la limitación de Nordic Walking es que nunca el pulso va a llegar tan alto, pero estudios demostraron que en caminata nórdica comparada con correr a 7 kilómetros por hora se consumen las mismas calorías, sumado a que con el bastón se hace cierta descarga y no hay tanto impacto en las rodillas”.

El Nordic Walking permite un rendimiento máximo, sin lastimar el cuerpo, dado que evita movimientos bruscos y rebotes que dañen las articulaciones. Comparado con el running, la relación entre la masa muscular y la masa del tejido de grasa es menor que en la carrera. A su vez, el movimiento de torsión alternado hace que quien lo practica trabaje los abdominales y dorsales profundos, que están “escondidos” y, en general, quedan afuera de cualquier rutina específica.

Podría decirse que es un punto intermedio entre la caminata y el running. Más exigente que la primera pero menos agresivo que el segundo, el Nordic Walking pone en movimiento el 90% de los músculos del cuerpo. Además, tiene dos ventajas que son fundamentales para mantener la motivación, esencial en cualquier actividad saludable: se puede practicar en grupo y está pensado para hacerlo al aire libre. Estos dos puntos son vitales para favorecer la disminución del estrés y la socialización.

Acerca de sus beneficios, Weber diferenció que, “en personas poco obesas no pesa tanto la relación entre musculatura y grasa, pero quienes tienen exceso de peso no pueden correr”.

“Personas sin problemas de peso queman entre 40 y 60% de calorías más que en la caminata común, sumado al hecho de que ésta es una caminata completa que, al usar muchos músculos, facilita el metabolismo de la grasa”, destacó Weber, quien destacó, además, que “cuando se camina de esta forma se mejora la postura” por eso el ejercicio es altamente recomendado para personas con problemas de espalda, que trabajan mucho tiempo frente a la computadora, dado que “ayuda a tener más resistencia en la posición de sentado”.

“Se usa también en rehabilitación post operatoria de cadera o rodilla, así como para pacientes que se recuperan de un infarto ya que se camina con pulso más alto”, explicó el entrenador.

Consultado sobre quiénes practican esta caminata, Weber contó que la mayoría se trata de personas de entre 40 y 60 años, así como deportistas de alto rendimiento, que la usan como variante de entrenamiento.

En ese sentido, destacó que “si bien para los deportistas es un complemento a su rutina, para la gente común es totalmente suficiente hacer este ejercicio dos o tres veces por semana”.

“Para las mujeres que se quejan del ‘salero’ es buenísimo porque tiene máxima actividad el tríceps, así como los abdominales, que intervienen al estabilizar el cuerpo”, enumeró entre sus beneficios.

La técnica, según Weber, es fácil de aprender y requiere una inversión de entre 250 y 550 pesos para los bastones y 400 pesos un curso de seis clases de una hora. Luego, la persona está capacitada para salir sola a caminar, sin necesidad de abonar una cuota mensual.

El entrenador destacó que probó Nordic Walking porque le parecía ridículo caminar con bastones hasta que lo sintió en su cuerpo y comprobó los resultados.

En resumidas cuentas, la técnica permite:

* Entrenar el 90% de los músculos del cuerpo

* Quemar 500 calorías por hora

* Economizar el trabajo cardiaco

* Aumentar el suministro de oxígeno a todo el organismo

* Relajar las tensiones del cuello, hombros y columna

* Disminuir la carga de las articulaciones de las piernas

* Estimular el metabolismo

* Ayudar a eliminar el estrés

* Fortalecer el sistema inmunitario

* Proporcionar conciencia corporal y control postural

* Consumir entre un 40% y un 60% más de energía.

11/09/2010 Fuente: Saludable.

 

Nota Relacionada: http://www.marchanordica.com/

Sobre

Revisa También

Beneficios de andar en Bici!

1. Andar en bicicleta no dejará que caigas en depresiones. Se ha comprobado que las …