Inicio / Transporte público Autopistas Autos / La línea 92 se llevaría la peor parte en las demandas por la tragedia

La línea 92 se llevaría la peor parte en las demandas por la tragedia

20110922-111918.jpg

La tragedia de Flores, con sus once muertos y 228 heridos, abrirá inevitablemente un escenario complejo y de final incierto en la Justicia Civil, donde se tramitarán una segura avalancha de demandas de las víctimas fatales y de sus herederos.

El derecho no es una ciencia exacta y es perfectamente posible que haya sentencias contradictorias. Destacados especialistas en Derecho Civil consultados por este diario no se pusieron de acuerdo en cuestiones como el costo que tendrían que afrontar los Estados de la Nación y la Ciudad y si es necesario que la Justicia Penal establezca las responsabilidades antes de que la Justicia Civil fije las indemnizaciones.

Atilio Alterini, ex decano de la Facultad de Derecho de la UBA y profesor titular de varias universidades opinó: “Las condenas más importantes, por la negligencia del chofer al cruzar el paso a nivel, deberían caer sobre la empresa de colectivos , que probablemente no pueda soportar el peso de las obligaciones y vaya a la quiebra. Y le advierto una cosa: ni a la línea de colectivos ni a su compañía de seguros le conviene dilatar demasiado, porque hoy la Justicia Civil está aplicando la tasa positiva, que es la que cobran los bancos por los préstamos, para fijar los intereses desde el día del hecho hasta el día del pago”.

En la responsabilidad civil hay dos conceptos principales, que son los del daño emergente y el daño moral . El primero, en un caso como éste, debe cubrir la riqueza que una persona que murió en el accidente ya no podría producir en el resto de su vida. El segundo, hace referencia al sufrimiento de los familiares.

Alterini explicó que en la tragedia de Flores también se aplica la indemnización derivada del derecho del consumidor : “Tanto los pasajeros del colectivo como los del tren estaban utilizando un servicio y la ley permite fijar una indemnización que tendría una función ejemplarizadora, para las demás empresas de transporte. No tiene un monto preciso así que depende de cada juez”.
Alberto Spota (h) hizo hincapié en la responsabilidad estatal: “No se rige por los principios del derecho civil, sino del administrativo. Y aquí el Estado sin duda es responsable porque los hechos demuestran que incumplió su obligación de ejercer el poder de policía, sobre las condiciones de seguridad del transporte”. En cuanto a los posibles montos, prefirió ser cauto: “Puede haber cifras relevantes e insignificantes. Depende de cada caso y de cada juez”.

El accidente ocurrió el martes a las 6.23 de la mañana, cuando el interno 52 de la línea 92 cruzó con la barrera a 45 grados, según muestran las imágenes de las cámaras de seguridad. Ese es un punto de polémica porque algunos sostienen que eso indica que la barrera estaba cerrada, y otros que funcionaba mal.

Para Santos Enrique Cifuentes, “lo que resuelva la Justicia Penal, en cuanto a las responsabilidades, no es vinculante pero sí importante para establecer quiénes tienen que pagar las indemnizaciones”.

¿Cuáles serán los montos? “La Justicia ha ido fijando a través de la jurisprudencia distintas pautas para el valor vida y para la incapacidad. Para un hijo que pierde un padre, por ejemplo, se ha establecido unos 40.000 pesos en concepto de daño moral. De todos modos, cada caso puede cambiar”.

22/9/11 Fuente: Clarín

Sobre

Revisa También

Aplicación de la ley de Defensa del Consumidor al transporte aéreo de pasajeros

Introducción El amplio desarrollo del derecho del consumidor en los últimos años, y especialmente el …