Inicio / Jurisprudencia / Jurisprudencia: Telefonía – Oferta publicitaria – Deber de Informar – Contratos de Adhesión

Jurisprudencia: Telefonía – Oferta publicitaria – Deber de Informar – Contratos de Adhesión

53cef02a93b19__232!Telefonía – Oferta publicitaria El criterio de que las ventajas ofrecidas en la publicidad de servicio telefónico –en el caso, el no cobro de llamadas recibidas desde teléfonos públicos-, no integran los términos de la contratación si no están contempladas en las cláusulas del contrato, resulta discordante con los dispuesto por la Ley de Defensa al Consumidor (arts. 8 y 19 Ley 24.240).

La publicidad tiene una función persuasiva. A través de ella se establecen vínculos comerciales. En ese tipo de contratación masiva, las tradicionales tratativas preliminares son sustituidas por la publicidad que se transforma en la causa psicológica de la contratación. La confianza que genera una pauta en su receptor no puede verse vulnerada por la existencia de discordancias entre la publicidad y la ejecución contractual. Si la publicidad induce a la contratación, la conducta de la empresa debe ser coherente con lo ofrecido, de lo contrario se vería lesionada la confianza objetiva depositada (cfr. Lovece, Graciela I. – García Ocio, Alejandro M., “Derechos del Consumidor”, Ed. La Ley, Bs. As., 2005, p. 46). El claro texto de la Ley confiere relevancia jurídica a las precisiones formuladas en los avisos publicitarios, por lo que el entorno en el que se realizó la oferta debe considerarse como Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario 61 USO OFICIAL integrante del marco de ejecución del contrato por aplicación del art. 1198 del Código Civil – principio de buena fe-. (del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

Telefonía – Deber de informar – Falta de consentimiento – Facturación El manejo de la información permite un mayor y mejor ejercicio de la libertad, posibilitando al consumidor reflexionar adecuadamente al momento de celebrar el contrato. La falta de comunicación del cambio de política respecto de las llamadas entrantes de teléfonos públicos, y las consecuencias que ello tendría en la facturación, niegan la posibilidad de elegir sobre la continuidad del contrato. No resulta ajustado a derecho imponer al consumidor el costo llamadas facturadas sin haberse informado tal circunstancia, respecto de aquellas realizadas con anterioridad a la fecha en que el usuario se notificó de la contestación de demanda, pues a partir de allí considero ha quedado fehacientemente informado de las nuevas condiciones de contratación.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

 

Telefonía – Contrato de adhesión – Tracto sucesivo – Equilibrio entre los contratantes – Ejercicio abusivo En contrato de adhesión entraña por naturaleza una evidente desigualdad entre las partes. La situación de desventaja en la que se encuentra el consumidor o usuario frente al empresario genera la necesidad de restablecer el equilibrio entre los contratantes. En razón de que el adherente no puede discutir e intentar modificar las cláusulas predispuestas, el juez debe sustituirlo y soslayar con su autoridad jurisdiccional la imposibilidad cuando el predisponente impone un ejercicio abusivo de su poder de decisión, o un irracional o injusto privilegio de su parte. El juez debe buscar el mantenimiento del equilibrio de las prestaciones en toda su dimensión. (CNCom., sala A, en autos “Toscano, Carmen c/ Banco Mercantil Argentino”, 12/04/99). En un contrato de tracto sucesivo, los avances de la ciencia y la tecnología y el incremento de la demanda del servicio (cantidad de usuarios) podrían determinar la necesidad de incorporar nueva tecnología que exija mayores erogaciones que las previstas por la demandada al comienzo de la relación contractual. En tal contexto, el derecho a variar la política respecto de las llamadas entrantes realizadas desde teléfonos públicos, amén de haber sido pactado en el contrato bajo examen (art. 1197 del C.C.), no aparecería como violatorio del derecho vigente. El usuario no cuenta con un derecho adquirido a que sen mantenidas las condiciones originales del contrato. Si nadie tiene un derecho adquirido al mantenimiento de leyes y reglamentaciones (Fallos 268:228; 272:229; 303:1835; 304:1374 y 316:2043; entre muchos otros) menos aun puede adquirir derecho a la conservación del contrato en los términos que fue originalmente redactado cuando ha prestado su consentimiento para que su contraparte lo modifique. No obstante, la eficacia la cláusula respectiva depende de que el ejercicio del derecho o facultad que le otorga a la parte más fuerte de la relación contractual no sea abusivo en relación a las circunstancias del caso.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario

 

Telefonía – Principio protectorio – Oferta publicitaria Es la débil posición en la que se encuentra el consumidor en el mercado la que da lugar al derecho protectorio de los consumidores, y no su nivel de conocimientos. El sistema jurídico que establece la Ley de Defensa del Consumidor fue consagrado con el objeto de operar a favor del consumidor. El legislador ha tomado en cuenta la especial situación de debilidad estructural de los consumidores en sus relaciones con los empresarios y ha dictado normas (Ley 24.240) que actúan sobre la situación de desequilibrio que impera en el ámbito del consumo otorgándole al consumidor una protección más intensa que la dispensada a quienes se encuentran en una mejor posición para negociar. El sistema legal de defensa del consumidor es de orden público (art. 65) y debe aplicarse a toda relación contractual de consumo, sin atender al nivel de instrucción que pudiere tener el consumidor, pues el supuesto de hecho que torna operativa la norma es la especial situación de vulnerabilidad negocial de éste último frente al proveedor o empresario.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

 

Telefonía – Buena fe negocial – Facturación – Deber de informar – Regla favor debitoris La buena fe debe reinar en todos los contratos (art. 1198 del C.C.); en particular en los de adhesión, máxime cuando existe diferencia entre las partes que lo concertan. El art. 42 de la C.N. impone el deber de información respecto de los alcances que brinda la cobertura convenida con la empresa telefónica. El resultado opuesto implica la afectación de la parte débil del contrato, que es objeto de protección. La actividad interpretativa debe priorizar una mayor equivalencia entre las prestaciones. La previsión del art. 1198 del C. Civil por la cual no pueden dejarse de lado lo que las partes “ entendieron o pudieron entender “ , no resulta lógica ni equitativa en orden a la omisión en establecer el pago para las llamadas entrantes efectuadas de teléfonos públicos, sorpresivamente cobradas al usuario. Es contrario al principio de buena fe que se lleve a cabo una facturación diferente a cargo de quien no firmó ni convino el aspecto técnico respectivo. El comportamiento omisivo de la empresa telefónica, al no informar respecto de las condiciones ajenas a lo firmado con el cliente, constituye una infracción al art. 4 de la ley de defensa del consumidor. Resulta abusiva la conducta por la cual se lleva a cabo un cobro compulsivo, no convenido, ni autorizado por el cliente.(del voto del Dr. Ferro en coincidencia con el del Dr. Tazza) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

 

Telefonía – Cláusulas predispuestas – Ejercicio abusivo – Cláusulas funcionales – Principio de buena fe – Deber de informar – Novación del contrato Las cláusulas abusivas de tipo “funcional”, son las que no surgen como abusivas desde la génesis misma del negocio jurídico sino que se manifiesta como igualitaria en la genética contractual pero deviene abusiva al tiempo de la ejecución (cfr. Lovece, Graciela I. – García Ocio, Alejandro M., ob. cit.). El ejercicio de la facultad otorgada por una cláusula contractual sin comunicar tal circunstancia al consumidor, por la cual comienza a incluirse en su facturación el costo de las llamadas entrantes desde teléfonos públicos, resulta contraria al principio de buena fe que debe imperar a lo largo de toda la ejecución del contrato (art. 1198 C.C.). Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario 63

 

El incumplimiento del deber de informar (art. 4 Ley 24.240) torna abusiva la cláusula que permite modificar el contrato. Si bien la parte predisponente tiene la potestad de modificar las condiciones del contrato en cuanto a las llamadas entrantes realizadas desde teléfonos públicos, la modificación de esta condición esencial del negocio importa la novación del contrato originario. Por tal motivo, para que el nuevo produzca efectos se requiere la manifestación de voluntad del consumidor aceptando las nuevas condiciones contractuales.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia, Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

midor”, Ed. La Ley, Bs. As., 2005, p. 46). El claro texto de la Ley confiere relevancia jurídica a las precisiones formuladas en los avisos publicitarios, por lo que el entorno en el que se realizó la oferta debe considerarse como Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario 61 USO OFICIAL integrante del marco de ejecución del contrato por aplicación del art. 1198 del Código Civil – principio de buena fe-. (del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

Telefonía – Deber de informar – Falta de consentimiento – Facturación El manejo de la información permite un mayor y mejor ejercicio de la libertad, posibilitando al consumidor reflexionar adecuadamente al momento de celebrar el contrato. La falta de comunicación del cambio de política respecto de las llamadas entrantes de teléfonos públicos, y las consecuencias que ello tendría en la facturación, niegan la posibilidad de elegir sobre la continuidad del contrato. No resulta ajustado a derecho imponer al consumidor el costo llamadas facturadas sin haberse informado tal circunstancia, respecto de aquellas realizadas con anterioridad a la fecha en que el usuario se notificó de la contestación de demanda, pues a partir de allí considero ha quedado fehacientemente informado de las nuevas condiciones de contratación.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

 

Telefonía – Contrato de adhesión – Tracto sucesivo – Equilibrio entre los contratantes – Ejercicio abusivo En contrato de adhesión entraña por naturaleza una evidente desigualdad entre las partes. La situación de desventaja en la que se encuentra el consumidor o usuario frente al empresario genera la necesidad de restablecer el equilibrio entre los contratantes. En razón de que el adherente no puede discutir e intentar modificar las cláusulas predispuestas, el juez debe sustituirlo y soslayar con su autoridad jurisdiccional la imposibilidad cuando el predisponente impone un ejercicio abusivo de su poder de decisión, o un irracional o injusto privilegio de su parte. El juez debe buscar el mantenimiento del equilibrio de las prestaciones en toda su dimensión. (CNCom., sala A, en autos “Toscano, Carmen c/ Banco Mercantil Argentino”, 12/04/99). En un contrato de tracto sucesivo, los avances de la ciencia y la tecnología y el incremento de la demanda del servicio (cantidad de usuarios) podrían determinar la necesidad de incorporar nueva tecnología que exija mayores erogaciones que las previstas por la demandada al comienzo de la relación contractual. En tal contexto, el derecho a variar la política respecto de las llamadas entrantes realizadas desde teléfonos públicos, amén de haber sido pactado en el contrato bajo examen (art. 1197 del C.C.), no aparecería como violatorio del derecho vigente. El usuario no cuenta con un derecho adquirido a que sen mantenidas las condiciones originales del contrato. Si nadie tiene un derecho adquirido al mantenimiento de leyes y reglamentaciones (Fallos 268:228; 272:229; 303:1835; 304:1374 y 316:2043; entre muchos otros) menos aun puede adquirir derecho a la conservación del contrato en los términos que fue originalmente redactado cuando ha prestado su consentimiento para que su contraparte lo modifique. No obstante, la eficacia la cláusula respectiva depende de que el ejercicio del derecho o facultad que le otorga a la parte más fuerte de la relación contractual no sea abusivo en relación a las circunstancias del caso.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario

 

Telefonía – Principio protectorio – Oferta publicitaria Es la débil posición en la que se encuentra el consumidor en el mercado la que da lugar al derecho protectorio de los consumidores, y no su nivel de conocimientos. El sistema jurídico que establece la Ley de Defensa del Consumidor fue consagrado con el objeto de operar a favor del consumidor. El legislador ha tomado en cuenta la especial situación de debilidad estructural de los consumidores en sus relaciones con los empresarios y ha dictado normas (Ley 24.240) que actúan sobre la situación de desequilibrio que impera en el ámbito del consumo otorgándole al consumidor una protección más intensa que la dispensada a quienes se encuentran en una mejor posición para negociar. El sistema legal de defensa del consumidor es de orden público (art. 65) y debe aplicarse a toda relación contractual de consumo, sin atender al nivel de instrucción que pudiere tener el consumidor, pues el supuesto de hecho que torna operativa la norma es la especial situación de vulnerabilidad negocial de éste último frente al proveedor o empresario.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

 

Telefonía – Buena fe negocial – Facturación – Deber de informar – Regla favor debitoris La buena fe debe reinar en todos los contratos (art. 1198 del C.C.); en particular en los de adhesión, máxime cuando existe diferencia entre las partes que lo concertan. El art. 42 de la C.N. impone el deber de información respecto de los alcances que brinda la cobertura convenida con la empresa telefónica. El resultado opuesto implica la afectación de la parte débil del contrato, que es objeto de protección. La actividad interpretativa debe priorizar una mayor equivalencia entre las prestaciones. La previsión del art. 1198 del C. Civil por la cual no pueden dejarse de lado lo que las partes “ entendieron o pudieron entender “ , no resulta lógica ni equitativa en orden a la omisión en establecer el pago para las llamadas entrantes efectuadas de teléfonos públicos, sorpresivamente cobradas al usuario. Es contrario al principio de buena fe que se lleve a cabo una facturación diferente a cargo de quien no firmó ni convino el aspecto técnico respectivo. El comportamiento omisivo de la empresa telefónica, al no informar respecto de las condiciones ajenas a lo firmado con el cliente, constituye una infracción al art. 4 de la ley de defensa del consumidor. Resulta abusiva la conducta por la cual se lleva a cabo un cobro compulsivo, no convenido, ni autorizado por el cliente.(del voto del Dr. Ferro en coincidencia con el del Dr. Tazza) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

 

Telefonía – Cláusulas predispuestas – Ejercicio abusivo – Cláusulas funcionales – Principio de buena fe – Deber de informar – Novación del contrato Las cláusulas abusivas de tipo “funcional”, son las que no surgen como abusivas desde la génesis misma del negocio jurídico sino que se manifiesta como igualitaria en la genética contractual pero deviene abusiva al tiempo de la ejecución (cfr. Lovece, Graciela I. – García Ocio, Alejandro M., ob. cit.). El ejercicio de la facultad otorgada por una cláusula contractual sin comunicar tal circunstancia al consumidor, por la cual comienza a incluirse en su facturación el costo de las llamadas entrantes desde teléfonos públicos, resulta contraria al principio de buena fe que debe imperar a lo largo de toda la ejecución del contrato (art. 1198 C.C.). Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario 63

 

El incumplimiento del deber de informar (art. 4 Ley 24.240) torna abusiva la cláusula que permite modificar el contrato. Si bien la parte predisponente tiene la potestad de modificar las condiciones del contrato en cuanto a las llamadas entrantes realizadas desde teléfonos públicos, la modificación de esta condición esencial del negocio importa la novación del contrato originario. Por tal motivo, para que el nuevo produzca efectos se requiere la manifestación de voluntad del consumidor aceptando las nuevas condiciones contractuales.(del voto del Dr. Tazza, coincidencia, Dr. Ferro) Expte.: 8907; “MARCEILLAC, JUAN IGNACIO C/ TELEFÓNICA COMUNICACIONES PERSONALES S.A. S/SUMARIO (LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR)” Registro: 12.111 – 10 /04/06 Dres.: Tazza – Ferro Procedencia: Juz. Fed.4, Sec.3, MdP

Sobre Mario Vadillo

Revisa También

La Cámara Comercial ordenó la sustitución de un Audi A4 0Km. por aplicación del Régimen de Defensa del Consumidor

La Sala F de la Cámara Comercial de la Capital Federal confirmó sustancialmente un ejemplar …