Inicio / Notas de Prensa a Protectora / Mendoza: Ecogas: cuando la arbitrariedad está a la orden del día

Mendoza: Ecogas: cuando la arbitrariedad está a la orden del día

509d0f248e624_565_319!Por problemas en un sector o en un departamento, la empresa deja sin gas a todos los vecinos. Cuesta horrores conseguir el servicio nuevamente. Un camino de penurias.

La queja de los vecinos del edificio Presidente de la calle Emilio Civit es calcada a la de muchos otros ciudadanos de Mendoza que deben tolerar las arbitrariedades de una firma privada que, de un día para otro, decidió cortar el suministro de gas a todo el edificio.

La historia comenzó en este caso hace 45 días cuando, debido a la queja puntual de un vecino de la Torre Jardín Presidente, ubicada en una zona selecta de la ciudad de Mendoza, inspectores de la empresa Ecogas decidieron cortar el servicio a todo el edificio.

“No podemos bañarnos, no podemos cocinar, no podemos hacer nada, y para colmo no nos dicen qué tenemos que hacer para que nos vuelvan a dar el servicio”, dijo a MDZ un indignado vecino.

Su reclamo es calcado del que otros copropietarios hicieron llegar a este diario. “No solo nos cortaron el gas, sino que no nos dicen qué es lo que está mal en nuestros departamentos.  Nos obligan a contratar gasistas matriculados, que en muchos casos difieren en sus opiniones. Unos te dicen que tenés que hacer una cosa y otros, lo contrario”, aseveró con evidente malestar una vecina del mismo lugar.

Los reclamos a Ecogas se acumulan y la firma no parece querer dar una respuesta concreta a esas quejas. ¿Qué deben hacer los copropietarios? ¿Quién les dará explicaciones por lo sucedido? ¿Alguien los resarcirá por el mal trago?

Estas son solo algunas de las preguntas que en estas horas quedan flotando en el aire. Pero hay interrogantes más complejos que pondrán en seguros problemas a ejecutivos y  accionistas de la firma de gas: si la instalación estaba mal hecha en el edificio, ¿cómo es que se aprobaron los planos? ¿Por qué no hubo ninguna objeción hasta ahora?

Nadie responde esas dudas, aún cuando Ecogas ya funcionaba en el año 1995,en los días en los que la imponente construcción fue habilitada. Hoy la única respuesta de la firma es casi pueril: “No tenemos los planos de esa época como para saber cómo proceder”. Al menos es lo que dijeron a MDZ.

A ese respecto, agregaron que en los últimos 20 años hubo ciertos cambios en las normas para aprobar instalaciones de gas. Sin embargo, Energas dice lo contrario, que no hubo ninguna modificación sustancial.

Finalmente, la única excusa que planteó Ecogas a la hora de justificar el corte de suministro a todo el edificio es lo sucedido en Rosario a principios de agosto de este año, cuando explotó un inmueble por un escape de gas.

Ello impulsó a la firma mendocina a forzar una serie de  inspecciones en casas y edificios del Gran Mendoza por temor a que se repita una situación similar.Por ello, hoy hay varias viviendas que, al igual que en el caso del Presidente de la calle  Emilio Civit se encuentran sin gas hace semanas.

Llaman la atención varias cuestiones a ese respecto, pero principalmente la imprevisibilidad de los controles ya que en ningún caso hubo un aviso previo a los habitantes.

«Estamos muertos de frío desde hace más de quince días, sin calefacción ni agua caliente», relató indignado a MDZ otro vecino de un edificio de la Quinta Sección en septiembre pasado.

El hombre explicó que 20 días antes llegó al consorcio la orden de revisión de toda la estructura técnica y desde entonces están sin suministro.»Dicen que hasta que el último departamento no tenga el visto bueno no reconectan el suministro», comentó el vecino, quien dijo que muchos optan por ir a casas de familiares u otras alternativas para pasar el mal momento.

Nadie sabe ni puede explicar tampoco porqué algunos edificios sufren cortes e inspecciones y otros no. Cuál es el criterio general de seguridad de Ecogas para dejar a algunos con servicio y a otros no.

José Luis Ramón abogado y miembro de la ONG Protectora, explicó a este diario que la situación descripta es una suerte de “violación a sus derechos”.»Todo consumidor tiene derecho a la información y derecho de ser informado de forma adecuada», explicó.

«Cada vez que se pretenda hacer una alteración del servicio, deben informar, esto es de cualquier manera en la que pueda comprender lo que se va a realizar», explicó Ramón refiriéndose a la falta en la que incurre la empresa al no avisar a los usuarios que se van a inspeccionar los conductos de gas y que, de ser necesario, se van a efectuar cortes.

En segundo lugar, el abogado explicó que esta situación le «puede costar plata a la empresa proveedora», más en el caso del gas, en el que la persona puede sufrir «daños y perjuicios» a su salud, como puede ser el caso de enfermedades por no poder utilizar sus sistemas de calefacción durante el invierno, «y en ese caso la empresa debe responder económicamente».

En cuanto a la reanudación del servicio el miembro de Protectora explicó que la empresa debe hacerlo dentro del «plazo de razonabilidad, esto es dentro de las 48 horas, desde que se resolvió el problema, siempre y cuando no se esté afectando la salud de alguno de los usuarios».

El problema es que el «plazo de razonabilidad» estimado por las empresas es muy distinto al de Protectora y en algunos casos, los usuarios llevan más de 20 días sin gas, pero según el abogado, «el servicio de reclamos y consultas de las empresas proveedoras de gas es muy malo».

El diputado radical Daniel Di Martino, integrante de la Comisión de Obras de la Cámara baja, también es crítico de la labor de Ecogas: “No le dicen a los usuarios qué es lo que deben mejorar y los obligan a contratar especialistas matriculados que son carísimos en algunos casos. Se están manejando mal en muchos aspectos”, advirtió a MDZ.

En tal sentido, el legislador no descartó hacer un llamado a los accionistas de la firma cuestionada a efectos de que den las explicaciones del caso. “Ellos tienen que aclarar todas las dudas ante las quejas de los vecinos”, aseguró a este diario.

Las críticas se acumulan sin cesar. Bajo una válida preocupación por la seguridad  se esconde un tratamiento arbitrario a los vecinos según criterios hasta ahora desconocidos de la empresa privada. Mientras tanto, muchos vecinos  siguen sin poder tener gas. Ya lo dijo alguna vez el antropólogo alemánRudolf Virchow: “La libertad no es poder actuar arbitrariamente sino la capacidad de hacerlo sensatamente”.

Anexo: ¿Cómo reclamar ante el corte de gas?

– Los damnificados deben tener un primer contacto con la empresa distribuidora del servicio, y deben exigir un número del reclamo que efectúen.

– Con ese número, el usuario hace una denuncia ante Enargas (Calle Gutierrez 672) -el ente tiene una línea gratuita para hacer reclamos, pero Ramón recomendó hacerlo por escrito y en persona-.

La ONG pone a disposición de los consumidores un formulario de reclamo para que las personas se aseguren de cubrir todas las instancias legales del caso:

A la Distribuidora de Gas

S                       /                    D:

JUAN PEREZ, DNI Nº ……, con domicilio en xxxx,   localidad: xxx , Provincia de xxxx, Usuario Nº xxxx, se presenta ante Uds.,   a fin de reclamar lo siguiente:

Hechos: Que por este acto vengo a reclamar  XXXX (poner motivo del reclamo, relatando en forma sencilla y breve lo que pasó y expresando en forma precisa su solicitud , falta o suministro defectuoso del servicio de gas o venta de garrafa, o problemas de facturación, etc.).

Prueba:

Agregar original y copia de factura, recibo o comprobante que se tenga de la operación.

Por DUPLICADO

Los proveedores deberán acompañar toda la documentación que obre en su poder y que resulte necesaria y suficiente para resolver la cuestión planteada (art. 53 LDC).

Petición:

1. Solicito que en forma inmediata y urgente resuelva mi reclamo.

Todo ello sin perjuicio de las acciones de daños y perjuicios que correspondan.

2. Daño Directo: dado el menoscabo sufrido, conforme lo he expresado solicitaré en caso de rechazo se indemnice con el máximo valor dispuesto por el art. 40 Bis. Ley 24.240.

3. Sanciones:  dado el menoscabo sufrido, conforme lo he expresado solicitaré en caso de rechazo le sea aplicada la multa prevista en el art. 47 inc. B), Ley 24.240 y/o cualquier otra sanción que correspondiere, en su máxima graduación, por el  el carácter de reincidente, la cuantía de los beneficios indebidamente obtenidos, su proyección económica, el peligro de su generalización para todos los usuarios, y la repercusión de estas infracciones  atento la posición en el mercado (conf. art. 49 de la ley 24.240) en el Organismo Gubernamental de Defensa al Consumidor.

Firma….

 

por MDZ23 de Octubre de 2013

Link: http://www.mdzol.com/nota/496413/

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Impuesto Rosa: en Córdoba las mujeres pagan mas que los hombres.

Miembros de la Asociación Protectora en Córdoba, investigaron sobre el llamado impuesto “rosa”, y  llegaron …