Inicio / Educación al consumidor / Reglas de etiqueta…para el teléfono

Reglas de etiqueta…para el teléfono

El uso y abuso del celular ha desembocado en un puñado de normas no escritas de comportamiento social. Aquí, algunas de ellas

Todo parece indicar que la etiqueta y el desarrollo en materia de telecomunicaciones tienen una relación inversa. A medida que se elevan el uso y la penetración de la telefonía móvil, parecería que decrece el sentido común de los absortos usuarios de los dispositivos que resumen su actividad diaria a la pantalla del aparato celular.

Según un estudio de la compañía Cisco, en América latina tendremos un crecimiento, del 2011 al 2016, del 78 por ciento en la cantidad de equipos móviles que usan Internet, es decir que en cinco años habrá 18 veces más aparatos activos en la región.

El cálculo de esta empresa es que en 4 años habrá más de 10.000 millones de dispositivos (celulares, tabletas, portátiles, etcétera) funcionales en todo el planeta, cuando la población mundial será de unas 7300 millones de personas.

Según la consultora Carrier y Asociados (www.carrieryasoc.com), en la Argentina hay 57 millones de líneas en servicio, de las cuales aproximadamente 10 millones utilizan Internet. De acuerdo con lo que consigna el blog Comentarios, de la misma consultora, en el primer trimestre de 2012 el 83% de los equipos despachados al mercado poseen la característica de incluir aplicaciones que consumen datos.

Dicha población de usuarios es fácilmente detectable: cabeza agachada, manos juntas, silencio absoluto (alguna sonrisa esporádica) y completo aislamiento de la realidad de su entorno.

Los más enviciados ni siquiera reparan en entender que varias de sus prácticas, asociadas en un alto porcentaje al trabajo y otro tanto al ocio, desesperan al resto de la sociedad, familia, amigos y compañeros laborales, debido a la no práctica de normas mínimas de etiqueta a la hora de usar sus equipos móviles.

«El nivel de desfachatez ha llegado a que exista gente que deje esperando al cajero en un supermercado mientras habla o escribe en su móvil, ante la desesperación de las demás personas que desean pagar», dice Christina DesMarais, bloguera de la revista internacional PC World.

A continuación, una mirada de otras de esas actitudes y situaciones molestas que, por la desatención, hacen que los usuarios fanáticos de la movilidad pasen por groseros.

12 CLAVES PARA TENER EN CUENTA

Mensajes al de al lado

Textear a alguien que se tiene a pocos pasos de distancia es de mala educación, por muy cómodo que sea. Eso sin contar con el beneficio del ejercicio y de la socialización.

El ente andante

Usar el móvil mientras está en una cena o camina en compañía de alguien es algo muy molesto y da una mala impresión; además, es riesgoso (caídas y tropezones).

Pida permiso

Publicar algo que se dice en una reunión privada o una foto donde aparecen terceros son hechos que pueden molestar a sus contertulios. Es mejor evitar el abuso.

El malo de la película

No apagar (o silenciar) el celular en el cine es grosero. Contestar es el colmo. Nunca existirá nada peor visto que esta mala costumbre de los enviciados de la tecnología.

No mande a callar

Hay quienes no se contentan con contestar en plena reunión su celular, sin excusarse ni salir, sino que además piden con gesto grosero a su interlocutor que haga silencio.

No todo es juego

Dedicarse a jugar con el teléfono durante una reunión, fingiendo atención, es una falta de respeto. Pasará vergüenza por el reclamo, justo, de sus interlocutores.

La regla del volante

No es tanto por lo mal visto, sino por lo inseguro para usted, sus acompañantes y los peatones, escribir o marcar números mientras maneja.

Su música es suya

Escuchar canciones a todo volumen por altavoz (o una llamada) es una acción de muy mal gusto. Los audífonos son un accesorio vital para los melómanos móviles.

Es móvil, llévelo

Si va a dejar su celular en el puesto de trabajo, mesa de noche, etcétera, procure activar el modo de silencio. Se lo agradecerán infinitamente sus colegas, vecinos y familiares.

El baño

Usar el celular mientras se está en el baño es malo para la salud. ¿Qué pensará de usted su cliente, jefe, etcétera, si descubre desde dónde le está contestando? Es fácil darse cuenta de ello.

El timbre lo delata

Cuide la melodía que escoge. Ella hablará de usted en los momentos más inoportunos. Una canción popular, chistes e incluso groserías lo harán sonrojar ante su audiencia.

Dormir en paz

Respete a su pareja y familia desactivando todas las alertas (sonidos y vibración) en horas de la noche. Nada más feo que el sonido de un mensaje, correo o chat a las 3 de la mañana.

LA IRRUPCION DE LA INTELIGENCIA

Lo que en principio fue apenas un teléfono, con la función que ello conllevaba, es decir, comunicarse vía voz con otra persona, fue mutando de manera vertiginosa hasta llegar a lo que hoy se conoce como teléfono inteligente. Fue a principios de la década del 90 cuando comenzó a utilizarse el SMS (Short Message Service), el servicio de mensajes de texto que fue creciendo de manera considerable por tratarse de una manera de comunicarse más económica.

Pero fue Internet la que cambió radicalmente el uso del teléfono, primero con la navegación sin cargo (Wi-Fi) y luego con la conexión 3G y 4G. Con el desembarco de las redes sociales, además de profundizarse la tendencia a la comunicación no verbal, los teléfonos debieron recurrir nuevamente a contar con teclado completo.

En los últimos tiempos, la tendencia al chat cobró vigor con la irrupción de WhatsApp, un software multiplataforma de mensajería instantánea.

Ello llevó a que los mismos fabricantes y operadores desarrollen sus propios sistemas, como el caso de Samsung con ChatON que permite el chat entre celulares y también computadoras, intercambio de archivos y la organización de grupos de charla.

Estos teléfonos inteligentes de hoy incorporaron como algo natural equipos que poseen cámaras fotográficas de altísima resolución, y también sofisticados reproductores de música y video. Las aplicaciones son uno de los fenómenos más recientes: existen unas 450.000 en Android Market para descargar. Android es el principal sistema operativo mundial. En 2011, el 57% de los smartphones de la Argentina fueron Android.

Fuente: Samsung

LOS USOS MAS POPULARES DE LOS EQUIPOS CON DATOS

14% e-mails

Utiliza los teléfonos para chequear el correo

21,6% navegación web

Tiene a la navegación por Internet como actividad principal

31, 8% redes sociales

Elige interactuar desde su teléfono

Fuente: Claro.

 

Por José Carlos García R.  | El Tiempo / GDA

 

24/6/12 Fuente: La Nación

Sobre

Revisa También

Inquilinos: qué tener en cuenta?