Inicio / Notas de Prensa a Protectora / El fraude millonario de las empresas de telefonía celular

El fraude millonario de las empresas de telefonía celular

imageLas compañías realizan campañas engañosas para vender, promocionar y viralizar productos, servicios y aplicaciones, a través de mensajes de texto que son cobrados a los destinatarios. Los usuarios deben denunciar éstas acciones y pueden ser indemnizados con hasta $10.000.

Las empresas de telefonía celular viralizan mensajes de texto, con juegos, aplicaciones, promociones y hasta premios ,que resultan siendo un fraude para los consumidores que deben pagar por este “servicio” no solicitado.

Quién haya sido perjudicado por estas maniobras de marketing deben denunciar a la compañía y la misma debe indemnizar al cliente con una suma que puede llegar hasta los $10.000. También tienen que devolver el dinero extra pagado en la boleta final por este mecanismo.

Si bien no existe una estadística concreta, al menos una vez, los cientos de millones de usuarios que usan teléfonos móviles que existen, recibieron un mensaje de texto que supuestamente otorgaba un premio, autos, viajes, promociones, descuentos, invitaciones a juegos y otros entretenimientos, que nunca solicitaron.

 

 

Lo sorprendente y perjudicial de esta práctica es que este tipo de mensajes no sólo llega a los equipos sin la solicitud y aceptación del usuario sino que, además, generan un costo adicional del cual el consumidor no está informado.

Los métodos que utilizan las compañías para cobrar este servicio es a través del costo del mensaje, que de forma contraria a lo habitual es cobrado y descontado automáticamente del crédito que en ese momento tenga la línea con el valor de un simple “msn”+ un iva adicional.

Las empresas estratégicamente tienen todo pensado por si el usuario se alerta de la situación. Si el cliente quiere darle de baja al mecanismo abusivo que ingresa a los aparatos de comunicación, debe enviar un mensaje con la palabra “baja” al numero de remitente enviado, acción que vuelve a generar un costo en la línea.

 

El sistema fraudulento afecta a todos los usuarios de todas las compañías de telefonía celular en el país. Por lo que vale la pena hacer la observación de las dimensiones que tiene este negocio para las empresas que tienen alrededor de unos 60 millones de líneas en uso actualmente y con hasta aveces dos o tres líneas por usuario.

Por este motivo, el titular de la ONG protectora, Nicolás Badillo explicó: “Estamos realizando un plan para tratar esta práctica que no es común ya que además de ser abusiva por parte de las empresas está prohibida”.

Badillo,contó que empresas toman como ventaja estas estrategias a las que ellos llaman “baratelas”, porque los usuarios mayoría de la veces no se detienen hacer denuncias o reclamar esto porque genera una pérdida de tiempo y los costos son pequeños. Un gran negocio para las compañía que suman con estos mínimos números ganancias a coste de los millones de usuarios.

En tanto el líder de Protectora, responsabilizó a la Comisión Nacional de Comunicaciones “por no realizar auditorías en las compañías, las cuales que deben recibir sanciones y multas que pueden ir desde $100 hasta $5.000.000 y la quita de la concesión de la marca en el espectro de mercado”.

Los dicho por Nicolás Badillo, lo abala la Ley 2424 -artículo 47- que explica cuales son las sanciones que se deben otorgar a las empresas por realizar estas maniobras de comercialización.

 

 

Una buena para los usuarios

 

Los clientes que se hayan visto afectados por estos mensajes de textos abusivos que generan costos sobre las líneas, deben acercarse a la empresa de telefonía correspondiente a su servicio, -en Argentina hay tres Movistar, Claro S.A y Personal- y exponer firmemente la situación, a lo cual la compañía deberá darle de baja al servicio y además reintegrar en la próxima boleta o factura el costo de gasto que le generó al cliente esta maniobra.

De lo contrario, el usuario debe acercarse a una oficina de Defensa al Consumidor y exponer el problema. Allí lo asesorarán gratuitamente y realizarán las acciones legales correspondientes a una demanda, por la cual el cliente debe recibir una indemnización de parte de la compañía de hasta $10.000 por los daños y perjuicios ocasionados en el trascurso del tiempo que emitió los mensajes sobre la línea.

 

Melisa Villarroel.

Link http://www.mdzol.com/nota/529694/

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

Impuesto Rosa: en Córdoba las mujeres pagan mas que los hombres.

Miembros de la Asociación Protectora en Córdoba, investigaron sobre el llamado impuesto “rosa”, y  llegaron …