Inicio / Telefonía Internet Correo / En Mendoza, las estafas son cada vez más sofisticadas

En Mendoza, las estafas son cada vez más sofisticadas

20121231-081433.jpg

En esto coinciden las ONG Protectora y Prodelco. Aseguran que “la viveza criolla” se duplicó en internet, aunque en el celular el engaño lidera.

«Felicitaciones. Usted acaba de ganar un auto 0 kilómetro«. Esta es la primera frase que uno lee –emocionado, claro– cuando por mensaje de texto una importante empresa de vehículos nos hace sentir que el destino se ha jugado a nuestro favor. Pero, al segundo siguiente, vienen otras frases del SMS, donde exigen a la posible víctima enviar una palabra en forma de respuesta y, si es posible, algún dato personal. En ese instante, algunos sospechan que tanta generosidad ya no es posible y abandonan el intento. Otros, en cambio, y sobre todo, los menores de 25 años y los mayores de 70, cumplen con las exigencias y se convierten así en presa fácil para la estafa.

Engaños como estos, no sólo a través de mensajes de texto, sino también en avisos que llegan a la cuenta de correo electrónico, llamados telefónicos anunciando al usuario que ha salido ganador de algún insólito sorteo –televentas– y hasta cartas que llegan al domicilio particular intimando a la persona a pagar cierta cantidad de dinero, incluso, avalado por logos truchos de reconocidas empresas, suelen ser la razón de las crecientes consultas y denuncias por parte de los usuarios en los últimos dos años. Es decir, hay cada vez más sofisticación en el engaño.

En eso coinciden Susana Yelich, titular de Prodelco (Protección del Consumidor), y José Luis Ramón, abogado y presidente de la ONG Protectora, que también trabaja en Defensa del Consumidor. Yelich asegura que sólo en diciembre ingresaron 65 llamados y visitas a Prodelco, entre consultas y denuncias por diferentes estafas. «La gente sigue contestando los SMS o da sus datos personales. Incluso, hasta su número de cuenta en el banco. Hay que gente que aún sigue siendo muy inocente, sobre todo, los más chicos, que son blanco ideal del consumismo, y los más grandes, que todavía confían en la gente y actúan de buena fe. Aunque suene increíble, hemos tenido casos donde el usuario ha brindado su número de cuenta bancaria», asegura Yelich.

Desde Protectora, José Ramón señala que la cantidad de estafas en internet se duplicó en los últimos dos años. «Desde hace cinco años, recibimos consultas sobre posibles truchadas en las compras por internet. Pero, en los últimos dos, las consultas y denuncias han crecido fuertemente porque hay más acceso a la web», dijo Ramón.

De hecho, un intento de estafa reciente es el que ejecutó un sitio de internet que envió sobres a domicilios particulares, donde informa al usuario sobre una supuesta deuda, en este caso, de 8.097.000 pesos. Si bien no se aclara en concepto de qué se ha contraído la deuda, intiman al usuario a pagar y, si paga «ya y de contado», «sólo abona 1.750 pesos». «Desde ya es una estafa. Si usted tiene una intimación extrajudicial, no es legal por esa vía. Lo mejor que puede hacer con un sobre que lo intima a pagar algo es tirarlo a la basura y hacer la denuncia correspondiente», explica el abogado.

LOS CINCO CASOS MÁS FRECUENTES

El titular de Protectora enumeró el ranking de los cinco casos más frecuentes que terminan en quejas y hasta en denuncias por parte de los consumidores. El primer puesto sigue siendo del rubro telefonía celular. Así, lideran las consultas por problemas en la reparación, facturación, remplazo de equipos y falta de repuestos. «Ocurrió con un modelo de teléfono reconocido mundialmente, al que apodamos ‘el desechable’ porque llegó a Argentina pero la batería no sirve, dura poco y no hay repuestos. Hicimos la denuncias y ganamos. Es todo un antecedente en materia de telefonía», recuerda Ramón.

El segundo caso de denuncias por estafa son las tarjetas de crédito. «Apenas te llaman y les contestás dan por hecho de que aceptaste una oferta de crédito, de seguro», cuentan desde Protectora. El tercer caso es falta de garantía de los electrodomésticos. En la mayoría de los casos, no hay repuestos o las garantías no cumplen lo prometido por el vendedor. Las compras por internet hoy ocupan el cuarto puesto. Y es en este caso en el que las denuncias han crecido exponencialmente en los últimos dos años.

Ramón coincide con Yelich en que los jóvenes, sobre todo, entre los 16 y 24 años suelen ser la mejor presa para las estafas online. También hay un nicho preferido por las empresas en cuanto a clase social: «La clase media baja es ideal para los estafadores, porque son aquellos que están tratando de ascender y se embarcan en promesas de que subirán su calidad de vida», dice Ramón.

De hecho, no son pocas las empresas que usan ilegalmente logos de grandes empresas para dar seriedad y prestigio a su página web o a la promoción de turno. El problema con este tipo de delitos es que no hay legislación. Sólo resguarda la Ley del Consumidor, aunque existen baches legales, ya hay antecedentes sobre la invasión a los datos personales para obtener algún rédito que ayuda a denunciar a la empresa que intenta persuadir al usuario con fines lucrativos sin previo aviso.

Link: http://elsolonline.com/mobile/view/159583/en-mendoza-las-estafas-son-cada-vez-mas-sofisticadas

31/12/12 Fuente: Diario el Sol

Sobre

Revisa También

Lo que se contrató por internet, se revoca por internet

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó una multa de $30.000 a una aerolínea …